CARGANDO

Escribe para buscar

Local Sucesos

Seis detenidos, la mitad menores, por una riña que acabó con pedradas contra la Policía

Compartir

Firma: PST

La riña tumultuaria empezó en las inmediaciones del Mercado Central y siguió, tras una huida de la Policía, en el interior de un solar abandonado que estaba cerrado con candado, cuya puerta tuvieron que abrir los Bomberos

La Policía Nacional ha detenido a seis personas, la mitad de ellas menores de edad, por un supuesto delito de riña tumultuaria en plena madrugada que terminó con sus protagonistas encerrados en un solar abandonado y con un apedreamiento contra los agentes que lograron acceder con la ayuda de los Bomberos. En una nota de prensa, la Jefatura Superior de Policía de Melilla ha informado de que los hechos ocurrieron en la madrugada del sábado, a las 05:30 horas, cuando la Sala del 091 recibió varias llamadas de los vecinos de la Calle Lope de Vega y adyacentes, próximas al Mercado Central, alertando de una pelea.

En concreto, afirmaban que había seis jóvenes que se estaban peleando entre ellos con palos y otros objetos contundentes, dando voces, dañando vehículos aparcados, puertas de comercios y mobiliario público, y creando un gran alboroto en la vía pública.
A los pocos minutos se personaron en el lugar dos dotaciones policiales del Grupo de Atención al Ciudadano (GAC), momento en el que estas personas dejaron de pelearse y huyeron, escalando un muro y refugiándose en el interior de un solar abandonado.
La puerta estaba cerrada por fuera con un candado, por lo que fue necesaria la intervención de los Bomberos, que se personaron enseguida y abrieron la puerta.
Los agentes fueron recibidos “por un aluvión de piedras”, por lo que tuvieron que entrar haciendo uso de los escudos policiales reglamentarios.
Una vez en el interior, observaron cómo aún continuaba la pelea entre ellos, que estaban acometiéndose con barras y piedras, de modo que los agentes les separaron y todos ellos fueron detenidos por un delito de riña tumultuaria.
Los seis detenidos son todos de nacionalidad marroquí, tres de ellos son adultos, de 22, 25 y 30 años, y los otros, menores de edad, dos de 15 años y uno de 16, el cual tuvo que ser trasladado al Servicio de Urgencias del Hospital Comarcal por las heridas que presentaba, aunque fue dado de alta en esa misma mañana.
Los tres menores fueron puestos en libertad con cargos ese mismo día y los tres adultos pasaron a disposición judicial en la mañana del domingo.

Etiquetas:

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *