Escribe para buscar

Local

Segundo día de restricciones de agua en Melilla y apagones de luz en la Asamblea por el temporal

Compartir
Arreglando la luz

La desaladora seguía ayer sin funcionar al 100 %, lo que impedía que los depósitos se pudieran llenar para garantizar el suministro.- Mohatar justificó la necesidad de cortar el agua por el desfase de más de 500 litros entre producción y consumo

Melilla continuó ayer sufriendo incidencias en el suministro de agua, que volvió a ser cortado a partir de las 20.30 horas porque los operarios continuaban ayer trabajando para resolver la avería de la planta desaladora debido al temporal, así como en el suministro de energía eléctrica en el Palacio de la Asamblea por las fuertes lluvias caídas el pasado miércoles. A preguntas de los periodistas, el consejero de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Hassan Mohatar, confiaba por la mañana en que no fuera necesario cortar el agua, algo que finalmente no fue posible cuando se anunció, a última hora de la tarde, que habría que mantener dicha medida.

 Justificó la necesidad de adoptarla por el desfase de más de 500 litros por hora que había entre el consumo de la ciudad, que es de 1.750 metros cúbicos a la hora, y el aporte de 1.100 metros cúbicos agua entre los pozos averiados y la desaladora, que sufre problemas en una de sus líneas.

Eso impide que los depósitos generales se llenen y obliga a restringir el suministro, según el consejero, que confiaba en que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, responsable de la desaladora, consiga recuperar cuanto antes las dos líneas de esta planta, que ayer estaba funcionando al 66 %.
Para evitar las restricciones en el suministro, dijo que los depósitos deben estar en un mínimo del 85 %, pero ayer por la mañana su capacidad se encontraba al 70 %.
Asimismo, insistió en que estos problemas ocurren cada vez que hay temporal de levante, porque la suciedad obstruye los filtros de las bombas y eso obliga a limpiarlos, volver a colocarlos y arrancar la desaladora.

Luz en la Asamblea
Por su parte, el consejero de Infraestructuras, Urbanismo y Deportes, Rachid Bussian, informó de que las lluvias del pasado miércoles han provocado numerosas incidencias en las conexiones de alumbrado público, que han podido ser resueltas ya, a excepción del centro de transformación del centro, que está afectando al Palacio de la Asamblea.
Ello estaba impidiendo ayer por la mañana que los ciudadanos pudieran hacer sus trámites con normalidad, algo por lo que el consejero se disculpó señalando que se trata de “causas sobrevenidas” y que se está intentando solventar con una solución provisional antes de que el lunes o el martes se le pueda dar otra definitiva, restableciendo el servicio “con todas las garantías posibles”.
Las interrupciones en el suministro eléctrico en la Asamblea a punto estuvieron de afectar a la celebración del Pleno de Control al Gobierno. Los portavoces de los grupos debatieron brevemente si dejar la sesión para otro día después de que se hubieran producido dos apagones antes de que empezara, pero finalmente se descartó y se pudo desarrollar sin incidencias.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *