Escribe para buscar

Anuncio 360x180 CARREFOUR
Educación

SATE se muestra muy crítico con el inicio escolar en Melilla: “No se respeta la distancia de 1,20 m entre alumnos exigida” por Sanidad

Compartir
Imagen de un aula

El sindicato dice que la ratio en la ciudad incumple la ley y por ello pide la inmediata construcción de aulas modulares, que se usen otros espacios actualmente disponibles y se contrate a 50 profesores más

Anuncio 380x380 CARREFOUR

El Sindicato Autónomo de Trabajadores de la Enseñanza en Melilla se ha mostro muy crítico con la Dirección Provincial del Ministerio de Educación por haber arrancado el curso escolar con las actuales condiciones, tras asegurar hay muchas aulas que están al margen de la ley al tener a más de 25 alumnos, lo que le hace afirmar que en la mayoría de los colegios e institutos no se podrá respetar la distancia de 1,2 metros entre pupitres. Para solventar esta situación, la organización sindical pide la inmediata construcción de aulas modulares, que se usen otros espacios actualmente disponibles y se contrate a 50 profesores más. En el caso de Infantil, dice que es más preocupante porque los menores de 6 años están sin vacunar y no llevan mascarillas.

SATE-STEs ha denunciado que son numerosas “las aulas de Infantil y Primaria –no digamos ESO o Bachillerato- que albergan 29, 30 y más alumnos” y recuerda que “todas las aulas que superan los 25 alumnos están al margen de la ley”.
Asimismo, ha avisado que siguen llegando alumnos a los centros: el pasado martes se envió una lista para escolarizar a 160 nuevos alumnos, y todo apunta a que no será la última. De igual modo, ha apuntado que la escolarización de los niños del CETI “no se ha dotado de los recursos humanos y materiales necesarios y no se ha realizado en el centro sostenido con fondos públicos más cercano”.

Sin distancia
En este sentido, ha aseverado que en las aulas de la ciudad “no se respeta la distancia de seguridad de 1,20 m entre alumnos exigida por Sanidad”. Ha explicado que las dimensiones de las aulas y el número de alumnos que acogen “lo hace absolutamente imposible en la práctica totalidad de las aulas. Y estas circunstancias son perfectamente conocidas tanto por Sanidad como por el Ministerio”.
Por ello, ha recalcado que “estas cifras de alumnos no garantizan la seguridad de los docentes, con particular gravedad en el caso de educación infantil, cuyo alumnado no ha recibido la vacuna y no portan mascarilla, lo que supone un grave riesgo añadido”.
SATE ha subrayado que habiendo límite del 50% de aforo para la restauración, con un máximo de 6 comensales por mesa en el interior con distancia de seguridad, “la comunidad educativa no logra entender que se permita desayunar a la vez a 25 alumnos -en el mejor de los casos- dentro del aula con aforo de hasta el 120% y sin distancia de seguridad”.
En su comunicado de prensa, ha puesto de manifiesto que Melilla necesita 50 docentes más para equiparar la ratio docente alumno con la media del estado. “El aumento de 170 docentes, que acogemos y reconocemos con agrado, resulta insuficiente dadas las cifras extremas de las que partíamos” ha matizado.
También ha dicho que el Ministerio ha perdido otro año para implementar medidas que conduzcan realmente a una disminución de la ratio “si no hasta los niveles deseables por las características de nuestro alumnado y el alto fracaso escolar, al menos hasta niveles legales”. Al respecto, ha añadido que “los desdobles de algunas unidades, además de ser insuficientes, constituyen un grave detraimiento de otros espacios necesarios para la educación, circunscribiéndola a la mera presencia en el aula”.
Para el sindicato “la ceguera economicista del Ministerio le ha impedido aprender la gran lección del curso pasado: la reducción de la ratio mejora el clima de las aulas, la convivencia y, sobre todo, el rendimiento del alumnado, de la mano de una atención más personalizada”.

Reclamaciones
Por todo ello, SATE-STEs ha reclama que se apruebe de inmediato la construcción de aulas modulares en espacios de los que la ciudad dispone para reducir la ratio en todas las aulas el próximo curso. También que mientras tanto, se utilicen otros espacios actualmente disponibles y se implementen los desdobles necesarios de los centros para reducir la ratio este mismo curso, para que sean legales y dejen de constituir un riesgo para docentes  ajustándose a las recomendaciones sanitarias. Y, por último, que se contrate al profesorado necesario para atender estos desdobles y espacios.
Para terminar su nota de prensa, SATE-STEs ha lanzado tres preguntas sin respuesta de momento: 1) ¿Cuándo dejará el Ministerio de hacerse trampas al solitario y dejará de incumplir la ley y las normas –las generales, como la ratio, y las coyunturales, como las derivadas de la pandemia- que él mismo se impone y nos impone y actuará conforme a la normativa vigente?; 2) ¿Cuándo se aplicará el Ministerio las exigencias de previsión que nos exige a los docentes y tomará medidas con tiempo para garantizar una educación de calidad, el verdadero derecho a la educación, y no la mera estabulación de niños y niñas en las aulas? y 3)  ¿Acaso es necesario que los docentes de la ciudad nos echemos a la calle para reclamar lo que por derecho y ley nos corresponde?

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *