Recordando a los hebreos en el diario “El Telegrama del Rif”

1904-1935 XII

… Tenéis muchas pequeñas Sociedades o Hebroth y no habéis sabido fundar ni una sola, grande y poderosa, con fines benéficos, culturales, nacionales y de solidaridad mutua. Por todas partes reina el desorden, la desunión, los antagonismos y las pequeñas rencillas. Permanecéis fríos e indiferentes ante los grandes movimientos de reivindicación nacional que agitan las masas hebreas del mundo entero.

El judaísmo mogrebino, no se ha hecho representar nunca ni en los grandes Congresos sionistas ni en las magnas asambleas mundiales, que con frecuencia se celebran para tratar sobre problemas de máxima trascendencia para nuestra subsistencia, como pueblo inmortal a quien el Eterno escogió para servir de faro a los demás pueblos. (Unetafija le-orgoyim).

¿Y sabéis, hermanos, la causa radical de tan deplorable estado de cosas?

Pues no es otra que la falta de organización; porque en el fondo poseéis las mismas virtudes que los demás hermanos nuestros.

Para salir de una vez de tan anárquica situación, me permití proponeros un plan, cuya realización no ofrece dificultad alguna, si hay buena voluntad, perseverancia y un adarme de espíritu de sacrificio. (1) Del opúsculo “Sombras del pasado” Dr. A.A. Perl

28-10-1923. Algunos consejos a mis hermanos los hebreos de la zona española. II. El primer acto que habéis de realizar, sin tardanzas ni titubeos, es la celebración, en Tetuán, de una Asamblea, en la que han de tomar parte representaciones, debidamente acreditadas, de las siete comunidades de la zona, o sean Tetuán, Melilla, Larache, Arcila, Ceuta y Xauen.

En esta reunión se discutirá, en primer lugar, y se tomarán acuerdos, sobre los tres temas principales que son:

Primero. Reorganización de los Rabinos.

Segundo. Organización de los Consejos Comunales; y

Tercero. Reorganización de la enseñanza pública y del régimen escolar.

Como base para los debates y deliberaciones, os presentaré tres proyectos escritos y detallados, que son frutos de atentos estudios realizados en los países donde nuestros hermanos están mejor organizados y dirigidos.

Una vez aprobados los tres proyectos capitales, se procederá al estudio de otros asuntos, que, aunque de importancia secundaria, afectan en algo a la vida religiosa y social de las Comunidades. El acto final de la Asamblea, tendrá que ser la creación de la “Federación de las Comunidades de la zona española” (Ayudath ha-Kebiloth), que se regirá por estatutos que yo me brindo a confeccionar.

Asistirá a la Asamblea el jefe del Tribunal Rabínico de Tetuán, para cuidar y vigilar por que todos los proyectos que se aprueben estén sujetos al sagrado dogma, e inspirados en los más puros principios religiosos.

El Gobierno protector aprobará y sancionará gustoso los acuerdos de la Asamblea y os prestará su valiosísimos apoyo moral y material para poderlos llevar a la práctica. No lo dudéis. Vuestra representación, unida y exclusiva, la deben asumir los Consejos comunales. Estos serán vuestros genuinos y legítimos mandatarios en todas partes. La justicia no se mendiga; se reclama.

Israel ya no está tan huérfano y desamparado como en otros tiempos. Cerca de la Sociedad de Naciones, tenemos una delegación judía, permanente, integrada por personalidades de gran relieve en el mundo diplomático, cuya misión es velar por el estricto cumplimiento de los tratados en los que afecta a los judíos y defender sus derechos y libertades en todas partes.

Vuestra Federación o Mancomunidad, ha de tener en Madrid su representación; y nadie más llamado a formarla que el esclarecido académico e insigne israelófilo, doctor don Ángel Pulido Fernández; el no menos ilustre académico don Ignacio Bauer y Ladauer, y el renombrado polígrafo y benemérito filosemita D. Manuel L. Ortega.

He aquí, en pocas palabras, el primer paso hacia vuestra completa emancipación espiritual. Lo demás, o sea los asuntos de detalle, lo resolverán los Consejos comunales, en unión con los Rabinos. Hacedlos así, amados hermanos. Aprended tan patriótica labor con el corazón puesto muy en alto y con la mirada fija hacia Oriente, hacia la santa Sión, que llena de maternal amor, nos tiende sus brazos y nos llama a su seno.

Hacedlo así, hermanos, para que seáis dignos de ser hijos del pueblo ilustre a quien Dios escogió para ser depositario de su santísima ley y propagador de la Verdad Revelada. (1) Del opúsculo “Sombras del pasado” Dr. A.A. Perl

1924

08-05-1924. Comunidad israelita. En junta general celebrada por esta Asociación benéfica el pasado día 28, fue elegida por unanimidad la siguiente junta directiva: Presidente, don Yamín A. Benarroch; vicepresidente, don José J. Cohen; tesorero, don Yamín M. Chocrón; secretario, don José Benarroch Benarroch; vicesecretario, D. Abraham J. Serfaty.

Vocales: don Abraham Benatar, don Jacob M. Hassan, don Isaac A. Levy, don Isaac Siesú, don Moisés S. Cohen, don Yudah M. Chocrón, don José L. Chocrón, don Jaime Aupay, don Manuel V. Israel y don Ezer A. Benaim.

13-09-1924. Una plaza de profesora de español en la Escuela de Alianza Israelita. Hallándose vacante la plaza de profesora de español en la Escuela de Alianza Israelita de esta ciudad, dotada con el haber anual de 2.400 pesetas más otra 2.400 en concepto de gratificación que señala a dicha plaza el vigente presupuesto de la zona, se anuncia su provisión por concurso con arreglo a las siguientes bases:

Primera. Ser español. Segunda. Tener más de dieciocho años de edad y menos de treinta y cinco. Tercera. Ser de buena conducta y costumbres, lo que se justificará por certificados expedidos por las autoridades competentes. Cuarta. No tener antecedentes penales. Quinta. Estar en posesión del título nacional de maestra superior, lo que acreditarán con la presentación del mismo. Sexta. La solicitante acompañará a su instancia los documentos que justifiquen sus condiciones o méritos. Séptima.

Las instancias serán dirigidas al Excmo. Sr. Alto Comisario de España en Marruecos y podrán presentarse en el Registro general de la Dirección de la Dirección de los Servicios de Intervención civil y Asuntos generales, dentro del plazo de un mes, a partir de la publicación de este anuncio en el “Boletín Oficial de la Zona de Protectorado Español de Marruecos”.

1925

12-10-1925. La Pascua grande de la Comunidad Israelita. El pueblo de Israel, celebra mañana, la mayor de sus fiestas, el Kippur. Es el día del perdón, del olvido de las ofensas, de las reconciliaciones y de la purificación. Los tibios, que no observan otras festividades la guardan escrupulosamente; el ayuno del ritual, que comienza hoy a las siete hasta igual hora de mañana lunes, es absoluto y más rígido que el del Ramadán de los musulmanes.

Permanecerán mañana cerrados los comercios hebreos y por perentorios y urgentes que sean sus negocios, ninguno los atenderá, prefiriendo sufrir las consecuencias, a la infracción de la ley religiosa. El viernes próximo es la pascua de la Cabaña, que dura tres días El resto de la semana abrirán los establecimientos gran parte del día. La tradición impone efectuar esa semana las comidas, bajo cabañas que construyen en azoteas y patios. Reciba la comunidad Israelita, nuestra felicitación

1926

28-03-1926. Temas de Protectorado. La Alianza Israelita en Marruecos. La reciente visita de Mr. Bigait, secretario de la Alianza Israelita, a las escuelas que dicha Alianza sostiene en Marruecos, presta nuevamente actualidad al punto de vista español en tan interesante asunto.

Como se sabe la finalidad de la Asociación es “trabajar en todas partes por la emancipación y progreso moral de los israelitas, prestando su apoyo eficaz a aquellos que sufren por su condición de tales”. Tal fue el acuerdo tomado en París el año 1860. Uno de los medios principales para conseguir este fin, era la multiplicación de escuelas. En 1861 se creó en París la Escuela Normal de Auteit con el fin de preparar los maestros con destino a ellas. Estos maestros estaban educados en Francia y habían de enseñar en francés y con material de enseñanza francés también a los israelitas esparcidos por el mundo. Se deduce de aquí la gran influencia de la nación vecina había de alcanzar desde el primer momento sobre los israelitas.

Inglaterra se dio rápidamente cuenta de ello y con pretexto del quebranto sufrido por Francia en la guerra de 1870-71 creó la Anglo Yewish Asociatión que, era en definitiva, la sección inglesa de la Alianza israelita y que tenía como misión desarrollar la finalidad de la Asociación entre los israelitas residentes en las colonias o protectorados ingleses. Para España el problema quedaba bien planteado desde el primer momento: existiendo un gran número de israelitas españoles dispersos por el mundo que hablan nuestro idioma y guardan hondo cariño a nuestra Patria; se corría el peligro de ir perdiendo poco a poco esos lazos espirituales por la influencia que adquirirían las escuelas israelitas, francesas e inglesas.

Al ejercer Francia y España su acción protectora en Marruecos aún adquirió el problema caracteres más diáfanos ya que España tiene en su zona gran cantidad de hebreos españoles que van a las escuelas y a los que se les exige que aprendan el inglés y muy particularmente la historia y la literatura de la nación vecina, asimilándose así su cultura y sufriendo una desnaturalización bien marcada. Las palabras de Mr. Bigait han sido concretas y precisas. “En fin, no está lejano el día en que en todas partes, en Marruecos, en todo el país del Islam donde hayan israelitas habrá también una escuela lo mismo en la población más importante que en las más pequeñas, donde se enseñará el francés, se aprenderá a conocer a Francia, se inculcarán a los jóvenes espíritus las ideas nuevas, etc.” ¿Hasta qué punto conviene a España perder la influencia sobre estos valiosos elementos en relación con nuestro Protectorado? Y llevando el problema más lejos aún y a la vista del momento español en América y de la gran participación que los hebreos toman en el actual comercio americano ¿conviene a España que en otros pueblos aprovechen en su propio beneficio esta juventud hebrea apta para toda relación comercial en el fondo, por unos españoles más que pueden contribuir al engrandecimiento patrio? Claro está que estas interrogantes plantean en toda su integridad el problema de España en relación con los hebreos de origen español.

Circunscribiéndolo a Marruecos y teniendo en cuenta que se trata en estos momentos de llevar por cauces más firmes nuestra actuación, resalta todo el interés de abordar decididamente el problema de la educación de los israelitas españoles que residen en nuestra zona de Protectorado u aún de todos aquellos que viven esparcidos por el mundo y en cuyos hogares se habla el castellano y se bendice a diario a España. 25-3-1926 Vial de MORLA.

09-12-1926. Los hebreos han pedido que en Bani Itef se nombre un jalifa europeo. La ocultación de armamentos. Una petición de los hebreos de Beni Itef. La Mehaznía de las Intervenciones continúa efectuando detenidos reconocimientos por todos los aduares sometidos, para evitar la ocultación de armamentos…

En la cábila de Beni Urriaguel, se han recogido estos últimos días, varios fusiles de distintas marcas y gran número de cartuchos. Los hebreos residentes en la cábila de Beni Itef, han manifestado al interventor de dicha cábila, sus deseos de que el Majzen nombre un jalifa israelita, para que entienda en sus asuntos.

1927

24-04-1927. Suicidio de un modesto comerciante israelita. En una casa de la carretera del Zoco el Hach de Beni Sicar, apareció ayer, fuertemente sujeto al cuello con una cuerda que pendía de la techumbre, el modesto comerciante israelita José Akrich Benarroch. Desde hace varios días, el suicida, pues de un suicidio se trata, había dejado de frecuentar algunos lugares de la población y viviendas de amigos que de ordinario visitaba. Extrañado del proceder de Akrich un íntimo amigo Mardoché Cañizo se hallaba la noche anterior en la casa de un vecino, viendo con sorpresa que la puerta se hallaba cerrada. Temeroso de que algo grave le hubiera sucedido, llamó repetidas veces con negativo resultado. Un tanto alarmado, Mardoché se presentó ayer en la Jefatura de Policía comunicando sus temores al señor Nogueira.

El Jefe de Policía se apresuró a poner lo sucedido en conocimiento del juez de Instrucción accidental, don Ramón María Pérez Accino, el cual acompañado del secretario señor Laguna, oficial habilitado señor García Vallejo, inspector de Policía señor, Lalana y agentes señores Luna, Gilabert y Salazar, se trasladó a la casa de referencia que, como había dicho Mardoché, se encontraba cerrada.

Por orden del Juzgado se procedió a violentar la cerradura. En el interior de la vivienda, apareció el inanimado cuerpo de Akrich que como decimos, tenía atada al cuello una cuerda sujeta a una viga del techo.

El señor Pérez Accino se incautó de una carta del suicida en la que éste decía que adoptaba tan extrema resolución por no poder soportar la vida a causa de un padecimiento crónico. José Akrich tenía 38 años y carecía aquí de familia. Su madre y una hermana residen en Orán. El cadáver fue trasladado al depósito judicial del cementerio, donde hoy le será practicada la autopsia.

03-07-1927. La nueva directiva de la Comunidad israelita. En la reunión celebrada en la sinagoga de don Isaac Benarroch, establecida en la calle del General Marina, ha sido elegida la siguiente junta directiva de la Comunidad Israelita:

Presidente, don Yamín A. Benarroch; vicepresidente, D. José S. Salama; secretario, don Jacob S. Salama; vicesecretario, don Abraham Serfaty; tesorero, don Samuel Levy. Vocales.- 1º don David S. Melul; 2º don Jacobo Hassan; 3º don Jaime Auday; 4º don Moisés V. Israel; 5º don José J. Benarroch; 6º don Isaac Messod Levy; 7º don Salomón José Cohen; 8º don Setob Isaac Levy; 9º don José Salama B; y 10º don Moisés Morely.

El señor Benarroch ha sido reelegido Presidente por gran mayoría de votos.

20-10-1927. El español entre los sefarditas. En Monastir, 3.000 judíos conservan todavía en la actualidad, el castellano. Publicamos a continuación algunos curiosos ejemplos del viejo español que guarda mucha pureza y semejanza del gallego y del dialecto asturiano. Hay que añadir que estos judíos conservan bastantes costumbres españolas y tienen un verdadero orgullo en descender de nuestra raza, considerándose más bien españoles que naturales del país en que residen.

Algunas adivinanzas. “Une cose muy maraviyose; doz mil tres mil capa cuti”. La respuesta a esta adivinanza es “La mangrane” (La granada).

“Cantaricus abucadus, no si viertín”. La respuesta es: “Lus vicus di la vaque” (las ubres de la vaca).

“Di la montañe Abasu lu eches no se arrompi”. Respuesta:”el papel”.

“La nochi si iscondi il die aparesi”. La respuesta: el Sol.

Algún proverbio. “Al ladu di lu secu si queme lu verdi”. “Un culevru pari; no la queri ver murir”. Quen bien si queri un pocu lugar cavi”. “Quen bien si queri in pocu lugar cavi”. “Mayor pan sec cun amor y gayines cun dulor”.

He aquí un diálogo

Un die istaban caminandu don ombris II unu il diu al oytu:

Yo se muy bueno arrubar.

Il utru li arrispundio:

-Yo li puedu arrubar la misirke (el pavo) d’esti kasalinu.

Il utru li dizi:

– Comu si la vaz a arrubar

– Cun maiestrie.

Y he aquí por fin un romance

“Abularon tres palombes

pur ir palazin dil rey

apusaron in un castiyu

castiyu de óro es

Ni tinien que cumer

Di dientra di aquel palasiu

Hay una moze zarig

Fo la dará il rey Padri

Ni pur oru ni pur aver

Sino si la mite al gugu

A la lus dadus y algedré

10-11-1927. Propaganda antiespañola entre los hebreos. El rabino J. Hanoune, ha dado en Argel una conferencia sobre la “Inquisición en España”, cuya síntesis publica bajo la firma de ese hispanófobo “L’Avenir Ilustré”, revista israelita.

El conferenciante ha elegido un tema pasado de moda, sobre el que se ha escrito tanto y con tal apasionamiento que a nadie interesa, a menos que se trate de explotar esa página dolorosa para la humanidad, con fines políticos y marcada tendencia antiespañola.

Para el conferenciante, la verdad histórica de la inquisición en España, es la inventada o exagerada por escritores que se distinguieron siempre por su enemiga hacia nuestra Nación, cuyos juicios y palabras reproduce como si merecieran absoluta fe.

En cambio, omitió su génesis en los siglos XIII y XIV en Italia y Francia y las impugnaciones mantenidas por escritores de diversa nacionalidad que juzgan serenamente el espíritu de la época en que tuvo vida el “Santo Oficio”. Como ha dicho muy bien Balmes, la religión no puede ser responsable de los excesos que en su nombre se hayan podido cometer. Muchas cosas que en la Inquisición se censuran, eran propias de la época, y comunes a todos los tribunales que en ella actuaban…

(Continuará)

En la foto D. José Salama

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas