Escribe para buscar

Educación

Reabre el colegio Infantil del Real tras diez días de cuarentena mientras cierra un aula del E. Soler

Compartir
Aula de un colegio

Una de cal y otra de arena en la situación de los colegios de nuestra ciudad en relación con la pandemia. Este lunes se conocía la reapertura del Colegio Infantil del Real tras diez de cuarentena en los que no se han producido nuevos contagios, después de que dos de sus trabajadores resultaran afectados por el coronavirus, mientras un aula del Infantil del Colegio Enrique Soler ha tenido que cerrar por el covid-19, según la información facilitada por el sindicato de enseñanza ANPE.

El pasado 12 de noviembre la Consejería de Salud Pública ordenaba el cierre del colegio infantil Real, en principio durante diez días, aunque este tiempo podía variar, después de producirse dos casos positivos entre el personal del centro escolar, que sumaban más de 200 “contactos estrechos” entre alumnos de 3 a 5 años de edad.

Su titular, Francisca Maeso, había señalado que debían acordar el confinamiento del Colegio Infantil Real como “medida de precaución” porque en esta etapa “los niños no llevan mascarillas ni están vacunados” y porque los pequeños después entran en contacto con sus padres y con “personas con vulnerabilidad” como sus abuelos de avanzada edad.

Pasados los diez días, y una vez que no se han producido nuevos contagios, el Colegio Infantil del Real abrió ayer lunes sus puertas con toda normalidad, con el regreso de estudiantes y profesores a la rutina del curso escolar.

Por otro lado, desde ANPE Melilla han informado que este lunes han vuelto a confinar otra aula. Su presidente, David Azancot, ha explicado que durante la mañana han llamado a los padres de un aula de la etapa de Educación Infantil del CEIP Enrique Soler para que recogieran a sus hijos porque se confinaba el aula. “A falta de confirmación, parece ser que una trabajadora del aula ha dado positivo” ha indicado Azancot, quien ha apuntado que “además, los rastreadores se han ido poniendo en contacto con las familias, pero no le han dado cita para realizarse el PCR aún”.

Al respecto, ha destacado que con el inicio del nuevo curso escolar, ANPE Melilla reclamó una vuelta segura y saludable a las administraciones educativas. “Como no podía ser de otra manera, es imprescindible no rebajar las medidas higiénico-sanitarias ya que la pandemia sigue ahí” ha recalcado.

Por ello, ha advertido que “ANPE no se va a cansar de repetir la exigencia a las administraciones educativas para que hagan un mayor esfuerzo para que estas circunstancias se den con la menor frecuencia posible. Hay que proveer con una mayor dotación económica a los centros educativos para adquirir y/o renovar todo el material necesario para la prevención (termómetros, alfombrillas de desinfección de entrada/salida, gel hidroalcohólico, mascarillas para alumnos, docentes y toda la comunidad educativa, limpieza de los filtros HEPA de los purificadores de aire y un largo etcétera)”.

ANPE ha felicitado al equipo directivo del CEIP Enrique Soler como muestra de trabajo en equipo, eficaz y veraz, velando siempre por la seguridad de sus docentes, alumnos y toda la comunidad educativa.

Etiquetas:

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *