PSOE propone plantar un árbol por cada bebé nacido y empadronado en Melilla

El PSOE ha presentado en la Asamblea de Melilla la moción ‘Un bebé, un árbol’ para que cada año se plante un nuevo árbol, a ser posible autóctono, en aceras, zonas de aparcamiento y plazas de la ciudad por cada bebé nacido y empadronado en la ciudad durante el año anterior.

En rueda de prensa, Concha López y Francisco Ruiz Varea, miembros del área de Medio Ambiente del PSOE de Melilla, han explicado que la idea es que se cubran los huecos y alcorques vacíos en aquellas donde se necesite y se creen caminos de sombra para hacer más cómodos y saludables los itinerarios peatonales.
En este sentido, Ruiz Varea ha señalado que, previa autorización de los progenitores, estos árboles llevarán una placa distintiva donde se inscriba el nombre del bebé y la fecha del nacimiento y, posteriormente, se les hará entrega de un diploma con los datos y ubicación del árbol.
“Con la aprobación de esta moción, no solo conseguiremos más árboles que nos den sombra en verano y nos sirvan de parapeto o resguardo de las lluvias y los vientos en invierno, sino que se creará también un vínculo entre los niños y el entorno natural de la ciudad”, ha recalcado
Asimismo, ha aclarado que se trata de la plantación de nuevos árboles en aquellas zonas de la ciudad donde falten, respetando siempre los ya existentes, “haciendo de Melilla una ciudad con mejor calidad de vida y con itinerarios de sombra para poder ir de un sitio a otro andando en buenas condiciones”.

Efectos beneficiosos
Por su parte, López ha destacado los efectos beneficiosos de las arboledas en la calidad de vida de la ciudadanía, ya que combaten las altas temperaturas en las ciudades por las zonas verdes que incrementan la humedad y absorben la radiación.
También por los árboles que dan sombra, refrescan el aire que pasa entre sus ramas y también evitan que la radiación llegue directamente a las aceras, dotando un mayor confort térmico y acústico a la ciudadanía.
Además, ha explicado que los árboles y arboledas mitigan estos efectos adversos y pueden llegar a marcar una diferencia de hasta 15 grados de temperatura entre aceras con árboles o sin ellos, diferencia que puede alcanzar los 24 grados cuando se trata de hormigón y el asfalto.
Además, ha indicado que los árboles preservan la biodiversidad dando refugio, alimento y abrigo a multitud de aves, imprescindibles para su funcionamiento.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas