Escribe para buscar

Sucesos

Preocupación entre cuerpos de seguridad y Salud Pública por la proliferación del “gas de la risa” en Melilla

Compartir
óxido nitroso

El auge del consumo del óxido nitroso, sobre todo entre los jóvenes, está constatado por la aparición de cada vez más residuos de envases, aunque de momento no ha habido ninguna intervención policial al respecto

El óxido nitroso o “gas de la risa”, la sustancia de moda entre los jóvenes, llegó hace tiempo a Melilla, pero es ahora cuando se constata un auge de su consumo que ha hecho saltar las alarmas de Salud Pública y los tres cuerpos de seguridad por los efectos nocivos que puede llegar provocar su consumo. El consejero de Economía y Políticas Sociales, Mohamed Mohamed Mohand, ha avanzado a MELILLA HOY su intención de pedir un informe a la Unidad de Drogodependencia sobre este asunto.

Se trata, tal y como subrayó el consejero, de una “nociva y peligrosa práctica entre nuestros jóvenes”. “Compartimos la preocupación naciente en la ciudadanía melillense por el auge que está teniendo”, apostilló Mohamed Mohand, consciente de que cada vez hay más información sobre el consumo de esta sustancia y está llegando a muchos padres que creen que sus hijos podrían haber probado esta sustancia, que no puede considerarse como una droga, pero que está siendo utilizada como tal.
De hecho, la mayoría la consume para poner la guinda a una noche de marcha. Los fines de semana, sobre todo, es cuando más botellitas de aluminio se encuentran los operarios de limpieza por toda la ciudad, pero sobre todo, donde los jóvenes suelen acudir para hacer botellón.
Uno de esos lugares es Melilla la Vieja, según ha confirmado a este Diario el superintendente de la Policía Local, Luis Miguel Palacios. Allí, los agentes de este cuerpo de seguridad han establecido, incluso, dispositivos de vigilancia, pero de momento no han dado resultado y no se ha detectado que algún establecimiento esté vendiendo este tipo de sustancia. Sí han encontrado numerosas cápsulas de botellas vacías de óxido nitroso y utensilios utilizados para su consumo.
El superintendente recuerda que esto podría ser tratado como un delito contra la salud pública. De hecho, así ha ocurrido ya en otros lugares de España, como Ibiza o Torremolinos, donde controles policiales han permitido interceptar a personas que llevaban una gran cantidad de envases del conocido como “gas de la risa” para ponerlos a la venta para un fin que no es el suyo.
Y es que el óxido nitroso no es una sustancia ilegal, sino que se emplea como medicamento anestésico en algunas intervenciones, como las odontológicas, por ejemplo. También suele ser utilizado para elaboraciones de repostería.
Pero desde hace un tiempo, son cada vez más los jóvenes que le dan un uso lúdico, ya que lo inhalan y, durante unos segundos, les da una sensación placentera y de diversión, parecida a la de una droga, sin que sea considerado el óxido nitroso como tal por la Agencia Española del Medicamento. La “ventaja” que le ven respecto a las sustancias estupefacientes es que el óxido nitroso tiene un precio bastante más asequible y, al parecer, su compra está más al alcance de la mano.
Pero en realidad, el “gas de la risa” supone un importante peligro para la salud, que puede llevar, incluso, a la muerte. Así ha ocurrido hace escasos días en Marbella, donde un joven sueco de 26 años que estaba celebrando una despedida de soltero perdió la vida tras consumir óxido nitroso. Estaba en una piscina y se dio un golpe en la cabeza, pero la autopsia ha confirmado que dicha sustancia le había provocado un edema pulmonar que acabó con su vida.

Problemas legales
El hecho de que no sea una sustancia ilegal, como sucede con las drogas, no quiere decir que su uso, venta o tenencia no pueda conllevar problemas legales. De hecho, el superintendente de la Policía Local de Melilla subraya que, si se detecta a alguien vendiendo el éxito nitroso, puede ser un presunto delito contra la salud pública.
También podría entrar dentro de un ilícito penal si se sorprende a alguien con una gran cantidad de botellas, globos, dispensadores y otros utensilios para su consumo.
En cuanto al consumo, si es detectado en la vía pública, también podría suponer una infracción administrativa a la Ley de Seguridad Ciudadana.

Policía y Guardia Civil
La Policía Nacional y la Guardia Civil también tienen constancia de la proliferación del óxido nitroso en Melilla, según han confirmado a este Diario. Les ha llegado la preocupación ciudadana a través de denuncias públicas en redes sociales, aunque por el momento no han llevado a cabo ninguna intervención relacionada con su consumo o venta.
“Estamos en el tema”, apostilla el portavoz de la Policía Nacional, cuerpo que se encuentra a la expectativa de si pudiera haber nuevas normativas que permitan una actuación más eficaz contra el uso lúdico que se da a esta sustancia.
La Guardia Civil también admite que es un asunto “candente” y considera necesario transmitir a la gente joven el peligro que conlleva el consumo.

Los peligros para la salud que puede conllevar el consumo del óxido nitroso, óxido de nitrógeno o “gas de la risa”

MELILLA HOY publicó el pasado 17 de julio un artículo del subinspector de la Policía Local y criminólogo Francisco Céspedes, que ha generado numerosas reacciones de ciudadanos preocupados por el consumo del óxido nitroso por parte de los jóvenes melillenses.
En dicha colaboración, Céspedes enumeraba algunos de los efectos nocivos para la salud que puede provocar el consumo del “gas de la risa”:
“Según el Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes (PRTR-España) se trata de un gas volátil, incoloro, de olor dulce y ligeramente tóxico, que provoca alucinaciones en la persona, por lo que últimamente está siendo utilizado como droga en algunos casos. Además, hay que tener en cuenta que potencia los efectos hipnóticos de los anestésicos intravenosos o por inhalación entre ellos los benzodiacepinas o morfínicos, incluso puede producir estos efectos con el alcohol, ya que se trata de un depresor del sistema nervioso central. En junio de 2011, el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses elaboró un estudio sobre los efectos adversos del uso recreativo del óxido nitroso encontrando que produce un déficit de vitamina B12 que puede generar problemas a la médula espinal. Además, puede causar «delirio subagudo, leucopenia, trombopenia y anemia megaloblástica grave, así como enfisema intersticial, neumomediastino y asfixia». concluye que «el óxido nitroso inhalado y con fines recreativos supone un riesgo para la salud».  En dicho estudio se concluye que inhalado y con fines recreativos constituye un riesgo para la salud.
Otros riesgos directos del uso de este gas es que puede producir quemaduras en labios, boca, incluso en pulmones, debido a su baja temperatura al salir de su recipiente, por lo que normalmente se introduce primero en globos para bajar la misma, antes de su inhalación. Su actuación en el cuerpo humano al inhalarlo directamente consiste en sustituir al oxigeno de los pulmones, dificultando o incluso no permitiendo la respiración mientras duran sus efectos. En dosis elevada puede producir asfixia”.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *