Padres de niños con necesidades especiales reclaman más cuidadores y mejores infraestructuras en los centros educativos

Imagen de los padres

Avisan de que la falta de personal no es un problema exclusivo del Colegio de Educación Especial Reina Sofía, sino que se extiende también a otros colegios ordinarios

«Aquí una madre ha tenido que ir a cambiar el pañal de su hijo y como ella había otros dos aquella mañana porque no hay cuidadores, y si no vas tú los tienen meados durante las cuatro o cinco horas que están. Por no ir a mayores”.

Este es el duro testimonio que expone Marisa Baeza, una madre melillense que reclama junto con otros padres con niños con necesidades especiales a la Administración central más cuidadores y mejores infraestructuras. No solo para los centros de educación especial, sino también a los ordinarios, ya que avisa que este no es un problema exclusivo del CEE Reina Sofía.

«Queremos profesionales y queremos esas plazas fijas porque nuestros hijos necesitan de personal que siempre esté allí y que los conozca y que ellos conozcan a esas personas, porque si alguien tiene una noción de lo que por ejemplo es un niño TEA (Trastorno del Espectro Autista) es que necesita conocer a las personas que le rodean para poder confiar en ella, pero eso se expande a los niños con otras necesidades también», explica.

Baeza, al igual que otros padres como Jorge, Wanda e Ibrahim, han creado la plataforma NEES (Niños con necesidades específicas), una asociación surgida a raíz de la situación en el Reina Sofía que conformada por más de 10 padres engloba a todas las personas que tengan niños con alguna discapacidad y con la que quieren hacerse oír al Ministerio de Educación para que les atienda, ya que aseguran que este les «ignora» después de varias solicitudes. «No tenemos cuidadores en los centros, ni tampoco cuidadores profesionales. Han estado cogiendo de empresas privadas cuando no han movido la bolsa de trabajo y es lo que nosotros reclamamos, porque no puede haber un fisio o cinco cuidadores para una población de 120 o 130 alumnos», afirma Jorge, quien acusa a la Administración de «dejación» y de poner «excusas» a la hora de resolver esta problema.

«Llegamos el año pasado a un centro ordinario donde mi hijo había sido designado porque venía así de un centro ordinario y de un aula TEA y nos encontramos con que ese aula TEA no era tal, sino que era un antiguo despacho donde estaban los niños hacinados, donde los profesionales también estaban pegados, y a nosotros como padres nos llamaron en varias ocasiones para decirnos que nuestros hijos no podía estar allí» cuenta visiblemente emocionada Baeza, quien afirma que a base de reclamaciones consiguieron que trasladaran dicha aula al piso de abajo y la ampliaran, ya que asegura que el centro no estaba «cualificado» e incumplía la ley.

«La infraestructura de las aulas TEA no es legal aquí en Melilla, y soy consciente porque las conozco de otros sitios y porque me he leído la ley y lo que ellos necesitan», afirma rotunda.

5 cuidadores para un centro que precisa de 18

Baeza asevera que esta delicada situación también se produce en el Reina Sofía con niños que tienen otras discapacidades. «Teníamos cinco cuidadores en plantilla y necesitamos por lo menos 18. Nos ceden 10: cinco de una empresa privada y otros cinco de otra empresa privada», relata. «Nos han querido tapar la boca poniendo a profesionales que no son profesionales», añade con aplomo.

Ante la falta de soluciones, NEES afirma que se manifestarán para conseguir lo que piden. «Este problema lo tenemos nosotros, pero está creciendo y la Administración tiene que hacerse cargo de ello. Para los que están y para los que se van a hacer mayores», resuelve.

La plataforma se reunirá el lunes próximo a las 18:00h en la sala 10 de la UNED para abordar este tema.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas