Ortega Smith dice que solo 800 metros de los 12 km que tiene la valla están bien protegidos

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, denunció ayer la “agresividad y violencia” que sufren los agentes en los intentos de salto a la valla mostrando a los periodistas los garfios empleados por los inmigrantes para ayudarse en la escalada, y aseguró que solo 800 metros del perímetro están bien protegidos.

Ortega Smith, de visita en Melilla, indicó en rueda de prensa que este tramo de 800 metros tiene 10 metros de altura y tiene “una culminación tubular”, concretamente un rodillo móvil que impide, debido a su movilidad, que alguien pueda encaramarse a su parte alta y saltar la valla, cuya altura de 10 metros también evita su escalada.
El número 2 de Vox cree que la prueba de sus palabras es que por esos 800 metros no se ha producido ningún salto a la valla y todos los intentos se han registrado “en la zona de la frontera donde hay una vieja verja medio oxidada con una altura insuficiente” y con unos sistemas de control “que están demostrando que son absolutamente vulnerables”.
Entre ellos, los peines invertidos que está instalando el Ministerio del Interior, que se encuentran ya presentes en 7 de los 12 kilómetros de la valla y que “no sirven absolutamente para nada”.
Por ello, defendió la teoría de su partido de que es necesario construir un muro lo suficientemente alto para garantizar la seguridad de las fronteras, algo que recordó dijo hace unos meses en Melilla y ante lo cual “los acomplejados se rieron y dijeron que era una barbaridad”, algo que Vox rechaza porque “no hay más barbaridad que tener una frontera permeable”.

“Abandono”
Ortega Smith denunció “la colaboración del Gobierno de Marruecos” y de “otros gobiernos africanos” ante “lo que es, claramente, un asalto de invasión de la frontera sur de España en Melilla, la frontera sur de Europa”, en una presión “promovida por las mafias de tráfico de personas”.
Frente a ello, puso sobre la mesa el “abandono” del Gobierno de España hacia las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y su “política de brazos caídos” porque no les está facilitando medios necesarios como material antidisturbios, casos, escudos, chalecos y un número de efectivos necesario para atajar la situación.
Los agentes, dijo Ortega Smith, “se encuentran desbordados” y sufren “agresividad y violencia” en los intentos de salto a la valla. Ante ello, mostró a los periodistas los garfios “de punta oxidada de hierro” que portan los inmigrantes para ayudarse en la escalada y que “no se los han clavado a nuestros agentes en la yugular gracias a Dios”.
El número dos de Vox lanzó un mensaje al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, de que la vida de los agentes que custodian la valla “está en serio riesgo” e hizo un llamamiento para dotar a las fronteras de Melilla, Ceuta y Canarias de los medios técnicos y humanos necesarios y que se movilice a las unidades de control de masas de las Fuerzas Armadas.

Asilo político

En su comparecencia, Ortega Smith dijo que es “una barbaridad” que se esté concediendo asilo político a inmigrantes menores de edad cuando cumplen los 18 años, y que una de las razones de la concesión sea alegar discriminación sexual, lo que calificó como “una tomadura de pelo” en “cualquiera de los inmigrantes violentos que salten” la valla.
Para Ortega Smith, “asilo político, asilo humanitario, refugiados de guerra son los pobres ucranianos que están siendo masacrados por el tirano de Putin”, pero “esto es otra cosa muy distinta, esto es la colaboración de mafias del tráfico de personas en colaboración con un gobierno”.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas