Oriente no queda tan lejos: Los Reyes Magos ‘veneran’ a los niños melillenses en una Cabalgata mágica y diferente

Sus majestades recibieron, acompañados de sus pajes, a miles de niños que acudieron junto con sus padres al Palacio de la Asamblea para saludarles, hacerse una foto con ellos y llevarse un puñado de caramelos

Según la tradición cristiana, tres magos procedentes de Oriente llegaron al Portal de Belén en los días del rey Herodes para adorar al Niño Jesús, el Rey de los judíos que nació en dicho portal junto con su madre María y su padre José. Estos tres magos, conocidos como Melchor, Gaspar y Baltasar, adoraron al niño y les entregaron oro, incienso y mirra. En el día de ayer la historia fue distinta, pues la estrella del Oriente condujo a estos tres reyes magos hacia Melilla, donde no veneraron al hijo de Dios, pero sí a otros ‘reyes’: a miles de niños melillenses que acudieron cargados de ilusión y felicidad al Palacio de la Asamblea junto con sus padres para saludar a sus majestades, hacerse una foto con ellos y llevarse un buen puñado de caramelos de manos de los pajes reales, e incluso algunos les entregaron sus cartas.
De 16:30-21:00h la Asamblea se convirtió en un auténtico ‘palacio’ en el que reinó la ilusión, la magia y la diversión en todo momento tanto dentro como fuera del edificio, ya que hubo actuaciones de música y danza en el mismo salón donde se realizó la recepción y en la misma puerta de este, donde una sonora batucada atrajo con su ritmo tribal a todos los presentes y familias. Estas últimas tuvieron que esperar una larga cola para poder entrar al Palacio de la Asamblea y ver los Reyes Magos. Una situación que inquietó a más de uno.
“Podrían haberlo hecho mucho mejor. Para ser una cabalgata estática, hacerla dentro del ayuntamiento con tanta gente es una locura. La cola lleva más de una hora para poder entrar, aunque es cierto que dentro se está bien”, opina Liria, una ciudadana que cree que debería haberse realizado de otra manera.
“Si lo hubieran puesto en la calle hubiera estado mejor que lo que han hecho”, valoró otra ciudadana, que cree que la cabalgata se podría haber realizado en otro sitio “más seguro”. “Si puedes ver la cola, podemos coger el covid en cualquier momento, porque ahí dentro no hay aire ni distancia”, aseguró.
Hubo otros padres que, por el contrario, si se mostraron satisfechos con la cabalgata teniendo en cuenta las inclemencias meteorológicas y el alto número de contagios por covid-19 en la ciudad.
“Dentro de lo que cabe no me ha parecido mal lo que han montado en el ayuntamiento. Ha sido a contrarreloj y (ha estado) muy bien”, afirma un padre que cree que realizar el recorrido de la cabalgata por el Paseo Marítimo era una “buena opción”. “Es un tramo más largo en el que las unidades familiares se van situando a lo largo del recorrido y creo que ahí hubiese estado mejor. Aunque es verdad que dentro del ayuntamiento ha habido aglomeración, pero más que en el virus pienso en que los niños han disfrutado con ilusión, y eso es lo que me llevo”, concluye.
“Me parece un gesto muy bonito que después de la pandemia se haya podido gestionar esto de una manera para que los niños puedan por lo menos ver a los Reyes Magos”, opina una melillense que, al igual que otros, cree que se podría haber mejorado “bastante” la cabalgata. “Pero la situación tampoco está para hacer otra cosa, y me parece muy bien que los niños puedan disfrutar un poco del día de los Reyes Magos y que no pierdan la ilusión”, añade.

Recibimiento por parte de la Ciudad
Melchor, Gaspar y Baltasar fueron recibido en el salón principal del Palacio de la Asamblea por el presidente de la Ciudad, Eduardo de Castro, la vicepresidenta local, Gloria Rojas, la consejera de Cultura y Festejos, Elena Fernández Treviño, y la consejera de Salud Pública, Paqui Maeso, minutos antes de que recibieran con una sonrisa y los brazos abiertos a los niños de Melilla. Un particular protocolo que repiten estos tres reyes magos año tras año dejando una huella muy especial en cada uno de estos niños.
El tiempo trastoca la Cabalgata estática en el Parque Hernández
Otro de los protagonistas durante la jornada de ayer fue el fuerte viento que se registró desde la mañana, lo cual impidió que se celebrara la Cabalgata estática en el Parque Hernández con el recorrido que ya se había preparado para la ocasión. Algo que desde la Consejería de Cultura y Festejos ya intuían y por lo que trasladaron el evento al Palacio de la Asamblea para mayor seguridad de los niños.
“Ahora mismo (por ayer) las rachas de viento son tan fuertes que algunas ramas se están desprendiendo y no podemos arriesgarnos ni lo más mínimo a que pueda caer encima de cualquier persona”, justificó la titular del área, Elena Fernández Treviño.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas