Nueva FP: sin consenso y mejorable

Por Sergio Ramírez, vicepresidente de CSIF-Educación Melilla

Esta semana se ha debatido y votado en el Senado el proyecto de Ley Orgánica de ordenación e integración de la Formación Profesional, y ha quedado definitivamente aprobada. Esta ley no va a tener el consenso que desde el gobierno se pretende hacer creer ni entre los políticos ni entre las organizaciones sindicales que han mostrado su reticencia ante esta ley.

CSIF cree que es manifiestamente mejorable

Las empresas ganan importancia, la educación lo pierde. La nueva ley de FP establece que toda la formación profesional pasa a ser dual. Y se regula un incremento de horas prácticas en la FP que pensamos que es «inasumible» por el actual tejido productivo y más en Melilla. Consideramos que la Ley otorga un «protagonismo excesivo» a ‘la empresa’ en la ejecución de las políticas de formación, lo que se expresa, entre otras cosas, en el incremento de horas de formación en la empresa (formación dual), cuando «no hay condiciones» para hacerlo

Además, traerá otra consecuencia: hará falta menos profesorado, ya que se perderán horas de docencia que pasarán a las empresas, si se reduce el número de horas impartidas en el centro docente, parte del profesorado actual, perderá su puesto de trabajo. Una vez que el alumnado está en la empresa, se puede dar la posibilidad de que el alumno en prácticas sea utilizado directamente como trabajador y convertirse así en mano de obra barata. No queremos que los estudiantes de FP sean utilizados para sustituir puestos de trabajo, que es lo que ocurre «muchas veces» con las prácticas.

Como representantes de los trabajadores debemos velar por los intereses del profesorado en la FP y estos no mejoran con la nueva ley.

Vamos a poder encontrar en los distintos centros de formación profesional docentes que pueden pertenecer a tres cuerpos distintos de enseñanza: Cuerpo de profesores de Secundaria, Cuerpo de profesorado Técnico de FP a extinguir, el nuevo Cuerpo que introduce esta ley, el Cuerpo de Profesorado de Especialidades Singulares y, además, la administración puede contratar a “profesores especialistas” en determinadas condiciones, en vez de simplificar todo en un mismo cuerpo.

Con esta ley se ha dejado insatisfecho a todos aquellos que cumplen con los requisitos de los cuerpos A1, en el limbo a aquellos que ejercen su función dentro del cuerpo y no saben si tienen la titulación, en riesgo a todos los interinos de muchas de las especialidades y en jaque a los centros educativos que saben de la necesidad de este cuerpo y no saben cómo van a poder dotar de profesorado práctico en las especialidades que carecen de titulación universitaria afín. CSIF exige al Ministerio que negocie el procedimiento de integración de este colectivo de docentes, que tiene que ser rápido y efectivo y debe aplicarse, con carácter retroactivo, con fecha de enero de 2021.

Además, reclamamos a Educación que se negocie la regulación del nuevo cuerpo creado para las especialidades que no tienen titulación universitaria y que son necesarios para el sistema educativo.

CSIF apuesta por la FP como instrumento educativo esencial, para dotar al tejido industrial de profesionales y a nuestro alumnado de la mejor preparación para su futuro laboral. Así pues, CSIF considera que para tener una FP de calidad se debe apostar decididamente por:

–Docentes reconocidos y formados.

–Instalaciones y dotaciones actualizadas y suficientes, acordes a las necesidades de cada familia profesional.

–Bajada de ratios y desdoble de módulos para garantizar una formación de calidad y personalizada a la diversidad de necesidades de nuestro alumnado.

Por la dignificación de la labor docente.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas