MELILLA HOY

junio 28, 2022 16:27

No hay muro que no pueda ser saltado

Valla de Melilla

Por Juana Díaz de Villegas, vicesecretaría jurídica Vox Melilla

Europa observa plácidamente como en estos momentos Polonia defiende su frontera frente a miles de inmigrantes orquestados por Bielorrusia, específicamente varones adultos en perfectas condiciones físicas. En Melilla y Ceuta estamos tristemente acostumbrados a esta realidad, hasta el punto de tener la sensación de ser abandonados por nuestro propio gobierno. Quizás este año, a raíz de la invasión de 12.000 personas ha vuelto a saltar al panorama nacional, pero el problema sigue ahí y por el hecho de ignorarlo no se va a solucionar. Pero, ¿cómo debemos contener una masa de gente que ilegalmente y mediante la fuerza y violencia intenta entrar en nuestra Casa?. ¿Muros altos?
,¿Alambrada como en Polonia?, ¿Policías o mejor militares?.
Es importante recalcar que el obstáculo físico es importante, de ello depende inicialmente las “ganas” del adversario de intentar saltarlo o no, pero también los daños que pueden ocasionarle en su intento y que muchos partidos “progres” y ONG financiadas, y en contacto con las mafias, aprovecharán para descalificar a las FCSE. Es no menos que curioso como España ha retirado en muchas ocasiones las famosas “cuchillas” por los grandes cortes ocasionados a los asaltantes, gastándose miles de euros en ello, para además pagar otra millonada al gobierno Marroquí para que sean instaladas por ellos a un par de metros de distancia de nuestra valla. Debe ser que si un inmigrante se desangra en territorio marroquí ya no es importante ni para los medios de comunicación, ni ONGs, ni para los partidos mal llamados progresistas. De todas formas, si nos remitimos a Melilla en 1970, la valla era un alambre de metro y medio por dos de ancho… y no nadie saltaba. No hacía falta un gran obstáculo cuando existía firmeza en su defensa, como más tarde expondré.
Por otra parte se plantea la siguiente cuestión, ¿mejor policías o militares?. Y es que estos últimos acabaron interviniendo en el reciente incidente de Ceuta o como se ha llegado a ver en Melilla en diferentes ocasiones. La diferencia fundamental, además de las implicaciones legales, reside en los materiales y la instrucción con la que están dotados. En una escalada de violencia y cantidad de inmigrantes se emplearía el ejército en detrimento de los habituales Guardias Civiles. Pero, ¿Están preparados unos u otros actualmente para evitar un salto de 10.000 personas, ya no hablemos de las 300.000 de la Marcha Verde?. ¿Se va a disparar con fusiles o cañones a personal civil?, evidentemente no, y nadie se lo plantea, y es por ello que son necesarios medios no letales de manera urgente que doten a nuestras FAS y a las FCSE de la capacidad de contener grandes masas de población civil: cañones de agua, dispensadores de gas pimienta, etc. Son ellos, los expertos en seguridad y que se juegan el tipo, los que determinarán “qué” necesitan exactamente para poder hacer frente a esta amenaza que se cierne sobre Ceuta y Melilla ante la próxima excusa que encuentre Marruecos.
Para finalizar una reflexión. Da igual el obstáculo o quien lo guarde si no existe una clara voluntad de defenderlo. Este mensaje debe venir del más alto nivel, del Gobierno: “Cualquier inmigrante que cruce de manera ilegal será devuelto de inmediato”. Si este mensaje es firme se evita el efecto llamada actual en el que el inmigrante salta y se le aloja en un hotel en canarias con móvil y paga.
Con firmeza se construirá el obstáculo que sea necesario, con firmeza el policía o militar realizará el trabajo que el Gobierno le encomienda dentro de un amparo legal y unas herramientas adecuadas, y con firmeza se consigue el efecto más importante, que el inmigrante no opte por abandonar su país realizando un viaje peligroso con una mafia que le costará una fortuna, que no se exponga a muros altos o a cortes con cuchillas, aunque sea del lado marroquí, y que no se arriesgue a morir ahogado en el mediterráneo para luego caer en otras mafias para devolver el dinero pagado.
Evidentemente ni el PP, cuando ha gobernado con el famoso “no creo en las fronteras” de Rajoy, ni el actual gobierno Frankenstein con Sánchez a la cabeza va a hacer nada. Parece ser que en esto también se ha quedado sólo VOX. Es el único partido no sólo que defiende las fronteras de España, sino que cuenta con la firmeza moral para poder hacerlo. Una vez más #soloquedaVOX.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas