Mohatar recuerda que cada año “se parafinan” los huevos de las gaviotas para controlar su población

El pasado 26 de junio una gaviota atacó varias veces a un bañista en la Ensenada de Galápagos

Los incidentes con las gaviotas patiamarillas siempre han supuesto un suplicio para muchos melillenses, ya sean por sus fuertes graznidos o por la agresividad con la que actúan en determinadas ocasiones.


Es por eso por lo que el consejero de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Hassan Mohatar, recordó ayer en rueda de prensa que la Ciudad mantiene un contrato mayor con la empresa ‘El Quinto’ para controlar la población de dichas aves, ya que afirmó que “todos los años por estas fechas tenemos bastantes problemas”.


“Se parafinan los huevos intentando hacer el mínimo daño para intentar controlar a esa población”, afirmó, explicando que utilizan además ruidos o figuras de aves rapaces para tratar de ahuyentarlas de lugares como el vertedero situado al lado del cementerio cristiano debido a la suciedad que provocan dichas aves con sus heces. “Cuando tenemos alguna queja de algún ciudadano sobre algún nido en una ventana o tejado en alguna zona la Consejería actúa a través de esta empresa”, agregó.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas