agosto 12, 2022 18:09

Mohamed VI centra su discurso en tender la mano Argelia mientras no hace ninguna mención a España

Tras la normalización de las relaciones hispano-marroquíes el pasado mes de abril y la reapertura de las fronteras de Ceuta y Melilla en mayo, el monarca no hablado de ninguno de estos hitos

Ni una palabra de España en su conjunto ni de Ceuta y Melilla en particular. El rey Mohamed VI pronunció anoche un discurso por el 23 aniversario de su acceso al trono de Marruecos y ni la normalización de las relaciones hispano-marroquíes el pasado mes de abril, tras el giro de Pedro Sánchez sobre la cuestión del Sahara Occidental, ni la posterior reapertura de las fronteras de Ceuta y Melilla en mayo, han merecido mención alguna por parte del Jefe de Estado del país vecino. Mohamed VI ha centrado su intervención en tender la mano a su otro vecino, Argelia, país que decidió en agosto de 2021 romper relaciones diplomáticas con Marruecos. El rey dijo que son naciones hermanas y tienen entenderse.

La recuperación de las relaciones diplomáticas entre España y Marruecos siguen aún incompletas porque se mantienen cerradas las aduanas comerciales con Ceuta y Melilla que se prometieron reabrir, tras la visita de Pedro Sánchez a Rabat para testimoniar este nuevo entendimiento, así como los demás puestos fronterizos, lo que provoca que Beni-Enzar se convierta en un cuello de botella, con colas que en ocasiones han llegado a las diez horas en los momentos de mayor acumulación de vehículos. También están las múltiples restricciones impuestas, desde el sellado del pasaporte a la prohibición de pasar al lado marroquí ninguna mercancía aunque se trate de régimen de viajeros.
El monarca obvió por completo la normalización de relaciones hispano-marroquíes y centró su discurso por el 23 aniversario del trono, el único acto celebrado al suspender todos los demás, que iban a suponer reuniones multitudinarias, por el aumento de casos de covid en el país, a intentar acabar con la ruptura diplomática con Argelia.
Así, acompañado por su hijo, el príncipe Hassán, Mohamed VI ha dicho que “quiero reafirmar, una vez más, que las fronteras que separan a los pueblos hermanos de Marruecos y de Argelia, jamás serán fronteras que cierren los ámbitos de la comunicación y del entendimiento entre los mismos”.
“Todo lo contrario, queremos -ha añadido- que sean puentes que porten en sus brazos el futuro de Marruecos y de Argelia, dando así el ejemplo a los demás pueblos magrebíes”.
En este sentido, ha asegurado que “en cuanto a los bulos que acusan a los marroquíes de proferir insultos contra Argelia y los argelinos, hemos de decir que aquellos que los difunden, de manera irresponsable, sólo buscan provocar la discordia entre los dos pueblos hermanos”.
El monarca alauí ha destacado además que “a nosotros nos anima la ambición de trabajar con la presidencia argelina con el objetivo de hacer que ambos países, Marruecos y Argelia, se cojan de la mano para establecer unas relaciones naturales entre dos pueblos hermanos, unidos por vínculos históricos y humanos, así como por un destino común”.
Al margen de este tema, Mohamed VI también ha hecho mención a asuntos internos, como la crisis económica o la igualdad entre mujeres y hombres.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas