Mi memoria histórica, la estulticia y la posverdad

Por Gonzalo Fernández

Hoy iba a dar un repaso a mi memoria histórica, analizando a los presidentes de España, y a su entorno, empezando por Felipe González y acabando con Sánchez, pero la increíble estulticia, estupidez suprema, en que la dirección del PP ha sumido a su partido, me obliga a comenzar por ellos.

Casado, Teodoro, el PP y la necedad como norma

Cuando escribo esto, el PP está en plena guerra interna, tratando de asesinar políticamente a la que es quizás su mejor baza de futuro, Díaz Ayuso, para despejar el camino de Casado como el líder insustituible, indiscutible, designado por el universo, que le gustaría ser. Pero ¿quién se va a preocupar por el destino del partido, cuando la mera presencia de Ayuso se atreve a oscurecer el brillo, por otra parte inexistente, del que nunca será presidente, Casado?

Acaban de celebrarse las elecciones en Castilla y León, y Teodoro dice que son las siglas y la papeleta del partido las que ganan las elecciones, aunque esa lista esté encabezada por Isabel Díaz Ayuso, Alberto Núñez Feijóo o Alfonso Fernández Mañueco. Pero, curiosamente, esto no parece aplicar a Casado, que con sus acciones y las de Teodoro están alejando al PP de cualquier posibilidad de victoria electoral.

Además, Teodoro ha pedido dejar de hablar de “cuestiones internas de los partidos, que no interesan a nadie”, para a continuación sacar a relucir una, más que improbable, ilegalidad cometida por Ayuso, de la que toda España está hablando. Y basándose para ello en una, más que probable, ilegalidad cometida por la dirección del partido, en la búsqueda de cualquier cosa con la que atacar a Ayuso.

Por fin, el PP ha consentido y apoyado la demonización de VOX por parte de la izquierda. Pretenden convencernos de que debemos apartar de la democracia a VOX, pero aceptar, para mayor vergüenza, a la izquierda comunista, a los separatistas y a los asesinos de ETA.

Ya escribí en su momento que el PP es un pollo sin cabeza, corriendo hacia su propia muerte. Los hechos se han encargado de darme la razón. Me atrevo a predecir que la ya importante corriente de antiguos votantes del PP, que han pasado a votar a VOX, se incrementará en el futuro inmediato, a no ser que se produzca un más que improbable cambio en la dirigencia del PP.

Y si el PP sigue haciéndole el juego a la izquierda, separándose de cualquier posible acuerdo con VOX, Casado será el líder de nada y Teodoro su asesor de nada.

Ayuso ya ha hecho, al menos, un gran favor a España: acabar con Pablo, el Coletas de Galapagar.

Felipe el socialista y Alfonso (Arfonso) Guerra

Felipe y Alfonso tuvieron un buen comienzo en el gobierno y un pésimo final, plagado de corrupción. La guinda de ese pastel fue Roldán, el civil nombrado director general de la Guardia Civil, que huyó con su botín a Tailandia, donde hubo que ir a buscarlo en una operación no muy clara.

Felipe era el bueno y Alfonso era el malo, empezando así una tradición de parejas complementarias, en gobierno y partidos, que con frecuencia dura hasta nuestros días. Cuando Felipe ha sido realmente bueno es tras abandonar el gobierno y la política activa, cuando ha pasado a ser de lo más parecido a un estadista que hemos tenido en España. Lástima que el Felipe actual no sea el presidente del PSOE y, por qué no, de España.

Curiosamente Alfonso Guerra fue pacifista y anti-ejército. Recordamos los menos jóvenes el eslogan con el que consiguieron llegar al gobierno: “OTAN, de entrada, no”. Luego la realidad tozuda se empeñó en que fuera “OTAN, de entrada, si”, aunque hay que reconocer el poco frecuente mérito de la pareja de gobernantes, al reconocer su error y actuar en consecuencia.

Aznar el antipático y Zarzalejo

Lo recordamos por su lucha contra ETA -llegó a sufrir un atentado con coche bomba del que salió ileso- por la disminución del gasto público, la reducción de decenas de directores generales, la mejora de la economía y la magnífica sintonía que logró con los Estados Unidos.

También lo recordamos, de primera mano, por su carácter seco, hasta parecer altanero. Y especialmente por los peores atentados de la historia de España, tres días antes de las elecciones generales y que erróneamente atribuyó a ETA, tratando de negar el hecho de que había sido un atentado yihadista, como venganza por el apoyo de España a Estados Unidos en la guerra de Afganistán. Ello influyó en gran medida para que su partido perdiera las elecciones generales.

Yo añado que su peor legado, fue el que accediera al poder Rodríguez

Rodríguez el Zapatero a tus zapatos

A Rodríguez lo recuerdo por su sonrisa meliflua, especialmente en las reuniones de OTAN, donde era apartado por su desconocimiento de cualquier idioma distinto al español. Pero él sonreía.

Y por la foto con sus hijas durante la visita a la Casa Blanca. Les invito a buscarla, es más que chocante en cualquier ambiente diplomático internacional.

También lo recuerdo por su ineptitud para gobernar, por su empeño en los temas menos importantes y su abandono de los importantes.

Y sobre todo lo recuerdo por su extrema habilidad para hacerse amigo pagado de todos los dictadorzuelos latinoamericanos, tan pronto como dejó el gobierno. Antes también era amigo, pero sin cobrar, al menos eso pareció.

Rajoy I el blandito

Nunca pude saber cuál era la posición de Rajoy sobre ningún tema. Su indecisión permanente, su falta de carisma y liderazgo, dio origen a la desgracia que actualmente sufre España y de la que la mayoría de los ciudadanos empieza a darse cuenta.

Pedro I el Hermoso, también conocido como Pinocho

Miente más que corre, y corre como un galgo. Una foto suya podría ser la ilustración de la definición de posverdad o verdad alternativa, o sea, mentira. Su egocentrismo y su amor al poder han llevado a España a una situación de cuasi desintegración territorial, política y económica. Lo que él ha destruido, va a costar décadas recomponerlo, suponiendo que milagrosamente tengamos unos gobiernos con la preparación y capacidad para hacerlo.

Pero, según él, todo va bien gracias a él.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas