Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Logo de Melilla hoy

Melilla recibirá 25 millones para gastos sanitarios del Fondo no reembolsable contra el covid-19

Eduardo de Catro, presidente de la Ciudad
CAM

La Ciudad de Melilla recibirá finalmente 25 millones para gastos sanitarios dentro del Fondo No Reembolsable de 16.000 millones que el Gobierno central puso a disposición de las comunidades autónomas para hacer frente a los gastos derivados por el covid-19 y del que en principio fue excluida al no tener estas competencias transferidas, según lo anunció ayer el presidente Eduardo de Castro, que aseguró que este logro ha sido posible gracias a la gestiones realizadas tanto por él como por las consejeras Dunia Almansouri (CPM) y Gloria Rojas (PSOE) con el Ejecutivo nacional. En rueda de prensa, Eduardo de Castro aseguró ayer que “el Gobierno de Melilla al final ha logrado que se atendiera la reivindicación” de entrar en los tres epígrafes del Fondo No Reembolsable de 16.000 millones que el Gobierno activó para que ninguna comunidad tuviera problemas de liquidez a la hora de enfrentarse a la crisis generada por la pandemia.

En principio se estimó que Melilla, al no tener competencias en sanidad, no recibiría ayudas en este epígrafe, pero sí de las partidas para atender el gasto social y la de minoración de ingresos por la caída de la actividad económica, pero el Ejecutivo melillense dejó patente que aunque sin competencias, sí que se habían asumido gastos en este campo, en especial en salud pública.

25 millones
Finalmente, ayer se informó a la Ciudad Autónoma que tras una reestructuración de los fondos, se ha determinado que Melilla recibirá 25 millones de euros del capítulo de gastos sanitarios, lo que supone una “buena noticia”, según el presidente melillense, porque se partía de una cuantía de cero euros en este apartado.

Afirmó que esto ha sido posible gracias tanto a las gestiones que ha realizado personalmente, incluso aprovechando las conferencias semanales de presidentes, como a través de la consejera de Hacienda, Dunia Almansouri, de la que dijo que su intervención “ha sido crucial”, y la vicepresidenta Gloria Rojas con el Ejecutivo de Pedro Sánchez, que “me consta que ha intervenido de forma directa para intentar que entráramos en el fondo”. Aseveró que el resultado es fruto de “un trabajo de equipo” de los partidos que conforman el gobierno tripartito del que “tenemos que estar contentos”.
“Se han oído nuestras reivindicaciones y es una buena noticia porque la economía de la Ciudad está mermada, como en otras comunidades, pero aquí tenemos otros hándicaps que son negativos y no comprables a otras comunidades, porque nosotros no lindamos con otra autonomía, sino con otro país”, indicó De Castro.

La piel del oso
El presidente, que espera que en la conferencia de presidentes de hoy pueda arrojarse algo más de luz sobre esos 25 millones su distribución y cuándo llegarán, aseguró que su gobierno “está haciendo todo lo que esté en sus manos para revertir esta situación, porque trabajamos por y para los melillenses, como no puede ser de otra manera”.
“No podemos vender la piel del oso antes de cazarlo”, manifestó el presidente a la pregunta de qué gastos se van a cubrir con esta partida, pero sí señaló que no es algo sencillo, sino que deberá estudiarse por las distintas consejerías. Sí reconoció que “tenemos un gasto importante derivado de la salud pública que habrá que cubrir en primer lugar”.

Apuntó el mandatario local que al margen de estos 25 millones de euros, con el que se produce “un salto cualitativo muy importante”, Melilla tiene la confirmación de que recibirá 14 millones de financiación autonómica que le corresponde del año 2020 y anuncia que la Ciudad continuará reivindicando los catorce millones correspondientes al pasado año.

Entrar con precaución en la fase tres
El presidente valoró positivamente que Melilla pase a la fase tres de la desescalada, pero entiende que debe hacerse con precaución. “Tenemos unos datos muy positivos de la evolución de covid-19 pero debemos tener precaución y entrar con cautela en la fase 3”, dejó de manifiesto. Afirma que el pueblo de Melilla “ha demostrado su capacidad de respetar las normas sanitarias, de saber que tiene que cumplir las tres emes: lavado de manos, mascarilla y dos metros de distancia social, y no hay que bajar la guardia porque el coronavirus no se ha ido de vacaciones, está ahí y en cualquier momento puede salir”.

Por ello, pidió a los melillenses que sean “prudentes y responsables y sigan demostrando que lo son, como se ve en los resultados que dejan claro que los melillenses saben estar a la altura de las circunstancias, y lo queda es no dormirse en los laureles y mantener la alerta”.

Loading

J.A.M

Más información

Scroll al inicio

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€