Melilla pierde donaciones de sangre respecto a años anteriores al registrar alrededor de 1.200

Ha habido menos demanda de sangre, además de actividades para promover la donación debido a la pandemia

Este lunes 14 de junio, como cada año, se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre para agradecer la contribución que hacen los donantes voluntarios no remunerados y concienciar de la necesidad de hacer donaciones regulares para garantizar la calidad, seguridad y disponibilidad de sangre y sus productos. Según informó ayer el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), en Melilla se han realizado alrededor de 1.200 donaciones. Esta cifra es menor a la media de los últimos años.

El Ingesa apunta como posibles razones de este descenso que ha existido una disminución en el requerimiento de donación, así como en  las acciones de la estrategias de promoción de la donación (institutos de bachillerato, fuerzas armadas y del orden, bomberos, Comisión Islámica, Campus Universitario …) han estado limitadas el pasado ejercicio por las medidas impuestas con motivo de la pandemia del COVID-19, entidades a quienes el Ingesa agradece su colaboración.

No obstante, gracias a los donantes que ya estaban registrados en el inicio de la pandemia y otros que se han ido incorporando, estas cifras han permitido durante 2020 un suministro suficiente para las necesidades del Hospital Comarcal y para atender la demanda de muchos melillenses que necesitan transfusiones periódicas.

El director del Centro de Transfusión, el doctor Miguel Ángel de las Nieves, aprovecha la celebración del Día Mundial para felicitar y agradecer a los donantes que acudieran a la cita “en una época difícil”. Además, señala que el Centro de Transfusión, quizás el más pequeño de España, depende de la población de la ciudad “para que la necesidad de sangre quede cubierta”.

El Ingesa ha aprovechado la celebración de este día para hacer un llamamiento a que “todos contribuyamos y nos apuntemos en el registro de donantes de sangre del Centro de Transfusiones. Los donantes de sangre son esenciales en nuestra asistencia médica cotidiana.  Sin ellos no podríamos afrontar múltiples problemas médicos, quirúrgicos o accidentes traumáticos de toda índole”.

“Dona sangre para que el mundo siga latiendo”

Este año el lema de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es “dona sangre para que el mundo siga latiendo” y recuerda que las transfusiones de sangre y sus productos ayudan a salvar muchas vidas al año y mejorar la salud de los demás. La donación de sangre contribuye a que pacientes con enfermedades potencialmente mortales vivan más tiempo con mejor calidad de vida, y posibilitan la realización de intervenciones médicas y quirúrgicas complejas. Asimismo, tienen una función vital en la atención materno infantil, el embarazo y las respuestas de emergencia a los desastres naturales o causados por el hombre.

La campaña de este año de la OMS se centra especialmente en el papel de los jóvenes para “garantizar un suministro de sangre segura” y apela a ellos “que respondan al llamamiento humanitario de donar sangre e inspiren a otros a hacer lo mismo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ADVERTENCIA LEGAL: MELILLA HOY no secunda ni corrobora los artículos de opinión ni las manifestaciones expresadas en los comentarios de opinión de la web de este diario y sus respectivas redes sociales, y en consecuencia, no se hace responsable del contenido de los mismos.

Relacionado

Noticias Relacionadas

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€