Escribe para buscar

Local

Melilla no se ‘cortocircuita’: El temor a un gran apagón eléctrico no llega a la ciudad

Compartir
Luz

Algunas ferreterías no observan un incremento desbocado en la demanda de productos como linternas, hornillos o camping de gas ante tal riesgo: “No es algo generalizado que estén preguntando a diario”, comentan

“Apocalíptica” y “sin fundamento”.

De esta manera han calificado varios expertos en suministro eléctrico las afirmaciones que realizó el Gobierno de Austria en las que instaba a su población a prepararse ante el riesgo de que se produjese un apagón eléctrico “a escala europea”. Una probabilidad que expertos  en suministro energéticos como el profesor del área de Empresa de la Universidad Europea de Valencia, Roberto Gómez Calvet, no cree que ocurra porque, según afirma, los reguladores eléctricos de Europa “son los mejores del mundo”.

La tranquilidad que puedan tener las palabras de Gómez Calvet en este sentido no se están viendo reflejadas en la actitud que está tomando una buena parte de la ciudadanía española en los últimos días.
La ‘psicosis’ ante el temor de que se pueda producir un gran apagón energético en España ha llevado a que se dispare la venta de productos como hornillos de gas, linternas, pilas, camping gas o fogones, lo cual ha provocado que muchas ferreterías se hayan quedado sin algunos de estos productos ante la elevada demanda.
Ese consumo desbocado, sin embargo, no ha llegado con tanta fuerza a Melilla. ”Hay gente que sí que ha venido a preguntar por cosas que antes no se vendían como hornillos y demás productos, pero no es algo generalizado ni que estén preguntando a diario. No ha cambiado mucho la venta”, asegura Arturo Valero, un melillense que regente una ferretería popular en la Avenida Juan Carlos I. Valero asegura que en su tienda siguen trabajando de igual manera. “Hay gente que ha venido preguntando por linternas, hemos vendido alguna más que otra, pero no es una cosa general”, sostiene
Esa misma sensación de normalidad se extiende a otras ferreterías de las calles García Cabrelles, General Polavieja o Carlos Ramírez de Arellanos.
“Esa percepción de que de repente hayan subido las ventas por esa parte no la hemos tenido especialmente. A lo mejor si analizamos la venta de forma concreta a lo mejor podemos ver algo pero ahora mismo no nos ha llamado la atención en ese sentido”, afirma el empleado de un supermercado situado en la calle General Polavieja, el cual niega de que los clientes que han pasado por el local hayan preguntado si quiera por productos com linternas, pilas u hornillos. “Los más llamativo fue ayer (por el lunes) por un automóvil. Aquí en principio no nos ha llamado la atención nada raro”, recalca.
En cualquier caso, si hay personas que suelen adquirir este tipo de productos son los militares cuando van a realizar maniobras con el Ejército, tal y como explica una ferretera que vende estos productos en la calle Carlos Ramírez de Arellanos. “En las maniobras se tienen que llevar esos productos: el hornillo, la bombona, etc.. Por lo demás, no sabría decirte”, asegura al final.

“Ya no nos quedan linternas de camping”

A pesar de que en la mayoría de las ferreterías y tiendas de Melilla no existe por ahora ese sentimiento de pánico y acopio de productos como hornillos de gas, linternas, pilas o camping gas ante el improbable hecho de que se produzca un apagón eléctrico en España, hay un bazar chino ubicado en la calle General Polavieja en el que sí se ha producido esa alta demanda de productos. “Ya no nos quedan linternas de camping Hace justo una semana una mujer se llevó la última que quedaba”, afirma uno de los propietarios, quien asegura que probablemente sigan acudiendo gente al bazar pidiendo estos artículos.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *