MELILLA LEVÁNTATE: Con nocturnidad y alevosía nos quieren reformar el Estatuto de Autonomía

Por José Megías Aznar – Melilla.levantate@gmail.com

El PP ha presentado en el Senado una Proposición No de Ley para la reforma del Estatuto actual. No ha cumplido el mandato constitucional ni el Estatuto vigente que dice en su Artículo 41

     1. La iniciativa de la reforma corresponderá a la Asamblea de la Ciudad, de acuerdo con la facultad de iniciativa legislativa prevista en el artículo 13 del presente Estatuto, a las Cortes Generales o al Gobierno de la Nación.

     2. La iniciativa de reforma aprobada por la Asamblea requerirá la mayoría de dos tercios de la misma. En todo caso, la propuesta de reforma requerirá la aprobación de las Cortes Generales mediante Ley Orgánica.

Esta propuesta se la ha remitido al PSOE para llegar a un acuerdo, De nuevo los dos que consumaron la felonía en el 95 a este pueblo, por la falsa condición “por razones de Estado”.

De nuevo personas que no saben lo que es Melilla (pues la firmó Maroto, que no lo quisieron en su pueble y le dieron el cargo por otro territorio). Ni la firman los dos senadores del PP. Ni han iniciado el trámite en Melilla. Se les llena la boca como defensores de la Constitución y del Estatuto y no tardan un segundo en incumplir sus mandatos. Todo de espaldas del pueblo al que representan. Por eso en el Pleno del Estado de la Ciudad Imbroda iba con piel de armiño de zorro plateado. A Gloria le faltó besarlo. CPM ni se enteró de la jugada y entró en la red de Imbroda. Esta reforma no tendría validez hasta después de las elecciones del 2023. Maniqueísmo puro y duro.

Este procedimiento demuestra un absoluto desprecio por la Ley y los melillenses. Melilla necesita un Estatuto nuevo donde se recojan sus señas de identidad, sus especificaciones diferenciadoras y su régimen económico y fiscal. Todo lo demás es engañar a los melillenses.

El falso modelo “autonómico” que nos dio la Ley Orgánica, de 13 de marzo, de Estatuto de Autonomía de Melilla (BOE núm. 62, de 14 de marzo de 1995). Éste hecho fue la ruptura de la voluntad de un pueblo a la imposición del despacho de “desconocedores” de la realidad de Melilla. No fue un Estatuto conquistado, si no impuesto desde la burocracia que marcaba la cuestión de Estado. Este razonamiento lo impuso el Gobierno socialista del momento y fue aceptado por el PP. Prefirieron concedernos una carta municipal para no molestar a los “vecinos”, eso sí envuelta con el papel de celofán de Ley Orgánica.

La Constitución del 78, a través de su Disposición Transitoria Quinta, reconoce que Las ciudades de Ceuta y Melilla podrán constituirse en Comunidades Autónomas si así lo deciden sus respectivos Ayuntamientos, mediante acuerdo adoptado por la mayoría absoluta de sus miembros y así lo autorizan las Cortes Generales, mediante una ley orgánica, en los términos previstos en el artículo 144.

El Ayuntamiento de Melilla cumplió este precepto constitucional en octubre de 1981. El que no cumplió este mandato fue el Gobierno de España: el Parlamento no autorizó dicha petición, sino que nos “aprobaron unilateralmente a través de la utilización asilada del artículo 144b, sin que se formaran asambleas redactoras representativas de los territorios afectados (Ceuta y Melilla) que procedieran a elaborar los respectivos textos estatutarios, como pasó en el resto de las autonomías” (R. Estrena Cuesta).

En febrero de 2006 el Consejo de Estado en su informe sobre “Modificaciones de la Constitución Española”, aborda esta cuestión y propone, para que Melilla y Ceuta tengan una autonomía como las demás, la modificación del artículo 137 con la siguiente redacción:

1. España se organiza territorialmente en Comunidades Autónomas y Ciudades Autónomas, así como en municipios y provincias.

2. Las Comunidades y Ciudades Autónomas gozan de autonomía en los términos previstos por la Constitución y los respectivos Estatutos. La ley asegurará la autonomía de municipios y provincias para la gestión de sus respectivos intereses.

Y reflexiona el Consejo de Estado:

“Pero como las Leyes Orgánicas 1 y 2 de 1995, ambas de 13 de marzo, dictadas de acuerdo con lo previsto en el artículo 144 b), no hicieron uso expreso de esta disposición transitoria, no cabe afirmar tampoco que sus efectos se hayan agotado. Si se desea mantener abierta la posibilidad que en ella se contempla, ha de tenerse en cuenta, sin embargo, que la reforma que se proyecta consagra explícitamente la existencia de Ceuta y de Melilla como Ciudades Autónomas y que, en consecuencia, la creación de Comunidades Autónomas sobre el territorio de estas Ciudades.

Si la Constitución del 78 lo preveía y el Consejo de Estado lo ratifica ¿por qué no somos Comunidad Autónoma? Nada más se me ocurre una respuesta: por cuestión de Estado (el miedo a Marruecos). Porque molesta a alguien. Melilla y Ceuta no quieren ser cuestión de Estado, quieren ser Estado como las demás autonomías.

Voy a exponer las líneas mínimas que tendría que tener un auténtico Estatuto de Autonomía

Políticas:

Asamblea constituyente que redacte un nuevo Estatuto y se apruebe por referéndum.

Donde se contemplen las competencias básicas del Estatuto de Autonomía

1.- Capacidad legislativa, con las competencias transferidas, y legislar una adendum a las leyes del Estado que afecten directamente a Melilla.

2.- Separación del presidente y de la asamblea del gobierno

3.- Senador autonómico

4.- Limitación de mandatos a 8 años

5.- No habrá inmunidad parlamentaria

6.- Constitución de una sala específica y permanente del TSJ en Melilla y para Ceuta.

7.- Legitimación activa ante el Tribunal Constitucional. Si hubiéramos tenido esta legitimidad activa para defender nuestra autonomía, no se hubieran producido las sentencias donde se nos equipara a un ayuntamiento.

8.- Las competencias contempladas en el artículo 148 CE y algunas contempladas en el artículo 152.-

9.- El reconocimiento explícito de una sociedad plural, tanto en cultura, costumbres, expresiones religiosas, diversidad lingüística.

10.- La organización, estructura, régimen y funcionamiento de sus instituciones de autogobierno.

Con la reforma lo que quieren el PP y el PSOE es tener más posibilidades de colocar a sus “acólitos” y no defender los intereses de los melillenses. Seguiré hablando de nuestro derecho irrenunciable a la igualdad con los pueblos de España.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas

Bajar impuestos = más votos

El gran Rafa Nadal viene a ser como Tezanos, pero al revés. Nadal será parte de ese enorme legado español, Tezanos parte de nuestra vergüenza