Medio Ambiente ofrecerá subvenciones de hasta 12.000 euros para renovar la flota de taxis en Melilla

Con estas ayudas, las 60 licencias que hay en la Ciudad serán para vehículos no contaminantes que cumplan con la nueva normativa que entrará en vigor en 2023

Mohatar agradece el «diálogo fluido» para llegar a este acuerdo con el colectivo del taxi para un cambio en que ve como «necesario» para la modernización» de los autos y la adquisición de modelos «híbridos», en los que también se admiten  los que sean eléctricos. «Sería para cambiar la imagen que actualmente tiene ahora mismo el taxi, la cual es muy complicada al estar sumido en una crisis profunda con el cierre de la frontera, y este cambio creo que será muy necesario», explicó el consejero, quien justificó esa necesidad de renovación afirmando que los coches actuales tienen una media de antigüedad que superan los 25 años e incluso pueden llegar hasta los 30 con desperfectos y carencia de material como cinturones de seguridad traseros.

El consejero de Medio Ambiente, Hassan Mohatar, cifra esta partida de subvenciones de hasta 12.000 euros para la renovación de dichos vehículos en unos modelos más «modernos, menos contaminantes y nuevos» en casi 400.000 euros con el fin de que para 2023 estos nuevos coches puedan circular sin problemas con la nueva normativa de la nueva Ley de Cambio Climático del Ministerio de Transición Ecológica que contempla que todas aquellas ciudades que superen los 50.000 habitantes deben restringir un área por objetivo medioambiental.

«A partir de 2023 entrará una nueva normativa donde solamente podrán entrar en el centro de las ciudades de toda Europa vehículos que no sean contaminantes», completa Mohatar, quien espera que los taxistas se vayan «adhiriendo» a estas subvenciones y vayan cambiando el 50% de la flota de vehículos este año para que el curso siguiente se complete la remodelación con otra subvención.

Apuesta por mejorar la “imagen corporativa del sector”

Asimismo, el consejero informó que se está trabajando en la elaboración de un reglamento de funcionamiento del sector para mejorar su «imagen corporativa» de cara al turismo y al visitante. «Que cuando los turistas o gente que llega de la Península que los primeros vehículos que vean no sean los taxis que tenemos actualmente: con 30 años de antigüedad, algunos sin aire acondicionado, sin cinturón de seguridad trasero… Y eso no se puede permitir. Sobre todo con la normativa de 2023 de emisiones cero», argumentó Mohatar, quien aseguró que todo transporte público «está obligado» a tener vehículos no contaminantes.

En este sentido, el titular de Medio Ambiente asegura que esta renovación va «paralela» con la elaboración del pliego para la «próxima licitación» del servicio de COA (Cooperativa Omnibus Autobuses) el cual, según le trasladaron desde la Consejería de Hacienda, seguramente esté listo para diciembre .

Descarta por el momento la construcción de una centralita por su elevado coste

A  preguntas de la prensa acerca de si van a instalar una centralita para canalizar las llamadas de los usuarios, el consejero de Medio Ambiente declinó la idea debido al coste «bastante importante» que supone. «Estuvimos comentando la idea de montar alguna centralita, pero yo veo una aplicación informática mucho más factible», admitió Mohatar, quien también comentó la idea de meter las llamadas «dentro de una misma red» como se hace en otras ciudades españolas, pero afirma que los costes eran igualmente altos. «Estamos un poco reticentes, porque la media estaba entre 80-90.000 euros anuales y el propio sector no lo podría sufragar por los pocos servicios económicos con los que cuenta», remata.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas