agosto 9, 2022 12:03

“Me gustaría hacer varios proyectos sociales, y uno de ellos sería trabajar con mujeres maltratadas”

MELILLA HOY entrevista a Nabil Mohamed «El Lobo», fundador del Club “Underdog Nebil Team” y guardia civil de profesión, medallista de Grappling y Jiu Jitsu brasileño

Nabil Mohamed charla con el MELILLA HOY después de conseguir una medalla de plata en la modalidad de Grappling y dos de bronce en Jiu Jitsu brasileño en el último Campeonato de España. Fundador del Club “Underdog Nebil Team” y guardia civil de profesión, quiere hacer también una labor social con este deporte.

– ¿Cómo estás después del éxito logrado en el Campeonato de España de la Asociación Española de Jiu Jitsu Brasileño Unificado?

– En 2020 fui campeón de España en la modalidad de grappling y Jiu Jitsu. Tuve covid-19, el cual me dejó ciertas secuelas, y aun así competí este año quedando segundo y tercero en mi categoría. Siento que pude haber dado un poquito más, pero por consecuencias de esta enfermedad no di todo lo que podía. Estoy preparando un futuro compromiso para que mi escuela (enfocadas en estos deportes) siga creciendo, la cual lo está haciendo a pasos agigantados

– Aparte del campeonato europeo, ¿qué otros proyectos tienes en mente?

-En un futuro me gustaría hacer varios proyectos sociales. Uno de ellos sería trabajar con mujeres maltratadas, otro con niños que sufran bullying, otro con niños con discapacidad sensorial: ciego, sordo o mudo. Discapacidad intelectual no puedo porque no estoy titulado para ello. Otro proyecto sería marcar un poco a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que tenemos aquí en Melilla o a las del Estado, ya sean policías locales, agentes de movilidad o guardias civiles, a los cuales ya tengo algunos alumnos en mi escuela, pero me gustaría que fuera más generalizado para que sus intervenciones en la calle fuesen mucho más limpia, porque cuando tú tienes el control sobre el sujeto, cuando sabes desplazarte y defenderte causas un menor daño en la persona que se resiste, porque no se trata de que un policía se ponga a boxear con un delincuente o con alguien que está en un estado de alteración debido a las drogas o cualquier problema, lo que tienes que hacer es esposarlo o calmarlo de alguna otra forma.

– ¿Puede explicarnos en qué consisten el Grappling y el Jiu Jitsu brasileño?

-El Jiu Jitsu brasileño es un deporte que inventó un profesor llamado Hélio Gracie, quien a principios del siglo XX a Japón donde conoció el Jiu Jitsu japonés y lo adaptó creando el Jiu Jitsu brasileño, un arte marcial en el cual un hombre, en teoría, más pequeño y más débil pudiera enfrentarse a un hombre más fuerte físicamente que él.

Su auge viene a finales de los 90’s y actualmente es en Brasil el segundo deporte más practicado tras el fútbol y creo que es el arte marcial en el mundo con mayor crecimiento a expensas de que lo declaren deporte olímpico.

El grappling viene del inglés y significa “agarre”, y consiste en agarrar a tu oponente, derribarlo, inmovilizarlo y someterlo ¿Cómo se somete? Pues mediante luxaciones, estrangulaciones, controles, etc.

– ¿Por qué elegiste estos deportes y no otros?

-Mi historia es un poco complicada. Tuve una infancia bastante dura y sufrí muchísimo bullying porque era un niño grueso y cuando tuve 15 años cambié mi estilo de vida y me dediqué a realizar pesas, halterofilia, y carrera, mucha carrera continua. Mi objetivo siempre fue el de conseguir ser un peleador-luchador. Probé el boxeo, no me llenó; probé el kingboxing, no me terminó de convencer, y cuando aprobé para ser guardia civil y me fui a Canarias, que es la cuna del Jiu Jitsu brasileño aquí en España y una de las principales sedes de este deporte, empecé a practicarlo y descubrí que era mi pasión. Y desde los 31 años hasta ahora que tengo 42 he hecho un entrenamiento prácticamente obsesivo todos los días y he empezado a competir bastante tarde. Realmente, para una persona de mi edad tiene mérito, porque a los 30 y pocos muchos deportistas están pensando en jubilarse y yo empecé a esa edad y mientras dure mi salud ahí estaré.

– ¿Es una competición dura?

– Sí, es una competición dura y más teniendo en cuenta que las personas que lo practicamos solemos ser trabajadores. Esto no es como el fútbol. Un futbolista genera millones de euros, tiene una vida cómoda, un preparador físico, un nutricionista, un jet privado que lo lleva a todos los sitios, etc. mientras nosotros tenemos que costearnos las competiciones prácticamente de nuestro bolsillo.

Este último año, gracias a Dios, el señor (consejero de Deportes) Rachid Bussian, me ha becado y sponsorizado con ‘Melilla Sport Capital’, y más o menos me ha llevado a sufragar los gastos de este año, pero en los otros aspectos es bastante duro porque la lucha no es un juego. Cuando juegas a un partido de tenis o de fútbol puedes ganar o perder, cuando luchas te estás jugando la integridad física, porque te puedes romper el cuello, un brazo, se te pueden saltar los dientes. Aparte, soy luchador profesional de MMA (Artes marciales mixtas), yo peleo dentro de una jaula, y pertenecí a la compañía más puntera de España, que es la AFL, y tuve varios peleas y me iba bastante bien, pero lo tuve que aparcar porque tengo hijos, familias, soy guardia civil y no me da el tiempo para competir tanto como pudiera, y no puedo invertir el dinero de mi familia en las competiciones.

– ¿Y de tenerlo como hobby?

– Como hobby es maravilloso. Tengo una escuela con alumnos, los cuales algunos tienen problemas físicos como escoliosis en la espalda, problemas de tendones, obesidad, diabetes, hipertensión… Tengo alumnos de 55 y hasta cuatro años, porque el rango de edad es enorme. Es como una gran familia. No me gusta emplear el término familia, pero es así, yo les llamo mis pequeños lobos porque somos una manada. El ambiente es buenísimo y hay se les ayuda a desarrollar su disciplina, su autocontrol, respeto, saber estar, les da seguridad, y también al practicar una actividad física que aunque es moderada, te ayuda a mantenerte en forma. Otro tema es cuando tienes que competir, que eso es más duro.

– Me imagino que sus compañeros de la Guardia Civil y su familia estarán orgullosos de usted

-Yo me siento muy orgulloso de poder representar a la ciudad de Melilla y estoy contento porque esto genera una publicidad a la ciudad bastante positiva, ya que no se habla solamente de la inmigración o de otros temas que son un poco más polémicos en la ciudad. Todo lo que sea representar a los ciudadanos también es un orgullo. Dentro de la Guardia Civil me siento bastante reconocido, tenga en cuenta que me hicieron una entrevista para el telediario de ‘Antena 3’ en hora punta que lo vieron millones de personas, con lo cual uno va viendo que su trabajo adquiere cierto reconocimiento y va creciendo la escuela y yo.

– ¿Y el siguiente reto?

El siguiente reto es el campeonato europeo y mundial que se celebra en Europa del Este a mediados de año o en verano a más tardar.

Para mí no hay nada imposible. ‘Under Dog’, el nombre de mi escuela, quiere decir en el término de los peleadores el menos favorito. Yo siempre intenté mantener los pies en el suelo y tener una mentalidad respetuosa y humilde, lo que me inculcó mi madre, el ejército, la Guardia Civil. Llevo toda mi vida prácticamente de uniforme. Soy muy militar y muy disciplinado.

Soñar es gratis, y mi objetivo es el próximo (campeonato) europeo.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas