CARGANDO

Escribe para buscar

Local

“MARUJA”, un ejemplo a seguir

Compartir

Leo con gran satisfacción y agradecimiento que por la CAM se le ha concedido a “Nuestra Enfermera” el nombre de una calle en nuestra Ciudad.

Y digo “Nuestra” porque María Cabas Huertas, Maruja como era conocida en el ámbito sanitario, fue de todos los pertenecientes a esta profesión, independientemente de la categoría laboral que ostentáramos.
Conocí a Maruja allá por los años ochenta, cuando yo era Médico de Guardia en el que fue nuestro querido Hospital de Cruz Roja. Nacida en Cartagena, fue toda una señora, íntegra a título personal y profesional. Jefa de Enfermería y Profesora de la Escuela de Enfermería de Cruz Roja de Melilla.
Un ejemplo de madre que sacó adelante a una casa de cuatro hijos a los que conozco. Tuvo el dolor de enterrar a uno de ellos, para que no le faltara de nada. Empleaba las noches para trabajar como la única enfermera de vela del hospital; pero se bastaba y le sobraba para atender a los hospitalizados con su saber, rectitud de criterios, sensibilidad y saber estar.
Recuerdos tantas guardias que hice con ella, agradables y sobre todo seguras. ¡Cuando Maruja llamaba al Médico de Guardia había que “atarse los machos”! porque la cosa era gorda y, como tal, urgente. Aprendí mucho de ella, sobre todo de poner los siete sentidos en favor del que sufre y eso mismo también inculcó en sus alumnas. Mi querida Maruja supiste labrarte con mucho trabajo y falta de medios lo que hoy te reconocen. A tus hijos, mi sincera enhorabuena con un fuerte abrazo.

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *