Margallo cree que el mayor error de la declaración Sánchez-Mohamed VI es no reconocer la españolidad de Ceuta y Melilla

El exministro de Exteriores y miembros del Comité Ejecutivo del Partido Popular, José Manuel García Margallo, considera que el mayor error de la declaración acordada ayer entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el Rey de Marruecos, Mohamed VI, es no reconocer la españolidad de Ceuta y Melilla. Considera que la cena que mantuvieron ayer ambos será para España «la más cara de la historia» después de la de Epulón en la Biblia, porque tendrá un coste en la importación del gas de Argelia y previsiblemente Italia se convierta en socio estratégico para la importación para Europa en lugar de España.

Así lo ha afirmado el exministro en declaraciones en las que considera una «obviedad» el acuerdo alcanzado por España y Marruecos para reactivar el grupo de trabajo sobre «delimitación de espacios marítimos con el objetivo de lograr avances concretos», manteniendo «discusiones de buena fe en el marco de la Convención de Naciones Unidas del Derecho del Mar».
Un acuerdo que se produce después de que Marruecos aprobara, a principios de 2020, dos leyes por las que delimita el mar territorial marroquí hasta 12 millas y la zona económica exclusiva (ZEE) de 200 millas desde sus costas. Dicha delimitación entraba en conflicto con la de las aguas territoriales españolas en las islas Canarias.
García Margallo da por sentado que la resolución de estas diferencias se debe hacer de acuerdo con la convención de las leyes del mar de 1982. Y también considera «solemnizar lo obvio» que se vaya a restablecer la comunicación entre Ceuta y Melilla y el reino de Marruecos. Argumenta, en este sentido, que eso ya consta en los acuerdos de Marruecos con la Unión Europea y que interrumpir esas comunicaciones «es contrario al acuerdo». «Se van a cumplir las cosas que se tienen que cumplir», ha sentenciado.
Pero lo que considera «más grave» es que en la declaración no se reconozca la españolidad de Ceuta y Melilla «que era lo importante», mientras que se vuelve a insistir en que España considera la propuesta de autonomía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental como la «más seria y creíble». Algo, advierte, que excluye la opción por la independencia, decantándose así por la solución propuesta por Marruecos.

«ESPAÑA NO HA CONSEGUIDO NADA»
El exministro de Exteriores lamenta que todos los países que han adoptado algún cambio de postura en sus relaciones con Marruecos, «al menos en el lenguaje, han obtenido una contraprestación». Sin embargo, «España no ha conseguido nada».

Y por el contrario, añade que lo que sí ha logrado España es el empeoramiento de las relaciones con Argelia en un momento en el que las tensiones en materia energética, con el gas, van a provocar un notable aumento del precio para España.

En este sentido, señala que España podría haberse convertido en la plataforma para exportar a Europa el gas de Argelia y ahora se encuentra con la tesitura de que Sonatrach va a subir el precio del gas que vende a nuestro país.

Además, apunta a la visita que realizará pronto Mario Draghi a Argel y cree que «es más que probable» que Italia se convierta en el socio preferencial de Argelia para la exportación de gas en lugar de España, que partía de una posición muy favorable antes de la carta de Pedro Sánchez al rey de Marruecos.

Por ello, concluye que la cena de ayer de Pedro Sánchez con Mohamed VI «ha sido la más cara de la historia desde las del rico Epulón de la Biblia».

Para García Margallo, el giro que ha dado Pedro Sánchez con la postura sobre el Sáhara occidental es el «mayor gesto autocrático» que ha visto en materia de política exterior porque lo ha hecho sin consultar con su ministro de Exteriores, ni con el Consejo de Ministros, sin discutirlo en las Cortes y sin haber informado al principal partido de la oposición.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas