MELILLA HOY

junio 26, 2022 22:15

Malestar en el comercio local por “la ley del embudo” que la Policía marroquí aplica en el paso de las compras

Los agentes marroquíes dejan pasar las compras de quienes vuelven de Marruecos, pero no permite lo mismo a los que entran desde Melilla

Comerciantes y empresarios de Melilla no han ocultado su malestar por la actitud que está teniendo la Policía marroquí respecto al paso de personas con mercancías desde que reabrió la frontera terrestre: mientras deja pasar sin problema las bolsas de la compra de Marruecos hacia Melilla, no está aplicando el mismo criterio a quienes van también con sus compras desde Melilla hacia el país vecino.

Una “ley del embudo” que la Confederación Melillense de Empresarios (CEME-CEOE) rechaza de plano y sobre la que ya ha hablado con la delegada del Gobierno en Melilla, Sabrina Moh, para pedirle que España y marruecos hablen, unifiquen criterios y clarifiquen los puntos para que todo el mundo sepa qué se puede pasar y qué no.


Así lo expuso en declaraciones a MELILLA HOY el presidente de la CEME-CEOE, Enrique Alcoba, quien recordó que esa diferencia en el trato del paso de las compras que se está observando en la frontera por parte de la Policía marroquí “no es lo que hemos escuchado ni al presidente del Gobierno ni al ministro de Asuntos Exteriores” sobre “el respeto mutuo” y tratar de conseguir que el paso de personas y mercancías sea beneficioso para ambas partes.


Por ello, Alcoba confía en que, después de estos primeros días, se clarifique y que las personas que vengan a Melilla procedentes de Marruecos puedan pasar sus bolsas de la compra sin trabas, como está sucediendo a la inversa. En definitiva, aplicar el régimen de viajeros “como cuando vamos con el coche a Málaga y traemos bolsas de haber comprado en varios sitios”, señaló el presidente de la CEME-CEOE.


Eso conllevaría un tráfico “beneficioso” en ambas direcciones. “Ahora mismo no lo vemos”, lamentó Enrique Alcoba, que diferenció esta petición a un supuesto porteo o contrabando que “eso no lo quiere nadie ni va a volver”.

Un paso “humanitario”
En cualquier caso, también aclaró que en estos primeros días de reapertura fronteriza son muy pocos los marroquíes que están viniendo de turismo por la exigencia del visado. Quienes más están cruzando la frontera son melillenses “que van y vuelven” y la frontera está funcionando, sobre todo, con una primera fase “humanitaria”, para volver a entablar esa relación social y familiar después de 26 meses cerrada.


La fase que espera la patronal es la tercera, relativa a la reapertura de la aduana comercial, que confía en que tenga lugar de aquí a un mes.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Un comentario

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas