Madres de niños con necesidades específicas piden herramientas adecuadas en los centros educativos

Plataforma NEES

Estas madres, que participaron ayer en el primer evento de la Plataforma NEES (Niños con necesidades específicas), piden “mobiliario” adecuado, atención a sus hijos y “adaptación curricular individualizada”

La Plataforma NEES (Niños con necesidades específicas) presentó ayer su primer evento en la sala 10 de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) ante aproximadamente 60 personas en el cual algunos padres contaron sus experiencias y dificultades que viven diariamente con las aulas TEAS (Trastorno del Espectro Autista) o multifuncionales de los centros escolares, como el Reina Sofía en las que estudian sus hijos con necesidades específicas.

Una de los miembros de esta plataforma es Samira Ouarachi, madre de un niño con autismo severo que denuncia la falta de  herramientas y mobiliario “adecuado” para él en su centro escolar.

“Me encuentro con que mi hijo está en un colegio ordinario y nos faltan las herramientas, nos falta mobiliario porque sigue siendo un niño con autismo y necesitamos que todo ese mobiliario que nos ofrece supuestamente el Ministerio (de Educación) que esté acondicionado para los niños con autismo”, pide Ouarachi, quien sostiene que no hay aulas TEA en un centro educativo y lamenta que en este problema solo exista en Melilla ya que asegura que en otras ciudades sí hay este tipo de aulas.

“En todos los colegios hay aulas TEA y aquí no hay en Melilla, y el por qué no lo sabemos, pero sí que nos encontramos con esa circunstancia y si a eso le añadimos que cómo aprende su sistema de metodología de aprendizaje todo visual ya añadimos más dificultades al asunto”, explicó, apelando al apoyo de todos los padres y a todas las personas preocupadas por este asunto a empujar para conseguir sus reivindicaciones. “Todos sabemos un poquito de autismo y que lo hagamos práctico. Lo único que pedimos es mobiliario, atención a nuestro niños y, sobre todo, adaptación curricular individualizada”, concluye.

“Para una madre todo esto es complicado”

Cristina (nombre ficticio para proteger a la fuente) es otra madre de un niño con autismo “bastante severo” que afirma que, en comparación con otro centro escolar en el que estuvo escolarizado su hijo, este no consigue “progresar” en Melilla porque no cuenta con los “instrumentos necesarios”.

“Para una madre es complicado todo esto. Es intentar entender el por qué mi hijo tiene que ser aquí un ciudadano de clase  B, C o incluso D, y a lo mejor niños en la península pueden progresar ¿Este es el futuro que nosotros queremos para estos niños? ¿No somos capaces de darle lo que les pertenece que es el derecho a mejorar y a tener una educación digna?”, se pregunta indignada Cristina, quien espera que el Ministerio de Educación “entienda las necesidades” que tienen los padres de estar “tranquilos” de dejar a sus hijos en cualquier clase de aula y que “poco a poco” van a progresar.

Entre los “instrumentos “que demandan para sus hijos está el disponer de un fisioterapeuta, terapia en agua, equinoterapia, terapias con perros, o un aula sensorial. Esto último afirma Cristina que es “superimportante” para ellos. Además, piden educadores “constantes” que no cambien “cada dos por tres”, ya que afirman que pueden “descontrola” a los niños autistas.

“Ellos tardan muchísimo en adaptarse a la persona. Mucho tiempo, y si le cambiamos constantemente esa figura que ellos hacen propia, ¿cómo vamos a pretender que ellos mejoren? Es imposible. Aunque ellos quieran mejorar, no pueden”, explica indignada, agregando que esa falta de herramientas y mobiliario adecuado ha hecho retroceder a su hijo.

“Ya no aguanta los ruidos, no aguanta que lo toquen porque han cambiado a muchas personas”, sentencia al final.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas