Luis Miguel Palacios deja el puesto de superintendente de la Policía Local de Melilla tras 22 meses

Ha aceptado el cargo de director general de Seguridad y Emergencias en el Ayuntamiento de Alcorcón (Madrid)

Luis Miguel Palacios ha renunciado a continuar como superintendente de la Policía Local de Melilla, puesto en el que tomó posesión en julio de 2020, tras aceptar el cargo de director general de Seguridad y Emergencias en el Ayuntamiento de Alcorcón (Madrid).

Según ha podido saber MELILLA HOY, De Castro informó a la plantilla de su decisión con una carta de despedida remitida a través de uno de los canales de comunicación internos del Cuerpo. La renuncia de Palacios se produce poco antes de cumplir dos años al frente de la Policía Local de Melilla en un puesto creado por el presidente de la Ciudad Autónoma, Eduardo de Castro, como una de sus grandes apuestas como responsable del área de Seguridad Ciudadana.
A preguntas de los periodistas, De Castro informó de que este miércoles fue el último día de Palacios al frente de la Policía Local de Melilla, aunque podría volver a ostentar esta responsabilidad en el futuro, si lo desea, al marcharse en situación de servicios especiales.


De Castro consideró “lógica” la decisión de Palacios después de que le hayan ofrecido un puesto de relevancia que, además, es “una oferta muy interesante desde el punto de vista profesional y familiar” sobre la que él ya tenía constancia hace un tiempo, aunque no tuvo conocimiento oficial hasta este miércoles.


Al regresar de Madrid, De Castro dijo que se había encontrado “un sobre cerrado” con el acuerdo del Ayuntamiento de Alcorcón con el nombramiento de Palacios, por lo que ayer fue su último día como superintendente de la Policía Local antes de su toma de posesión en su nuevo cargo.

Derecho a “progresar”
El presidente razonó que “no se le pueden poner puertas al campo”, menos aún a personas como Palacios, a quien agradeció el trabajo que ha desempeñado en los últimos 22 meses como responsable de la Policía Local de Melilla y, aunque admitió que se trataba de una “apuesta” suya, dijo que Palacios “está en su perfecto derecho” de “progresar”.


“Mi obligación es poner todo lo que esté en mi mano para facilitárselo”, indicó De Castro para defender que “no es el primer caso de gente que viene a trabajar y le sale una oferta mejor”, aunque admitió que siente que Palacios se vaya porque “estaría bien que se quedara” por el trabajo que ha realizado en este tiempo.


“Se han hecho muchísimas cosas que, a lo mejor, no se ven desde fuera, pero sí desde dentro”, explicó el presidente para afirmar que Palacios “le ha dado un vuelco al organigrama de la Policía Local” y, como él mismo quería, la ha “profesionalizado”, le ha dado “una estructura nueva” y “ha preparado todo para la nueva etapa con las nuevas instalaciones”.


En definitiva, “lo ha dejado todo cerrado para que la Policía Local siga su camino” en su reestructuración, con el objetivo de “potenciarla, profesionalizarla y que repercuta en un servicio a los ciudadanos”.

Relevo
Mostró su pretensión de volver a sacar la plaza de superintendente y también la de intendente, que no está ocupada, dos puestos de mando que, como recordó, están contemplados en el reglamento de la Policía Local “desde siempre”, si bien “nunca se ha querido cubrir” la de superintendente.


Por el momento, “no hay nombre” para ocupar el puesto que deja Palacios al frente de la Policía Local, aunque avanzó que, posiblemente, lo hará en funciones alguno de los dos inspectores que, además, “llevan la misma línea de trabajo que el superintendente ha marcado”.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas