Los ecologistas consiguen que bajen de 4 a 2 los carriles en el Colegio Gabriel de Morales

Acera sin árboles colegio

Guelaya anuncia también que se sustituirán los eucaliptos por arbolado de sombra, preferentemente ficus

Tras varias reuniones mantenidas por Guelaya con el consejero de Infraestructuras y con el personal técnico de la Consejería, ésta ha comunicado su intención de reducir de cuatro a dos los carriles de la calle Marina Farinós y al ensanchado de las aceras frente al colegio en construcción en el antiguo cuartel Gabriel de Morales. Los ecologistas consideran que se trata de una decisión coherente con la necesidad de crear entornos escolares saludables, al igual que el ensanchado de las aceras, por lo que valoran esta decisión.

La asociación ecologista ha señalado que, ante el despropósito de la tala de eucaliptos, Guelaya ha defendido la necesidad de plantar ficus en los lugares de los eucaliptos, ya que el ficus es el que mejor sombra da en nuestra ciudad y por eso con respecto a la implantación de hileras de arbolado de sombra en las dos aceras de la calle y alrededor del centro educativo en el nuevo vial que atraviesa ahora el antiguo cuartel, se plantarán ficus para sustituir la arboleda de eucaliptos talada. Guelaya lamenta que, tras el irreparable daño ya provocado, haya que recurrir a medidas que, además, se deben entender como un mal menor ante las dificultades que los técnicos han argumentado para salvar la diferencia de cota.

No obstante, Guelaya espera seguir debatiendo de forma abierta la urbanización de los dos próximos cuarteles que ya han sido conveniados con el ministerio de Defensa y que por su tamaño (mayor de 5 hectáreas) y usos urbanísticos (Residencial, equipamientos, “espacios libres”), requieren de la realización de procedimientos de evaluación ambiental en los que participarán a buen seguro ya que el cuartel de Santiago tiene 69.062,50 m² y el cuartel de Caballería “Primo de Rivera” (Regimiento Alcántara) 79.286,38 m².

En el caso del diálogo mantenido sobre el plan del cuartel Gabriel de Morales (U.E. 42), señalan que han echado en falta la existencia de una normativa de zonas verdes moderna que determine las condiciones que tiene que cumplir el arbolado urbano para cumplir su función, que ya no es solo la tradicional de las zonas verdes urbanas sino la de aminorar las condiciones de emergencia climática por lo que las zonas verdes deben dejar de ser ya en esta ciudad explanadas de hormigón que contienen escaso arbolado de mínimo porte y poca sombra.

Por ello, Guelaya recuerda el papel que la Consejería de Medio Ambiente debe tener por sus competencias en garantizar zonas verdes dignas con una normativa actualizada y con la declaración de arbolado singular para el patrimonio natural que los cuarteles están dejando a la ciudad.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas