Los 6 mejores navegadores web alternativos que debes probar en 2022

Desde sus inicios, el único camino a la web era Internet Explorer, y, por ende, todos los internautas estaban sujetos a él. No obstante, con la expansión indetenible del ciberespacio, surgieron nuevas alternativas, y los cosmonautas decidieron probarlas.  Fue cuestión de tiempo para que las nacientes opciones se hicieran populares y formaran parte de la evolución del Internet.

Con la masificación de los dispositivos móviles de Apple, por un lado, Safari salió de la elitista esquina del Macintosh, y enseñó, sin querer, a cientos de millones de personas, que Internet no era lo mismo que Internet Explorer. Por el otro, Google atacó letalmente con Chrome, y lo convirtió en el navegador más usado del mundo. Microsoft, para intentar no quedarse atrás, remozó su viejo caballo de batalla y lo convirtió en Edge.

Sin embargo, al margen de esta lucha de titanes, se libra la cotidiana lucha de los caminos alternos: esos que nos dejan hacer las cosas a nuestro modo. Si aún no has salido a surfear la web con tablas diferentes a Internet Explorer, Chrome, Safari y Edge, esta es tu oportunidad. Échale un vistazo a estos navegadores web alternativos y prueba una manera diferente y personalizada de conectarte a la red.

Mozilla Firefox

Con casi veinte años de presencia en la web, este es sin duda el navegador alternativo más conocido y que probablemente uses desde hace algún tiempo. A diferencia de otros, Firefox no está basado en el proyecto Chromium, sino que tiene su propio motor de renderizado.

Su principal diferencia con los navegadores tradicionales es su casi ilimitada capacidad de personalización, gracias a su extensa librería de complementos y extensiones. Esto da una mayor libertad a los usuarios respecto a sus preferencias. Además, es mucho más rápido que la mayoría de los navegadores y corre con eficiencia en computadores antiguos o de recursos moderados.

Opera

Considerada por muchos como la navaja suiza de los navegadores web, Opera ha sido desde sus inicios uno de los navegadores más avanzados del mundo. Nacido en 1995, apenas 5 años después del primer navegador web de la historia, es uno de los browsers más antiguos y con mayor solidez en desarrollo e investigación.

Ha sido pionero en numerosas características que luego adoptarían gradualmente otros navegadores, como el Speed Dial (Acceso Rápido), modo lectura, bloqueador de publicidad, su propia VPN y hasta criptobilletera. Ofrece hasta un editor de stickers en su versión para Android, WebSnap, que en el futuro cercano podría evolucionar a editor de videos gratis.

Aunque estuvo desarrollado en el motor Presto hasta 2013, ahora corre sobre Chromium y ya está optimizado para la Web 3.0. Su nuevo motor le permite beneficiarse tanto de un incremento en la rapidez como de la compatibilidad de los complementos y extensiones de la librería de la Chrome Web Store.

Brave

Autoproclamado como el primer navegador “seguridad primero” del mundo, Brave ha venido consolidando su posición en los últimos años. Lanzado apenas en 2016, destaca por sus potentes características de seguridad y privacidad. Su bloqueador de rastreadores y de publicidad funciona donde todos los demás fallan, por lo cual gana mucho en rapidez y estabilidad. Actualmente cuenta con una sólida campaña de márquetin que ha aupado su posicionamiento global.

Como contraparte del bloqueo de la publicidad, Brave ofrece un sistema de recompensas con un token propio, el BAT (Basic Attention Token). Así, tanto los usuarios como los anunciantes acumulan BAT y estimulan un entorno de publicidad no invasivo y cuyos beneficios no son unilaterales.

Adicionalmente, al estar desarrollado también sobre Chromium, la mayoría de extensiones y complementos de la librería de Chrome son compatibles con Brave, para una experiencia más personalizada y eficiente.

Vivaldi

Aunque comparte con Chrome, Opera y Brave el motor de Chromium para aprovechar sus beneficios de rendimiento y compatibilidad, Vivaldi tiene una personalidad distinta. Para comenzar, sus posibilidades de personalización son de una flexibilidad impresionante. Desde la interfaz hasta el modo en que funcionan las pestañas y la navegación, el usuario tiene un control casi absoluto.

Además, usa DuckDuckGo como buscador predeterminado para agregar mejoras en la privacidad, e incluye características únicas como los Web Panels para una navegación más inteligente y productiva. Aunque luce temible por su flexibilidad y está dirigido a usuarios avanzados, Vivaldi tiene una interfaz amigable con usuarios de cualquier nivel.

Tor

Cuando la privacidad y la seguridad son lo primero, Tor sería la primera opción de la lista. Es una versión de Mozilla Firefox adaptada para facilitar el acceso a la red de donde toma su nombre, The Onion Router (El Enrutador Cebolla). Dicha red opera superpuesta sobre la Internet para enrutar las comunicaciones en condiciones de cifrado y anonimato.

Aunque no ofrece protección a prueba de balas, sí mantiene un estándar de privacidad y seguridad de lejos muy superior a cualquier otro navegador. Esto lo logra enrutando el tráfico generado en tu dispositivo a través de una cadena de servidores anónimos, a diferencia de la manera estándar de conectarse a Internet. En términos sencillos, eres virtualmente invisible en la red.

Esta poderosa característica le ha permitido convertirse en la elección predilecta de personas que necesitan burlar gobiernos represivos y restricciones de Internet, como periodistas y otros profesionales que manejan información sensible y comprometedora.

Maxthon

Los usuarios habituados a Chrome se sentirán muy a gusto con la interfaz de este navegador, pues la encontrarán bastante familiar. Sin embargo, aquí encontrarán interesantes opciones que el browser de Google aún no ofrece. 

La característica más notable desde el inicio es su capacidad para arrastrar y soltar contenido directamente desde el navegador a la computadora, como si se tratara de archivos dentro de tu disco duro. Además, incluye un bloqueo parental para controlar el acceso a sitios no apto para menores. 

Incluye muchas otras características interesantes, entre las que destacan un modo lectura como Opera, una ágil herramienta para captura de pantalla y un descargador de contenido multimedia. También incorpora bloqueo de publicidad y una función llamada VBox, un administrador de identidad para aplicaciones en la blockchain.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas

¿Un día histórico?

Gran iniciativa la del Instituto de Enseñanza Secundaria Rusadir con su Olimpiada de Historia de Melilla entre sus alumnos y su deseo de promover el