Llenar la cesta de la compra cuesta un 14,5% más que hace un año

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió en España tres décimas en agosto en relación al mes anterior, pero moderó su tasa interanual tres décimas, hasta el 10,5%, manteniéndose en niveles nunca vistos desde hace más de 30 años, según los datos definitivos publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
El dato de agosto es tres décimas inferior al pico de inflación alcanzado el pasado mes de julio, cuando el IPC se situó en el 10,8%, su nivel más alto desde septiembre de 1984.
Con la moderación de tres décimas registrada por el IPC interanual en agosto, debido, principalmente, a la bajada de los precios de los carburantes, la inflación acaba con una racha de tres meses consecutivos de ascensos en su tasa interanual.
Agosto es el tercer mes consecutivo en el que la inflación supera las dos cifras. Por contra, en agosto subieron los precios de la electricidad y de los alimentos. Estos últimos registraron en agosto una subida interanual del 13,8%, tasa tres décimas superior a la de julio y la más alta desde el comienzo de la serie, en enero de 1994. Destaca, especialmente, el encarecimiento de la carne, el pan y los cereales y la leche, el queso y los huevos.
En Melilla, llenar la cesta de la compra es un 14,5% más caro que hace un año. Los gastos de vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles se han disparado por encima del 22%. Y el IPC en general, en Melilla, ha aumentado un 10,5% en un año. Pese a todo, aquí nadie mueve un dedo mientras los melillenses se ahogan haciendo números porque no llegan a final de mes ni saben cuándo llegará a su fin esta escalada del coste de la vida.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas

Melilla llora a José Manuel Calzado

La noticia de su fallecimiento primero, seguida de las innumerables muestras de condolencias que llegaron después, corrieron ayer como la pólvora en Melilla. Se nos