CARGANDO

Escribe para buscar

Sucesos

LISA Melilla denuncia a ‘Sureste Seguridad’ por “okupar” sus instalaciones y no tener licencia de apertura ni de actividad

Compartir

Por: Miguel Rivas

La empresa ha interpuesto ante el Juzgado de Primera Instancia una demanda de “desahucio por precario” y otra por un supuesto delito de apropiación indebida ante la Policía Nacional después de que extrajeran muebles de su propiedad

La dueña de las instalaciones de la empresa de limpieza LISA Melilla SL, Fernanda Cruz Rosa, denuncia que ‘Sureste Seguridad’, la segunda empresa que opta al servicio de seguridad de la Ciudad Autónoma, está de “okupa” en las instalaciones que pone a disposición de la CAM y que tienen como “delegación de seguridad”, aunque llevan tres meses y medio sin licencia de apertura. “En 2019 les dijeron de clausurar el local porque no reunía las condiciones. Haciendo caso omiso a la Administración, a día de hoy, aparte de estar de okupas no disponen de licencia de apertura”, cuenta Cruz, quien asegura que la empresa no quiere abandonar las instalaciones porque si lo hacen no puede optar al contrato de seguridad de la CAM. Además, Cruz denuncia que les están robando parte de su mobiliario.

La empresa de limpieza ‘LISA Melilla SL’ denuncia que la empresa de seguridad privada ‘Sureste Seguridad’ se encuentra de “okupa” en sus instalaciones, las cuales pone a disposición de la Ciudad Autónoma y que tienen como “delegación de seguridad”. Fernanda Cruz Rosa, dueña de las instalaciones, asegura que   esta empresa no tiene delegación de seguridad porque están “literalmente de okupas”, y afirma que ha interpuesto una demanda de “desahucio por precario” ante el Juzgado de Primera Instancia, y una denuncia ante la Policía Nacional por un supuesto delito de apropiación indebida, ya que, según ella, también extraen muebles propiedad de la empresa.

“No se le puede adjudicar un servicio a una empresa que está de okupa en unas instalaciones. Además, tengo unas fotografías inauditas de unos vigilantes de seguridad descargando muebles de mi empresa con un servicio itinerante oficial de la Ciudad Autónoma de Melilla”, denuncia Cruz, quien confiesa que “no se esperaba” que esta empresa de seguridad se llevara los muebles de su empresa utilizando a los vigilantes y paralizando un servicio de seguridad. “No daba crédito”, se indigna Cruz Rosa, quien subraya la imposibilidad de que la empresa abandone las instalaciones. “Se lo he dicho en tres ocasiones, se lo ha notificado a la empresa, pero como hacían caso omiso he ido al Juzgado para que les hagan un desahucio por precario y les obliguen a que dejen las instalaciones. No me han dejado otra vía”, remata.

Asimismo, Cruz critica que esta empresa lleva tres años y medio ejerciendo su actividad sin tener licencia de apertura. “¿Nadie se pasa a cerrarles las instalaciones?”, se pregunta, confirmando que ha puesto en conocimiento de la Administración sobre las acciones de Grupo Sureste. “¿Cómo usan a un servicio oficial discontinuo, a vigilantes uniformados, para trasladar unos muebles que no son de su propiedad? Tengo pruebas de que esos muebles son míos y no me han dejado sacar fotos de allí”, afirma con rotundidad Cruz, la cual se siente “impotente” ante una situación en la que ni siquiera le han dado una explicación de por qué actúan de esa manera.

Denuncias anteriores

La propietaria de LISA Melilla SL recuerda que Sureste Seguridad fue denunciada en su día cuando gobernaba el PP porque no cumplían el contrato de la Ciudad Autónoma. “La Administración se vio obligada a sancionarles y le abrieron un expediente, pero no dejan de cesar. Hay un montón de denuncias en los juzgados, en inspección de trabajos, etc.”, cuenta Cruz, quien asegura que esta empresa tiene problemas hasta en Málaga, donde, según explica, harán una huelga “en breve”, por, entre otras cosas, no pagar a los trabajadores. Por otro lado, Cruz asegura que el pasado 30 de junio la Policía Local se personó en las instalaciones  para notificarle a dicha empresa la clausura del local porque no “reúne las condiciones técnicas necesarias”. “El pliego de prescripciones técnicas que rige el contrato de seguridad de la CAM, que exige tener una delegación de seguridad bajo el reglamento de seguridad privada y licencia de apertura de esa delegación. Eso lo exige desde hace tres años y medio y no lo han hecho”, denuncia.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *