Las tarjetas de Navidad

Por: Maribel Pintos Mota

En las semanas anteriores a la Navidad, una costumbre que no se debe perder, es la de enviar felicitaciones.
Los christmas surgieron en Gran Bretaña en 1843, poco después de la implantación del servicio postal.
La idea se le ocurrió a un poderoso editor y hombre de negocios llamado sor Henry Cole. En el mes de diciembre del citado año, recibió tantos mensajes de felicitación, que no tenía tiempo para contestar a todo el mundo. Recordando entonces los trabajos de Navidad que solía hacer de pequeño en la escuela, sir Henry Cole le encargó el diseño de la tarjeta a su amigo John Colcott Horsley, un pintor al que admiraba mucho.
Cole añadió una frase a los dibujos: “Una alegre Navidad” “Feliz Año Nuevo para ti”. Se fabricaron mil tarjetas y aquellas que no fueron utilizadas por Cole se vendieron a un chelín.
Estas primeras felicitaciones fueron unas litografías coloreadas a mano que representaban en el centro a una familia que brindaba por sus amigos ausentes. En tanto que en los laterales aparecían las imágenes de dos buenas acciones (personas dando comida a los más necesitados).
A partir de 1850 se extendió a Francia y a otros países europeos. Habría de transcurrir una década, concretamente en 1862, para que comenzasen a imprimirse en serie y con gran éxito. Dos años antes, en 1860 Thomas Nast, creador de la imagen de Santa Claus  organizó la que sería la primera venta masiva de tarjetas en las que ya aparecía impresa la frase “Feliz Navidad”.
En 1893 esta propuesta recibió un gran apoyo por parte de la Corona ya que la reina Victoria encargó mil tarjetas a una empresa británica. Con ellas felicitó a las Casas Reales, aristocracia, etc.
En las tarjetas del mundo anglosajón, los motivos más repetidos han sido tradicionalmente los pinos, los renos, los árboles de Navidad y las escenas familiares. En España y en los países latinoamericanos, en cambio, suelen predominar escenas de la Natividad o de los Reyes Magos.
Después de su aparición en el siglo XIX, las tarjetas navideñas se convirtieron en objetos perseguidos por los coleccionistas. Una de las colecciones más famosas es la de la reina María de Inglaterra, que se encuentra actualmente en el British Museum de Londres.
Los ejemplares más valorados por los coleccionistas son los de la épocas victoriana y eduardiana.
Hoy en día, las tarjetas impresas están siendo sustituidas en gran medida por tarjetas digitales, que se envían a través del correo electrónico o de las redes sociales.
¡No permitamos que se pierdan nuestras bonitas costumbres!

Segundo Domingo de Adviento
Que va a cambiar en mí, en nosotros en este Adviento. ¿Se notará que creemos de veras en Cristo?
Una de las actitudes de ADVIENTO, es la ESPERANZA, quizás sea esta palabra la que más resuene en este tiempo.
Esperamos la venida del Señor, y esperamos que su salvación se realice en nosotros y en nuestro mundo.
Esta Esperanza se realiza ahora, se cumple ya. Jesús nos enseña que cada gesto de amor, cada momento de felicidad, cada dolor superado, cada injusticia vencida, cada expresión de confianza en Dios Padres, es ya la realización de su Reino.
En este domingo, encendemos la segunda vela (roja) y rezamos la oración siguiente:
“Te pedimos que nos ayudes a no alejarnos de Ti por las cosas materiales, las prisas, los regalos. Te damos gracias Señor por mandarnos a tu Hijo a salvarnos y te pedimos que nos enseñes a vivir y estar cerca de Ti estos días y siempre, y así preparar nuestro corazón para tu venida. Amén”.
Feliz segunda semana de Adviento
¡Paz y Bien!

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas