Las melillenses hicieron honor a Julio César: “Vini, vidi, vici”

PENYA ESPLUGES 2-3 MSC TORREBLANCA

El MSC Torreblanca se impuso ayer al Penya Esplugues por el resultado de 2-3, en un encuentro en el que llegó con el tiempo justo a la ciudad condal para disputar el encuentro, debido al retraso del enlace aéreo que le debía llevar a Barcelona, haciendo honor a la frase de Julio César, “vino, vio y venció”, sobre todo en la segunda mitad, que se mostró muy superior.

El primer tiempo comenzó con un dominio claro de las Guerreras. Sin embargo, las de Dani Chao, técnico de la escuadra catalana, sabedoras de lo que se jugaban, lucharon y sorprendieron al MSC Torreblanca, pues el cuadro local, tras varios intentos sin mucho peligro, se adelantó en el marcador, merced a un gol de falta de Alba.


Esto espoleó a las catalanas que se fueron arriba, pero las de Miguel Centeno contrarrestaron este ímpetu con una mayor posesión, aunque sin ocasiones claras. Casi sin esperar, un saque de esquina botado por Amandinha impactó en una jugadora del Penya Esplugues, sorprendiendo a Raquel para igualar la contienda a dos minutos del descanso.


Tras el paso por los vestuarios, el conjunto de Centeno no tardó en demostrar que tenía una marcha más en la recámara. De este modo, Amandinha, una vez más, exhibió una gran superioridad ante sus rivales y, en una jugada personal, cedió para que Silvina adelantara a su equipo, con algo de fortuna (1-2).
El partido estaba de cara para las visitantes y, poco después, una nueva jugada de Amandinha permitió a Guti, de un gran disparo, hacer el 1-3.


El marcador llevó al equipo catalán a recurrir, a falta de siete minutos, a la portera jugadora de campo. Esto hizo que la portería de Sara sufriera prácticamente un acoso y derribo que se materializó con el 2-3, con un gol Mireia, con un disparo con el exterior del pie derecho. El marcador ya no se movió más, finalizando el choque con la victoria melillense.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas