Las cosas del querer

Por José Megías Aznar Melilla.levantate@gmail.com

LA CIM Y LAS COSAS QUE NO DEBERÍAN SER SU QUERER Este título es una apasionante copla de Miguel de Molina. Una historia de amor, marcada por el odio apasionado, como el que tiene la Comisión Islámica de Melilla por Sabrina Moh (delegada del Gobierno). No llego alcanzar la tirria que esta organización religiosa le tiene. Más bien parece una envidia inconfesable. No he encontrado ningún sura en el Corán ni hadiz en la tradición oral que justifique el odio desde la fe.

La Comisión Islámica tiene que velar por el cumplimiento de los preceptos islámicos, no querer dirigir la política amparándose en su estatus religioso, subvencionado por los políticos de turno con 500.000 euros.

El escribidor pagado con el dinero de subvencionado por todos no tiene pudor en querer moralizar desde su amoral. Es un personaje que ha servido reptilmente por todos (casi -no sé si se ha ofrecido a VOX-) los partidos locales, siempre que estén en el poder.

Cómo puede querer descalificar a la delegada por su profesión, obtenida honrosamente. Sepa usted, ignorante, que la música es una de las disciplinas más apta para una formación integral. Sacar a relucir su sueldo como un ataque es deleznable. La delegada no se pone el sueldo, lo ponen los Presupuestos Generales del Estado. La envidia es muy mala para dejarse llevar por el odio, seguro que usted piensa que tiene más méritos que ella para ocupar el puesto. Usted se tiene que conformar con las migajas que le dé Aberchán. Por cierto, no le pega ir de erudito a la violeta, más bien me parece un machista rancio.

Los ataques a Sabrina Moh no son fortuitos, son organizados por CPM. El último rifirrafe, el del presidente de la Autoridad Portuaria (puesto ideológicamente por CPM, comparten los mismos principios: el color del dinero) por el Plan Estratégico y por la no presencia de Gamero en la Delegación del Gobierno cuando vino el presidente de Puertos del Estado. El progresista Gamero lo que tiene que poner la gamarra o pontona, es decir una plataforma flotante sin propulsión, porque como ponga el barco extracomunitario que va a traer de Baleares para ir de Melilla al puerto de Beni Enzar se va a chocar con la isla de Aberchán del Caribe por sus motores tan potentes. ¡Vivan los ilusos melillenses¡

No sean ingenuos, los ataques a Sabrina Moh están motivados para que no sea candidata al Congreso por el PSOE. Ese puesto lo quiere Aberchán y no quiere un rival musulmán enfrente, tan sólo él. La respuesta de la CIM a Gloria Rojas es de enfrentamiento político. Ella es la culpable con haber aprobado tanto dinero subvencionado para su actividad política, no religiosa. Ella ha alimentado a la bestia. Si tuviera la sensatez y cordura que requieren estos casos, abandonaría el gobierno. Con el enfrentamiento permanente con su socio, como la dualidad de actividades en Ramadán y tantas otras. Con tanta dualidad no se puede gobernar. Más vale honra sin barcos que barcos sin honra.

La CIM controladora debería cambiar su actitud y asemejar a la Junta Islámica de Melilla, donde las personas que la componen son de una integridad moral y cívica encomiable.

El funcionamiento de la CIM es como el de la Iglesia Católica antes de Trento (1545-1563).

Las cosas del querer y no poder

El otro día el consejero de Medio Ambiente no admitía preguntas que no fueran de los temas expuestos y después decía que no entendía que no se comprendiera que en un parque se ponga un muro y en otro parque se quite. Su respuesta me dejó en la mayor perplejidad, pues el argumentarlo para poner y quitar era el mismo. Yo creo que como no iba adoctrinado, no tuvo el raciocinio suficiente para distinguir el grano de la paja. Anuncia la reforma de la “Nueva plaza de España”. Espero que no tenga connotaciones con la Nueva España de Franco, porque como ustedes son tan dados a mirar al pasado, porque no creen en el futuro. La Plaza España necesita urgentemente una profunda remodelación y sobre todo salvar el monumento a los Héroes y Mártires de las Campañas. Este espléndido monolito se está deteriorando muy rápidamente, habría que tratar su piedra por especialistas. Por qué no somete a votación esta remodelación como ha hecho con el muro del parque. Por cierto, ¿cuál ha sido el resultado?

Las cosas del querer para beneficiarse

El PGOU parece que está en vías de salir adelante. Digo parece, porque hace unas semanas, en diciembre, estaba previsto que se aprobara y el perdido PSME pidió que se incluyeran algunos temas, hecho que nunca hizo en el debate. Ahí están las actas de la comisión y sus integrantes cambiantes del PSME, menos uno, el del redondeo. Se paró el procedimiento porque algún “sociolisto” quería beneficiar sus propiedades. Gloria Rojas debería explicar qué querían cambiar en PGOU.

Espero y deseo que se cumpla la palabra del consejero de legalizar las construcciones irregulares de la Cañada de Hidum, y si tiene que derribar viviendas que lo haga. Como sigan así se termina la legislatura y no presentan el PGOU, tengo ganas de conocerlo.

Cómo servir a dos señores y olvidarse de las cosas públicas del querer

En el BOME del 22 de marzo, aparecía esta noticia tan intrigante EMPLAZAMIENTO Y REMISIÓN DE EXPEDIENTE EN PROCEDIMIENTO ABREVIADO Nº 270 / 2021, SEGUIDO A INSTANCIAS POR LA MERCANTIL MANEL ARCOS, S.L.U. por el impago de 13.950 €. La respuesta: la ejecución de la obra no ha sido realizada.

Como verán es algo raro, muy raro que una empresa pida que le paguen y la administración no la paga porque no se ha realizado la obra. Mi pregunta fue quién es la mercantil MANEL ARCOS, S.L.U. La respuesta en el Infocif. Esta empresa se crea en agosto del 2019, como tantísimas empresas creadas al calor de este gobierno, y se dedica casi a todo y su propietario es Said Mohamed Tahar. Este señor tiene una gran vinculación de amistad con Mustafa Aberchán (es la única persona que Aberchán ha defendido hasta la saciedad para que ocupara un puesto de funcionario, a nadie más ha defendido tanto).

La intriga está en que la Consejería del Menor afirma que no se ha hecho la obra que adjudicó la misma Consejería. El administrador único es un empresario, es de CPM, conocido por Said zapatero. No sé quién dice la verdad, ya que está en vía judicial, pero no deja de ser paradigmático este hecho ¿Y si se investigaran todas las adjudicaciones como contratos menores aparecerían realizaciones no ejecutadas? La respuesta será quién lleve razón: el cuñado o la cuñada. Todo queda en casa.

Desde que entró la consejera del Menor no paran de producirse escándalos, ya sea por sus declaraciones, utilización de la Administración como su cortijo quitando al director general porque ella manda, pues que asuma la sentencia y vaya. La Justicia le ha dado la razón al funcionario. Esta señora ha creado enemistades en el grupo y nadie le dice nada por ser la cuñadísima. El cuñado (Aberchán) tiene que cortar por lo sano, sino el tema de Said zapatero se lo va a llevar a él y al partido por delante. Confiar en personas que se creen sus propias locuras es de necios.

Ahora tenemos dos directores generales para el mismo cometido pagado con el dinero público. Ella que ha cometido tamaño disparate tendría que pagarle de su bolsillo al que ha ocupado indebidamente el puesto.

Como dice un cargo/a de CPM: “Si hubiera sido yo, ya me habrían echado”.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€