La vicepresidenta local reconoce que se hizo una auditoría “pequeña” de la gestión del anterior Ejecutivo local

La vicepresidenta de la Ciudad, Gloria Rojas, reconoció ayer ante los medios que la auditoría sobre la gestión del anterior Gobierno local fue “pequeña” y coincide con sus compañeros del Ejecutivo que es una de las “grandes asignaturas pendientes”.

Aun así, y al contrario de lo que dejó caer el presidente de la Ciudad, Eduardo de Castro, en una entrevista concedida el martes a TVMelilla, Rojas defendió la labor de los trabajadores de la Administración y aclaró que “no es que se pusieran trabas, sino que se tardaba en entregar la documentación”.

En ese sentido, aseguró que se ha encontrado una Administración con “muy pocos” funcionarios y empleados públicos. “Es una administración con muchísimo trabajo y me la he encontrado con muy poco personal”, sostuvo.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas