agosto 9, 2022 11:53

La velocidad sigue siendo uno de los principales factores concurrentes de los accidentes de tráfico

El riesgo de accidente en comparación

La nueva campaña de vigilancia y control de la velocidad, entre los días 12 y 18 de julio, tendrá como objetivo reducir la accidentalidad y las consecuencias derivadas de los mismos”

Tráfico advierte en una nota de prensa remitida a los medios de comunicación que la Policía Local de Melilla aumentará los controles de velocidad, debido a que en el 23% de los siniestros mortales se apreció la velocidad  como un factor concurrente, “solo por detrás de las distracciones y por delante del alcohol”, se indica.

Según indica Tráfico, “Organismos internacionales aconsejan que los límites de velocidad se establezcan considerando las fuerzas que el cuerpo humano puede tolerar”.

En 2019 (último año con datos consolidados) la velocidad estuvo presente en el 23% de los accidentes mortales, es decir, “más de 300 personas fallecieron en accidentes en los que la velocidad fue uno de los factores concurrentes”.

Durante estos 7 días se controlarán especialmente aquellos tramos de riesgo asociado a la velocidad, así como aquellos puntos donde la velocidad de circulación supera el límite establecido y existe un elevado índice de siniestralidad”, manifiesta.

Atendiendo al carácter preventivo de la misma, “se anunciará a los conductores la existencia de controles, bien a través de los paneles de mensaje variable, o a través de señalización vertical circunstancial cuando la vía no disponga de dichos paneles”.

Como suele ser habitual, la DGT ha invitado a las Comunidades Autónomas con competencia transferida en seguridad vial y a los ayuntamientos a sumarse a la misma, de modo que el mensaje a transmitir, independientemente de la administración que gestione la circulación, es “que los límites de velocidad siempre se deben respetar”. Por ello, en la ciudad autónoma de Melilla será la Policía Local la encargada de llevar a cabo estos controles.

Excesos de velocidad que pueden llevar a la cárcel

La normativa de Tráfico recoge que la velocidad genérica máxima para turismos y motos en autopistas y autovías es de 120 km/h; en carreteras secundarias, de 90 km/h y en vías urbanas de 30km/h en vías de un único carril y a  50 km/h en vías de dos o más carriles por sentido.

Por tanto, y teniendo en cuenta estas velocidades,  los conductores que las incumplan estarán cometiendo una infracción grave o muy grave, sancionada con multa de 100 a 600 euros y la pérdida de entre 2 y 6 puntos, dependiendo del exceso de velocidad cometido, tal y como se puede apreciar en el cuadro de sanciones recogido en la Ley de Tráfico y Seguridad Vial.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas