Escribe para buscar

Anuncio 360x180 CARREFOUR
Opinión

“La Unión Deportiva Melilla necesita un cambio de timonel”

Compartir
Imagen de un partido de la U.D. Melilla

FIRMA: ÁNGEL PÉREZ HERRERA

Anuncio 380x380 CARREFOUR

Reflexiones de un socio y aficionado del equipo azulino en los días previos al estreno liguero en la temporada 2021-2022

La U.D. Melilla iniciaba la temporada 2020-2021 con una plantilla nueva, un nuevo entrenador y con un cambio sustancial en el desarrollo de la competición en la que participó: grupo dividido en dos subgrupos, cambio en la forma de acceder a los Play Off de ascenso, entrar en la nueva liga ‘RFEF 1’ o bien jugar para no descender a la quinta categoría.  Comenzaba el proyecto azulino (sexto para el director deportivo y quinto para el presidente del club) no solo con el mismo error de temporadas anteriores, es decir, fichar más de 20 jugadores, sin continuidad, sin proyecto, y sobre todo, sin cantera (26 nuevos fichajes, cuatro rescindidos y tres altas en el mercado de invierno). Además hay que añadir, ¡oh sorpresa!, la interrupción de la pretemporada por la participación del equipo en la Copa Federación, sin avisar al cuerpo técnico de esta circunstancia. Por tanto, deprisa y corriendo hay que parar la misma y empezar a preparar el primer partido de esta competición.
El equipo melillense tuvo que jugar miércoles y domingo alternando Copa y Liga. Sin la preparación necesaria consiguió llegar hasta la tercera eliminatoria, en la que cayó derrotado por un penalti que no fue (ganó al Bouza 1-4; al U. Salamanca, 3-2 penaltis y perdió de penalti injusto frente a Las Rozas 1-2). Hay que recordar que el nexo común de ambas competiciones no solo fue el ganar partidos, sino el buen juego que desarrollaron los unionistas.  Posteriormente, los de Aloisio no consiguen ganar, además de bajar el nivel de juego que habían exhibido hasta ese momento (3V, 2E, 3D; 11 de 24 puntos; Copa RFEF: 2V y 1 D). Por tanto, cesan al entrenador que poco influyó en la confección de la plantilla, aunque sí logró sacar provecho de la misma con muchas carencias.
El cese del técnico (9º) se produjo justo en la semana que no había competición la jornada siguiente, sin concederle la posibilidad de reflexionar sobre el equipo y poder realizar los cambios que considerara necesario en ese momento. No pasa nada, el ‘lumbreras’ del fútbol mundial, con autorización de la directiva, ficha al décimo entrenador en seis temporadas (Currás-Granero; Uribe-Juan Moya; M. Herrero; L. Carrión; V. Cea-M. Herrero; y Aloisio-Viadero).
Pues bien, arranca la era del Sr. Viadero (3 victorias, 3 empates y 3 derrotas), es decir, 12 de 27 puntos. Con una idea de fútbol totalmente diferente a su antecesor. Por tanto, ni el anterior con un fútbol de elaboración y ataque permanente, ni el último, con un fútbol basado en defender y contraatacar, dan con la clave para conseguir manejar una plantilla muy peculiar. Por supuesto, que tendrá la responsabilidad del tiempo trabajado en el club, no de la confección ni dirección deportiva.
Un solo empate le valía a la U.D. Melilla para entrar en la zona media (puestos 5º, 6º y 7º) que daba derecho a luchar por la RFEF 1, pues no, a los melillenses simplemente le dieron un repaso de campeonato lo que conlleva la pérdida de una categoría y pasan a jugar el Play Off de descenso, es decir, no perder otra categoría, que les alejarían en dos escalones importantes del fútbol profesional. En definitiva, no descienden otra categoría gracias al desmantelado equipo del At. de Madrid que se presentó al partido con un grupo de juveniles, chavales con la ilusión de llegar al primer equipo (cantera). Por tanto, pierden una categoría y mantienen la 2ª RFEF, o sea, la cuarta división.
Pues la respuesta del Sr. Presidente del equipo es que, al margen de pedir disculpas y entender el enfado de la afición, ahora no tomará ningún tipo de decisiones hasta final de temporada. Además, dice que tiene un buen equipo y, sobre todo, quiere ver el proyecto para la próxima temporada de los consejeros, es decir, cuánto van a percibir, a pesar del descenso. Motivar al fantástico cuerpo técnico y la preocupación por no descender. Quizás no se diera cuenta que el equipo se acababa de despedir de la 3ª categoría del fútbol español, tras el ascenso conseguido hace 35 años. Quizás no quiso enterarse que una gran mayoría de aficionados, así como de su entorno más próximo si quieren, deseaban que tomase las decisiones que correspondieran para darle un mínimo de coherencia a la gestión deportiva.
Tras conocer la cuantía de la subvención para la temporada 2021-2022 (600.000 euros), el Sr. Presidente manifiesta que con esa cantidad es muy difícil trabajar para sacar el próximo proyecto adelante, es decir, intentar recuperar la categoría perdida. No tiene intención de cambiar absolutamente nada, sino más de lo mismo. Eso sí, convoca dos Asambleas que es para reflexionar seriamente sobre la conveniencia de las mismas.  Los puntos del orden del día (asambleas, 15 y 26 de mayo): creación de la Fundación, para llegar a toda la sociedad, etc., y la futura Conversión en Sociedad Anónima Deportiva (SAD) para avanzar en la profesionalización del club, tanto en el área deportiva como en la obtención de fuentes de financiación con la única meta le llegar al fútbol profesional, pues bien, ambos puntos no son vinculantes, es decir, se trata de intentar ver lo que pueden pensar los poquísimos socios que asistieron a dicha reunión.
Pues bien, que sepamos no han buscado o no han encontrado otras fuentes de financiación, excepto la cuantiosa subvención de la CAM y encima, para colmo de males, descienden de categoría. Está claro que no tienen intención de cambiar la estructura de la entidad y dejarla como corresponde a un club amateur adelgazando la extensa nómina de personal contratado. Pero tranquilos, convocan otra Asamblea Extraordinaria y Urgente para decirnos que suben el carnet de socio, además que los abonados y los socios asistiremos a las gradas de general, todo ello sin realizar la más mínima autocrítica y lo que es peor la posibilidad de cambiar la estructura del club.
Por supuesto que, acostumbrado a manejar un dineral en los años que lleva al frente del club, es lógico que con la citada subvención no tengan ni para caramelos. Los dirigentes de los clubes, Amateur-profesional, son los que deben buscar las mejores soluciones para sus respectivos clubes. Por tanto, empiece por hacer un organigrama conforme a un equipo no profesional con aspiraciones de ascender a la RFEF 1, que sigue siendo no profesional y, al menos, devolver al equipo a la categoría que le corresponde.
A esta altura de la película no tiene completado, ni de lejos, el equipo que deberá competir para recuperar la categoría perdida. Eso sí, mismo cuerpo técnico de los últimos años, cantera desaprovechada, sin continuidad, sin proyecto, sobre todo con falta de jugadores para completar el equipo. Qué podemos esperar de alguien que solo funciona si le dan la subvención que él solicita, olvidándose que después de seis temporadas y unos cuantos millones de los ciudadanos solo ha conseguido bajar de categoría. Por tanto, si no está dispuesto a trabajar seriamente, tomando las decisiones que correspondan, con total objetividad lo mejor que puede hacer es marcharse por el bien del club, ya que es el único Presidente que tiene el magnífico honor de descender al equipo.
Sin un análisis profundo sobre la realidad deportiva desarrollada hasta el momento, difícilmente podrán tomar las decisiones que pudieran mejorar el desastre de esta última temporada. Ni siquiera, a la altura que estamos tienen completada, ni de lejos la plantilla para la próxima temporada, por tanto, es muy complicado devolver un mínimo de esperanza a una afición cansada de contemplar cómo se preocupan exclusivamente por la cuantía de la subvención.
Para esta temporada, la mayoría de los equipos (RFEF2), ya tienen cerradas sus respectivas plantillas, además, muchísimos de estos clubes van a estar por debajo de los 600.000 euros de presupuestos, algunos con más de un millón (no vía subvención) a lo que hay que añadir lo que percibirán a través de los distintos programas (Impulso 23, otros) de ayuda a los clubes (Desplazamientos: Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla) por la Federación. De verdad, da igual que tras una temporada horrible (descenso), suban el carnet de socio, que tengamos que ir todos a la grada de General, por cierto, en el primer partido de pretemporada se les olvidó ordenar que limpiaran los asientos, lamentable.
Los aficionados, en general, solo aspiramos a que se tengan en cuenta las necesidades reales del club y tomen las decisiones objetivamente que correspondan, para intentar recuperar la ‘Solera, Brillantez y Alegría’ que nunca debió perder la entidad azulina.
En definitiva, y, sin ningún tipo de dudas, desearle todo lo mejor para la próxima temporada a la U.D. Melilla.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *