Escribe para buscar

Local

La Policía Local inicia en mes y medio 110 expedientes para retirar vehículos abandonados en la calle

Compartir
Vehículo abandonado Melilla

La Policía Local ha iniciado 110 expedientes administrativos para retirar vehículos abandonados de la vía pública. Este es el resultado que lleva por el momento el nuevo protocolo que está aplicando la Policía Local de Melilla desde su entrada en vigor hace apenas un mes y medio, desde el 9 de julio.

 En declaraciones a MELILLA HOY, el superintendente de la Policía Local, Luis Miguel Palacios, explicó que este protocolo siempre ha existido, pero ahora se ha intentado mejorar debido a que tenían bastantes avisos y quejas de la ciudadanía por la cantidad de vehículos abandonados que hay en las calles de Melilla.

En realidad, señaló que se trata de un problema generalizado en toda España, y Melilla no es una excepción. De hecho, se puede percibir incluso con una mayor intensidad que en otros lugares, debido a la escasa superficie de la ciudad y el número elevado de vehículos que componen el parque móvil de Melilla. Entre ellos, muchas furgonetas que antes se dedicaban al comercio transfronterizo y que, desde el cierre de las fronteras el 13 de marzo, están sin actividad ninguna.

El procedimiento
El procedimiento que se sigue, explicó el superintendente, puede ser iniciado de oficio por la propia Policía Local si se detecta un posible caso de vehículo abandonado. También a raíz de denuncias de ciudadanos o por escritos presentados en el registro de la Ciudad.
Como se ha hecho con los 110 expedientes iniciados, en estos casos la Policía Local comprueba la situación administrativa del vehículo para comprobar si cumple con la normativa, como es tener ITV y seguro en vigor, o si presenta daños o carencias de piezas que podrían impedir su circulación, como ruedas, faros o matrícula, entre otros elementos esenciales.
Cuando eso ocurre, la Policía Local coloca una pegatina en un lugar visible del vehículo advirtiendo de que se le va a abrir un expediente tras haber sido inspeccionado, dando un plazo de un mes al propietario antes de que sea dado por abandonado de manera oficial. Todo ello, dejando constancia documental y fotográfica en un informe que es derivado al grupo especial de vigilancia administrativa y medioambiental de la Policía Local.

Las dos opciones
Si transcurrido ese mes de plazo el vehículo permanece en el mismo lugar, el siguiente paso es dar aviso a la Consejería de Medio Ambiente para que, una vez que sea publicado en un decreto del presidente, pueda ser retirado para su traslado al centro de descontaminación de vehículos, poniendo fin a la vida del coche abandonado en la calle.
La otra vía es que el dueño del vehículo se encuentre con la pegatina en su coche cuando, en realidad, no quiere perderlo. En ese caso, puede contar con otro mes de plazo para que repare las deficiencias que impiden que circule por la vía pública y retirarlo del lugar que ocupa.
El superintendente señaló que el problema de abandono de vehículos se da en todos los barrios de Melilla, aunque quizá con menos frecuencia en el centro, y con mayor en el extrarradio, por haber más zonas de descampados.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *