La patronal niega que las ayudas covid de Hacienda discriminen a los autónomos frente a las otras pymes

Dice que los que no son autónomos, el 30 % del tejido productivo, van a recibir la misma ayuda: hasta 3.000 euros

La Confederación Melillense de Empresarios (CEME-CEOE) ha negado que las ayudas covid que acaba de sacar la Consejería de Hacienda, Empleo y Comercio discriminen a los autónomos frente a las otras pequeñas y medianas empresas (pymes) de la ciudad, como denunció el viernes el PP.

Los populares criticaron que los autónomos, siendo una gran mayoría del tejido empresarial de la ciudad, tuvieran una limitación de hasta 3.000 euros de ayuda en esta convocatoria, dotada con más de 13 millones de euros, mientras que el resto de las empresas pudieran optar a mil euros por trabajador y mes, hasta alcanzar un máximo de 8.000 euros.


En una nota de prensa, la patronal melillense negó ayer que exista una discriminación. “Los que no son empresarios individuales, el 30 %, van a recibir la misma ayuda”, aclaró ayer la CEME-CEOE. Así, explicó que la ayuda de 3.000 euros “es la misma para todos los empresarios, sean individuales (autónomos) o colectivos”.


También indicó que las únicas diferencias se dan en los criterios de valoración del artículo 10, en los que se beneficia con 40 puntos sobre 100 a los autónomos “en régimen de estimación objetiva del IRPF” frente a las pymes que declaran por el Impuesto sobre sociedades.


La CEME señala que también se puntúa más a las empresas con menos de 5 trabajadores de plantilla media que a los de mayor número de empleados, algo que no entiende. “Podríamos decir que no nos gusta, pero no hemos querido oponernos para que no dijeran que estamos a favor de los empresarios colectivos frente a los individuales o de las medianas o pequeñas empresas frente a las microempresas con menor número de trabajadores”, argumenta.


Otra cuestión que quiso puntualizar la CEME es que las ayudas de hasta 3.000 euros que puede recibir ese mismo empresario (individual o colectivo) pueden llegar a ser de hasta 8.000 euros por trabajador si es por mantenimiento o de 6.800 euros para los nuevos empleos por cuenta ajena que haya creado con un máximo de 100.000 euros.

Compensar los costes laborales
En definitiva, “la ayuda es para compensar los costes laborales de los trabajadores por cuenta ajena”, algo que la CEME demandaba desde el inicio de la crisis a quienes han logrado mantener e, incluso, incrementar sus plantillas “en los peores momentos” de la crisis sanitaria.


La CEME dice que le parece muy bien que desde la Consejería de Hacienda se intente ayudar más a los empresarios que han mantenido o creado puestos de trabajo por cuenta ajena frente a los que no lo han hecho. “Si eso lo siguen considerando una discriminación pues ya no hay más que hablar. Nos tememos que unos critican por criticar y otros porque seguramente no tengan trabajadores por cuenta ajena a su cargo”, alega la patronal melillense.

La CEME teme que la convocatoria pueda llegar a quedarse sin fondos

En su comunicado de prensa, la Confederación Melillense de Empresarios (CEME-CEOE) señala su temor de que, al ser una subvención que se tramita en régimen de concurrencia competitiva, muchas empresas solicitantes podrán quedarse sin subvención “dado que el presupuesto es de algo más de 13 millones de euros y puede que no alcance para todas las empresas solicitantes, salvo que se libere nuevo crédito para atenderlas”, lo que supone una decisión “que corresponde tomar a los políticos, no a los empresarios”.


En este punto, aseguró que desde la CEME intentarán facilitar a las empresas asociadas la tramitación de las solicitudes de ayuda.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€