La OPE colapsa la frontera y pone a prueba la paciencia de melillenses y viajeros con colas de varias horas

Un nutrido grupo de padres de familia, hartos de esperar y ver que la cola no avanzaba, pidieron explicaciones primero a la Policía Local que regulaba el tráfico, y después en la puerta de la frontera para pedir una mayor fluidez

Los días clave de la Operación Paso del Estrecho (OPE), con la llegada del primer fuerte del verano y, sobre todo, la antesala de la Pascua del Sacrificio, han dado paso a un colapso en la frontera que desde el viernes inunda de vehículos las zonas de embolsamiento creadas junto al paso de Beni-Enzar. El tránsito, muy lento debido a los controles exhaustivos en la zona marroquí, provoca colas con esperas de varias horas, poniendo a prueba la paciencia de melillenses y viajeros.

“Es desesperante”, reconocía uno de los que acumulaban una espera de cerca de 5 horas para pasar la frontera. Había llegado en el barco de las seis y media de la mañana. Pasaban ya las once y la cola, según contó, apenas avanzaba. Fue uno de los padres de familia que, hartos de verse siempre en el mismo punto en la explanada, acudió en grupo a quejarse y a pedir más agilidad.


Primero lo hicieron a los policías locales y agentes de movilidad que regulaban el paso de coches en dirección hacia la frontera. Tras una breve protesta, los agentes les respondieron que el problema estaba en el lado de Marruecos. El grupo de hombres acudió, entonces, a la puerta de la frontera para buscar una solución, aunque al cabo de unos minutos, cada uno volvió a su vehículo. A seguir esperando.


Y es que, desde el viernes, cada barco que llega a Melilla trae una media de 180-200 vehículos de la OPE. Conforme llegan, son embolsados en las distintas zonas habilitadas entre la explanada y los carriles que hay junto al centro comercial.


A los coches del Paso del Estrecho se unen, además, los de Melilla que quieren pasar la frontera y que hacen esperan en la carretera de circunvalación. Muchos se ponen en la cola desde las cinco de la mañana, antes de que empiecen a llegar los barcos. Eso no impide que también tengan que esperar algunas horas para pasar al país vecino.

Un embudo
El problema, según señalaron fuentes policiales, es que, por muchos carriles y agentes que se dispongan en el lado español, se forma “un embudo” porque Marruecos habilita menos recursos y, además, está haciendo controles muy rigurosos, ralentizando el paso.


Uno de los viajeros que había llegado en el barco de las nueve de la mañana lamentó lo que está pasando. Venía desde Barcelona y llevaba tres días de viaje. “Voy a perder una semana de vacaciones solo en el trayecto. Esto no pasa en ningún sitio, los dos países deberían hablar y solucionarlo en vez de echarse la culpa, porque al final siempre salimos perdiendo los mismos y aquí hay familias enteras que no se merecen esto”, dijo resignado.

La Delegación intenta agilizar los tránsitos de los ciudadanos de Melilla

La Delegación del Gobierno admitió que, “en momentos puntuales, con la llegada de los barcos con vehículos OPE, hay menos fluidez” en el tránsito de la frontera respecto a otros momentos donde solo hay vehículos de Melilla.


“Influye también el hecho de que los controles a los vehículos OPE son más exhaustivos y, por tanto, también se emplea más tiempo. Por ello se han abierto más carriles para dar más salida a los vehículos OPE”, señalaron desde la Delegación del Gobierno.


“Además, desde la Delegación se están estableciendo los contactos necesarios para poder abordar esta cuestión y que podamos buscar un equilibrio y agilizar los tránsitos de los ciudadanos de Melilla, para así reducir el tiempo de espera de los mismos”, agregó la fuente oficial.

( La edición digital de PDF de MELILLA HOY
https://online.melillahoy.es/membresias/ )

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas