Escribe para buscar

Publicaciones especiales

La importancia del radiador y el líquido refrigerante

Compartir
Imagen Motor de un vehículo

Nos encontramos en pleno verano, y las altas temperaturas pueden afectar al motor de nuestro vehículo. Mantener la temperatura adecuada es necesario para prevenir daños que pueden acabar siendo catastróficos. El líquido refrigerante y el radiador son elementos imprescindibles en esta tarea.

Usar el líquido anticongelante adecuado en función de la marca y el modelo de su vehículo es importante. A su vez, usar agua no es conveniente, ya que como explicaremos a lo largo del artículo, puede acabar causando graves averías en el motor en épocas de frío.

¿Cómo prevenir que el motor se sobrecaliente?

Cuando el motor de un coche se enciende, la temperatura del motor aumenta. Este aumento de la temperatura debe ser controlado para mantener el motor a una temperatura adecuada. Para ello, mantener el sistema de refrigeración del coche en buen estado es imprescindible.

El sistema de refrigeración del coche está compuesto por: radiador, ventilador, termostato, un depósito, una bomba de agua, una correa de distribución y unos manguitos que se encargan de conducir el líquido refrigerante hasta el interior del motor. Todos estos componentes deben funcionar de manera correcta para lograr que el sistema de refrigeración del motor funcione adecuadamente.

En el artículo de hoy hablaremos sobre cómo monitorear tanto el líquido refrigerante como el radiador. A su vez, explicaremos cómo estos pueden ser afectados por altas temperaturas.

Antes de comenzar con la explicación, es importante tener en cuenta algunas apreciaciones. La primera es que nunca se debe abrir el radiador mientras el motor esté caliente. Es muy importante asegurarse de que se ha enfriado lo suficiente antes de proceder a desenroscar al tapón para evitar quemaduras. Segundo, el anticongelante es muy peligroso para las mascotas. No se recomienda dejar el recipiente, por muy pequeño que sea, a su alcance.

¿Cómo afectan las altas temperaturas al radiador?

Las elevadas temperaturas en el motor contribuyen a la aparición de sedimentos en el sistema de refrigeración. Estos sedimentos reducen su eficacia, contribuyendo a su vez a que la temperatura aumente aún más. Para evitarlo, es necesario purgar el radiador.

Radiador de coche. Foto: Infotaller

Purgar el radiador es mas sencillo de lo que parece. Lo puede hacer usted mismo y solo necesita los siguientes instrumentos: un destornillador, un trapo, una solución para limpieza de radiadores, líquido anticongelante, un embudo, y un recipiente para el anticongelante usado. En las fuentes de información que podrá encontrar al final del artículo encontrará la manera de purgarlo detalladamente. Se puede lograr entre una y dos horas.

¿Cómo monitorear el líquido refrigerante y radiador?

El líquido refrigerante circula por el circuito de refrigeración del vehículo y ayuda a disipar el calor. El uso de agua no es conveniente, ya que puede generar óxido en el circuito. Además, su bajo poder anticongelante puede causar graves averías en el motor en épocas de mucho frío.

Líquido refrigerador. Foto: Actualidad Motor.

Es importante, por tanto, utilizar el anticongelante adecuado siguiendo las indicaciones del fabricante del coche. Normalmente, se aconseja cambiarlo cada dos años para evitar su deterioro y mantener el circuito de refrigeración del vehículo limpio.

En lugar de abrir la tapa del radiador, simplemente verifique si el líquido llega a la línea “Lleno” en el lado del depósito de refrigerante que se muestra aquí. En caso contrario, abra la botella y agregue una mezcla 50/50 de agua y refrigerante hasta que lo haga. Algunos refrigerantes están premezclados, así que revise la botella para ver si necesita agregar agua o simplemente usarla tal como está.

Algunos sistemas de recuperación de refrigerante están presurizados y tienen una tapa de presión del radiador en lugar de una tapa normal. Puede ser que los vehículos más antiguos no dispongan de depósito de refrigerante, por lo que para revisar y agregar refrigerante, debe abrir la tapa del radiador.

Si se ve incoloro, oxidado o tiene cosas flotando en él, enjuague el sistema de enfriamiento y agregue refrigerante nuevo.

Si el refrigerante presenta una superficie aceitosa y fangosa, lleve inmediatamente el vehículo a su mecánico para verificar si hay fugas internas en la junta de la culata. La instalación de servicio cuenta con un equipo especial para realizar esta verificación.

Sienta también las mangueras del radiador. Si tienen fugas, están agrietados, abultados o blandos, deben reemplazarse.

Fuentes de información

https://www.recambioscoches.es/anticongelante

https://www.actualidadmotor.com/limpiando-el-radiador-parte-1/.

Etiquetas:

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *