agosto 13, 2022 03:11

La Guardia Civil hace frente en fin de año a una “intensa noche” en la valla por acercamientos de grupos de marroquíes

Los grupos avistados oscilaban entre los 30 y los 50 magrebíes, que han obligado a mantener el despliegue aunque finalmente no llegaron a tocar el vallado porque fueron rechazados por las fuerzas marroquíes

Las fuerzas de seguridad de España y Marruecos han evitado a lo largo de la Nochevieja la entrada de grupos de entre 30 y 50 migrantes, en una jornada de «gran presión migratoria», como viene ocurriendo todos los años por estas fechas, en la que personas en situación irregular intentan aprovechar una supuesta relajación en la vigilancia en ambos lados de la frontera por el cambio de año, relajación que no se ha producido. Estas personas, no obstante, no llegaron a tocar el vallado porque fueron rechazadas por las fuerzas de su país, sin poder escalar la alambrada.

Los agentes del Instituto Armado han tenido que hacer frente a una «intensa Nochevieja», en la que se han producido acercamientos de grupos de migrantes de origen magrebí «desde el atardecer, toda la noche».
Según han informado a este periódico fuentes de la Guardia Civil, sus efectivos han estado en alerta toda la madrugada, porque se trata de una jornada, junto con Nochebuena y otras festividades como las pascuas musulmanas de Aid El Kebir y Aid El Fitr, en la que están previstas estos acercamientos por parte de inmigrantes que creen que habrá menor vigilancia en ambos lados de la valla, tanto español como marroquí.
Sin embargo, la coordinación y actuación de la Guardia Civil y las fuerzas de seguridad marroquíes han neutralizado los intentos, no llegando a producirse ningún acceso irregular, porque ya en terreno marroquí fueron rechazados «sin tocar el vallado».
Los grupos avistados oscilaban entre los 30 y los 50 magrebíes, que han obligado a mantener el despliegue en los nueve kilómetros de fronterizo que separa Melilla de Marruecos «durante toda la Nochevieja», han subrayado las citadas fuentes.
La anterior intentona, en un mes de diciembre de gran presión migratoria, se produjo el pasado miércoles 29, cuando un total de 13 agentes de la Guardia Civil resultaron heridos mientras participaban en el dispositivo que evitó la entrada en la ciudad de unos 500 subsaharianos durante la madrugada, repartidos en dos grupos de 400 y 100, en los que los migrantes emplearon «una violencia extrema» a través de la utilización de palos, garfios y piedras.
Los agentes en territorio nacional, apoyados por las fuerzas de seguridad de Marruecos al otro lado de la valla, consiguieron que ningún migrante pasara a la ciudad autónoma.

Según ha informado a Europa Press un portavoz de la Delegación del Gobierno, la presión en el perímetro fronterizo de Melilla de estos días se ha mantenido a lo largo de esta esta madrugada. Así, pasados unos minutos de las 4,00 horas, se ha producido un intento de entrada de unos 400 subsaharianos por las inmediaciones del Barrio Chino.

La citada fuente ha destacado que se han activado todos los medios y efectivos de la Guardia Civil, incluyendo el helicóptero, y se ha requerido la colaboración de la Policía Nacional y de la Policía Local.

Asimismo, sobre las 6,30 horas, un grupo

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas