Escribe para buscar

Local

La fusión entre Ejército y Pueblo en Melilla es un hecho innegable

Compartir

Un año más se ha celebrado la Pascua Militar, pero como ya ocurrió en 2021, en esta ocasión también se ha visto marcada por las restricciones por la crisis sanitaria del covid-19 que sufrimos desde marzo de 2020. Aun así, sin público y sin parada militar, se ha podido desarrollar este evento que, como es tradicional, ha servido de balance del año que ha terminado y de objetivos del próximo por parte del comandante general, José Miguel de los Santos.

El público no ha podido acudir como medida de precaución, pero aun así los melillenses comprenden las razones de esta situación y apoyan a sus hombres y mujeres, aunque no puedan estar a su lado. Porque la fusión entre Ejército y Pueblo en Melilla es un hecho innegable desde prácticamente su existencia. 

Las Fuerzas Armadas en nuestra ciudad su nutren en su mayor parte de melillenses, que forman la base del estamento militar. La población, asimismo, siente un gran cariño y admiración por un cuerpo que está ligado a la historia de Melilla y que, en una ciudad como esta, con una importante presencia de soldados, se hace aún más evidente. 

Esta unión ya quedó patente con la placa que hace unos años entregó la Ciudad Autónoma en nombre de todos los melillenses, para ser expuesta en la fachada de la Comandancia General, en la que se recalcaba la fusión entre lo castrense y lo civil.

Por segundo año no hemos podido disfrutar del desfile del 6 de enero por el centro de la ciudad, pero sí tenemos la esperanza de que el próximo año, en 2023, ya podremos hacerlo, signo de que hemos superado lo peor de la crisis del coronavirus.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *