La Ciudad ofrece nuevas ayudas a empresas y autónomos por crear o mantener el empleo en la pandemia

La subvención será de hasta 1.000 euros al mes por trabajador a jornada completa que haya mantenido en la plantilla, y de 800 euros al mes por cada uno que haya sido contratado.- Para los autónomos, la ayuda podrá ser de hasta 3.000 euros

La Ciudad Autónoma de Melilla ha abierto una nueva línea de ayudas para las empresas y autónomos de Melilla que durante la pandemia del coronavirus hayan mantenido o creado puestos de trabajo. El Boletín Oficial de Melilla (BOME) publicó ayer las bases de esta nueva convocatoria, que deja fuera de las ayudas a “aquellos trabajadores que se encuentren en situación de ERTE, ERE o similar” y a los solicitantes que se hayan dado de baja en el IAE durante el periodo de la convocatoria.

Estas nuevas ayudas equivalen al Salario Mínimo Interprofesional para 2022 multiplicado por los meses establecidos en la convocatoria como periodo determinado.


Por mantener en la plantilla a trabajadores a jornada completa, la Ciudad Autónoma ofrecerá una ayuda máxima de mil euros al mes por cada uno de ellos. La subvención será algo inferior en el caso de la creación de empleo, 800 euros al mes por cada trabajador a jornada completa contratado. En ambos casos, la cuantía de la ayuda será mayor en el caso de los que tengan contrato indefinido.


De este modo, la Ciudad Autónoma sufraga los costes laborales de las personas trabajadoras, incluido el salario y la Seguridad Social, a cargo de la empresa.


También habrá ayudas para los trabajadores por cuenta propia, como los autónomos y mutualistas, autónomos colaboradores y dados de alta en su régimen correspondiente de la Seguridad Social y los administradores o miembros del Consejo de Administración que por normativa deban de estar de alta en el RETA y que perciban una remuneración de la entidad de forma regular. En estos casos, de acuerdo con las bases, obtendrán una cuantía máxima de ayuda de 3.000 euros.

Un 20 % menos
Para aquellos solicitantes cuyo importe total de Ingresos de explotación o importe neto de la cifra de negocios sea superior en el año 2021 respecto al 2019, la Ciudad Autónoma reducirá en un 20 % la cuantía total de la ayuda que le corresponda. Lo mismo aplicará a aquellos solicitantes cuyo resultado neto contable sea positivo en el ejercicio 2021.


Además, el importe máximo por beneficiario no podrá exceder la cantidad de 100.000 euros, aclara la Ciudad Autónoma en las bases publicadas.

El empleo, “el principal recorte que ha usado el empresario”

La Administración local justifica la necesidad de estas ayudas porque la crisis económica derivada de la pandemia continúa, afectando a las ventas de empresas y autónomos por las limitaciones establecidas por las autoridades, como cierres, reducción de aforo, cierre perimetral, etc.
Estas medidas, señalan las bases, han afectado al empleo, “el principal recorte que ha utilizado el empresario a fin de seguir desarrollando su actividad”, por lo que “el trabajador es el más afectado por dichas restricciones”.


De ahí esta nueva línea de ayudas, que viene a paliar la reducción de ayudas del Estado como los ERTE y las ayudas a autónomos con ceses de actividad, lo que ha “abocado a muchas empresas a destruir aquellos empleos que ven que con sus ingresos son imposibles de mantener”. “En el caso de Melilla esta destrucción de empleo se ha visto aumentado con el cierre fronterizo que se ha visto ampliado igualmente por la crisis sanitaria”, agrega.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas