La Ciudad le pide a Nuestra Señora la Virgen de la Victoria “su protección y amparo” para los melillenses en su día

La solemne misa en honor a la patrona estuvo presidida por el vicario episcopal Eduardo Resa

Melilla celebró este jueves con gran devoción el día de Nuestra Señora la Virgen de la Victoria, Patrona Coronada desde el 3 de febrero 1756 y Alcaldesa Perpetua de la Ciudad desde 1998, con una solemne misa que tuvo lugar en la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús presidida por el vicario episcopal de Melilla, Eduardo Resa, y a la que acudieron destacadas autoridades políticas, militares y civiles.

Entre estas autoridades se encontraban el presidente de la Ciudad, Eduardo de Castro; la vicepresidenta local, Gloria Rojas; la consejera de Cultura, Elena Fernández Treviño; la de Salud Pública, Políticas Sociales y Bienestar Animal, Paqui García Maeso; la de Hacienda, Dunia Almansouri, la del Menor y Familias, Cecilia González; así como la delegada del Gobierno, Sabrina Moh, y el comandante general de Melilla, Luis Sáez Rocandio, o el diputado local de Vox, Javier Da Costa, entre otros.


En el momento del ofrecimiento, el presidente de la Ciudad, Eduardo de Castro, le pidió a la patrona «amparo y protección» para todos los melillenses tras dos duros años de pandemia del covid-19. «Aliéntanos, señora, la esperanza, y haznos ver que la unión entre diferentes es el camino que nos acercará al futuro de esta tierra», pronunció.

A la misa acudieron destacadas autoridades políticas y militares

Ofrenda floral y juramento
Posteriormente, se realizó la tradicional ofrenda floral a la patrona por parte de las Casas de Melilla en Castilla y León, Málaga, Ceuta y Aragón, ‘las Damas de la Victoria’ en Valencia, la Comunidad Hindú de Melilla, la delegada del Gobierno, el comandante general de la ciudad, y el jefe del Ejecutivo local.
Para finalizar, y tal y como manda la tradición, los presentes en la misa realizaron el juramento para mantener a la Virgen de la Victoria como patrona de Melilla.

Momento de la ofrenda floral a la Patrona de la Ciudad

Un encuentro “cálido”
En su alocución, el vicario episcopal, Eduardo Resa, solicitó a la patrona que “nuestro encuentro con ella trascienda a la dimensión estética”, a los aspectos “sentimentales, folclóricos y costumbristas”, así como que dicho encuentro “no se quede en la superficie de los sentimientos”, sino que se realice en “la ofilia de nuestros corazones”. “Que sea un encuentro cálido con ella, que es la madre y la medianera, y que tenga una resonancia en nuestra vida cristiana haciéndola más viva, más dinámica, más eucarística, fraterna, más orfanal, más apostólica y comprometida”, resaltó.


Por otro lado, afirmó que “les preocupa” la sequía que padece España, los incendios que han arrasado miles de hectáreas este verano en muchos municipios, las restricciones energéticas, la pandemia y sus secuelas, la pobreza, el paro juvenil, el “drama de la inmigración”, la guerra en Ucrania, la situación en Nicaragua y la de “tantos cristianos perseguidos” en el mundo y la “creciente rivalidad estratégica entre las grandes potencias” mundiales.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas