La Ciudad abre expediente sancionador contra la empresa ‘Atlas’ por la venta de botellas de butano en gasolineras que incumplen la ley

Miembros de la Asociación de Distribuidores de Gas Butano de Melilla denuncian que algunas gasolineras de la ciudad no cumplen la normativa vigente en cuanto a ubicación, distancia de seguridad y almacenamiento adecuado de las botellas

La Ciudad Autónoma ha iniciado un periodo de información previa para dilucidar sobre la apertura de un expediente sancionador contra la empresa ‘Atlas-CEPSA’ por “infracción de la ley”, debido a que en algunas de las estaciones de servicio de Melilla en las que se venden bombonas de butano “no cumplen la normativa vigente” en cuanto a ubicación, distancia de seguridad y almacenamiento adecuado de las botellas, que tienen que ir en jaulas.
Dicho procedimiento de apertura de expediente sancionador se ha puesto en marcha después de que varios miembros de la Asociación de Distribuidores de Gas Butano de Melilla presentaran un escrito en la Ciudad denunciando estos hechos.

“Cuando se le ha abierto expediente sancionador es porque la Ciudad Autónoma ha visto que se ha cometido alguna infracción”, señalan al MELILLA HOY, apuntando que dichos incumplimientos suponen una falta grave de hasta seis millones de euros por surtidor.


“Tú tienes que poner en la estación de servicio una documentación y una puesta del servicio que tienes que comunicar a los organismos oficiales, en este caso a la Ciudad Autónoma. Y te dice la ley de que, una vez puesta en servicio, tienes 30 días desde la puesta en servicio para presentar toda la documentación de que eso está en funcionamiento”, explican pormenorizadamente, agregando que en enero de 2012 la empresa tendría que haber presentado toda la documentación a la Ciudad Autónoma, una labor que, según apuntan, no han realizado.

Una revisión cada dos años
Además, afirman que la normativa señala en uno de sus apartados que, una vez presentada la documentación y puesto en funcionamiento los centros de almacenamiento, cada dos años tiene que revisarlo un organismo de control autorizado (OCA), que emitirá el certificado de revisión a su titular y remitir “una copia al organismo competente de la Ciudad, que es la Oficina Técnica de Industria.

“Industria tiene que tener constancia que cada dos años se ha hecho esa ITV. Si hubieran hecho eso, no hubieran interpuesto esa denuncia hacia ellos”, razonan.
No obstante, dejan claro que ellos no están en contra de la venta de botellas de butano en las estaciones de servicio de la ciudad, sino que deben venderse en aquellas que cumplan la normativa vigente.

“Nos han invitado a irnos”
Por otro lado, aclaran que dejaron de prestar el servicio de distribución de botellas en la ciudad a finales de 2022 porque, tal y como aseguran, la empresa les “ha estado asfixiando” económicamente desde febrero de 2020 con las nuevas condiciones laborales que les han estado imponiendo después de que sus abogados les recomendaran que no firmasen el nuevo contrato de arrendamiento con la empresa para la realización del servicio por sus condiciones “leoninas”.


“Cuando llega todo el follón por no firmar el contrato, comienzan los recortes”, relata a este Diario uno de los miembros de la entidad, que afirma que en 2018 la empresa les autorizaba al reparto de botellas de butano “en ruta” -a domicilio- para los clientes abonados hasta que, debido a no aceptar el nuevo contrato, les empezaron a limitar en la venta del número de botellas solo por pedido telefónico y a imponerles un horario de distribución, obligándoles a estar en una situación de “falsos autónomos”.


Los miembros de la asociación presentaron un escrito ante la empresa denunciando las limitaciones que les habían impuesto, ya que aseguran que desde que empezó la actividad “nunca se les ha limitado la actividad del reparto en ruta”, a lo que la empresa les respondió que, en base al apartado séptimo del contrato de servicio de transporte en vigor “no hemos variado la forma de prestar los mismos según Anexo 1 Manual de Procedimiento acordado entre ambas partes”.


MELILLA HOY ha tenido acceso al manual al que hace referencia ‘Atlas’ y se compone únicamente de un folio en blanco en el que simplemente aparece en la parte superior ‘Anexo 1 Manual de Procedimiento’. “Se están riendo de nosotros”, critican.

Un comentario

  1. Que poca vergüenza tienen estos despechados, ladrones, corruptos que ahora que han perdido su mina de oro se ponen a estorbar a los que de verdad quieren trabajar, ellos, los antiguos distribuidores, pagaban mal a sus trabajadores, robaban a los ancianos botellas enteras de butano, vendían a cualquier persona aun sin tener contrato ni medidas de seguridad y es ahora cuando denuncian presuntas irregularidades en establecimientos legales y con los permisos pertinentes para dicha actividad. Espero que la gente sepa como son los mentirosos estos y sobretodo J. L. Cornudooooooo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ADVERTENCIA LEGAL: MELILLA HOY no secunda ni corrobora los artículos de opinión ni las manifestaciones expresadas en los comentarios de opinión de la web de este diario y sus respectivas redes sociales, y en consecuencia, no se hace responsable del contenido de los mismos.

Relacionado

Noticias Relacionadas

Esclavos de Hacienda

Ese es el acertado título de un artículo de Isabel San Sebastián en ABC, el 31/1. Habla de “expolio”; de “dirigentes adictos a gastarse nuestro

¿Todavía no eres Premium?

Disfruta de todas
las ventajas de ser
Premium por 1€