Escribe para buscar

Local

La Asociación del Taxi afirma que el cierre fronterizo provocó una reducción de la clientela del 80%

Compartir
Taxis en Melilla

Hussein Nimum, presidente de la asociación, confirma el “mal momento” por el que están atravesando

Karim, uno de los taxistas pertenecientes a la asociación, asegura que la frontera era un “pulmón” en ese sentido, y confía en que las aparente “buenas relaciones” que han despertado de nuevo entre España y Marruecos encaucen la situación y se cambie el sistema de la frontera. “Sabemos que la frontera no va a volver a ser la de antes. Va a ser una frontera con unas normativas, más moderna que es lo que le interesa también a Marruecos, y esperemos que eso siga funcionando como antes para que podamos respirar un poco más”, afirma esperanzado.

Además del cierre fronterizo y la pandemia, Karim señala también como desventaja la cancelación por segundo año consecutivo de la Operación Paso del Estrecho, un  asunto “muy importante” para ellos..

“La Operación Paso del Estrecho son todos los inmigrantes marroquíes que vuelven a su país de origen, y la inmensa mayoría vuelven por Melilla. Por lo que tenemos a una naviera saturada de gente, a la aerolínea que viene cargada también, y eso se nos ha desaparecido. No existen”, lamenta Karim, quien asegura que en los servicios de los barcos de la mañana como en los de la tarde eran muy importantes.

“Esta operación no se limita solamente a los que pasan por Melilla. Hay muchos que vienen en coche y otros a pie. Todos los que vienen a pie utilizan el taxi”, asegura Karim, quien explica que el trayecto que se sigue es del puerto a la frontera, del aeropuerto a la frontera y viceversa. A la vuelta de la operación cogen los taxis desde la frontera hacia el puerto o el aeropuerto.

“Hay eso hay que sumarle también que esta gente está más acostumbrada a un sistema de vida más europeizado. Por lo que aguantan en Marruecos dos días y al tercero los tenemos aquí en Melilla consumiendo hostelería, tienda o transporte público, ya sea taxi o autobús, y el mes ese que están aquí eso se convierte en un dinero importante, porque están de vacaciones y vienen a gastar dinero”, argumenta Karim.

Aboga por tener un plan alternativo para no depender en exceso de la frontera

Con respecto a cómo afronta el sector que no vaya a haber una Feria tradicional por segundo año consecutivo, Karim dice que al menos “se confía” en el formato que han diseñado desde la Consejería de Festejos para este año.

“Nosotros nos agarramos a un clavo ardiendo. Aunque yo lo que más confiaría ahora mismo animaría al Gobierno (local) para intentar cambiar de alguna manera el enfoque de la Ciudad para que no esté siempre mirando a la frontera. Debemos tener un Plan A y un Plan B, y si conseguimos que ambos funcionen mejor, porque si perdemos el Plan A que es la frontera, siempre puede haber un Plan B que nos puede sacar de apuros. Pero como siempre hemos tenido un Plan que es la dependencia de la frontera, cuando nos falla nos quedamos mirando al cielo y no tenemos nada”, arguye.

En ese sentido, confía en que los gestos que últimamente se están dando entre España y Marruecos se encaminen en la buena dirección y acerquen posturas para  recuperar las buenas relaciones entre ambos países, lo cual puede resultar beneficioso para la frontera.

“España y Marruecos están condenadas a llevarse bien por muchas razones. Tienen muchos vínculos entre ellos, aparte de la economía de esta Ciudad, y confiamos en que la cosa vaya a buen puerto y que vuelva a estar la cosa restablecida como antes”, opina Karim, quien asegura que la situación por la que está atravesando el sector del taxi en Melilla es igual que la del resto de España, con la “salvedad” de que en la Península en un futuro con el covid “irá mejorando todo y volverán a la normalidad”, mientras que Melilla afronta dos problemas: el covid y la frontera.

Se muestra favorable a la peatonalización de las calles

Con respecto a esta cuestión, Karim cree que hasta le daría “más vida al centro” de la ciudad. “Si yo estoy paseando por la avenida y puedo pasar tranquilamente, qué mejor sitio que la calle principal para ir a la cafetería a tomarme algo o comer por allí”, valora Karim, quien cree que al final “todo es cuestión de acostumbrarse”. “Desde el punto de vista de nuestro sector, posiblemente a la gente en algún momento apuesta por coger un taxi para ir al centro que coger su coche. ¿Qué conseguimos con eso? Que tengamos un respiro a nivel económico y que la gente invierta más en nosotros, y luego dejamos de cargar a la ciudad de todos esos vehículos que no van a ninguna parte, sino que empiezan a dar vueltas y no buscan nada”, resuelve.

Etiquetas:

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *