Escribe para buscar

Economía

La Asamblea aprueba los Presupuestos de la Ciudad para 2022, que no logran el respaldo de PP y Vox

Compartir
Asamblea de Melilla

El Gobierno subraya la importancia de dichas cuentas, a las que describe como las “más grandes de la historia” de la ciudad. -La oposición, por su parte, habla de “endeudamiento” a los melillenses y “despilfarro” del dinero público

El Pleno de la Asamblea aprobó ayer por mayoría los Presupuestos de la Ciudad para 2022 con los 13 votos a favor de CPM (7), PSOE (4), De Castro y el diputado no adscrito, mientras que PP (7) y Vox (1) votaron en contra de dichas cuentas. El Gobierno local justificó la necesidad de que los presupuestos salieran adelante al considerarlos como “los más grandes de la historia” de Melilla con una dotación de 362 millones de euros, un 11,5% más que el año actual, que irán destinados a “crear empleo” y “crecimiento” mediante una serie de inversiones y proyectos que fueron desgranando varios miembros del Ejecutivo en sus intervenciones. “Va a suponer un acicate para la economía melillense”, afirmó el consejero de Medio Ambiente, Hassan Mohatar.

Entre los principales proyectos que expusieron durante el debate se encuentran los bonos de descuentos para personas no residentes, la creación de un pabellón universitario, la ampliación del Campus de Melilla, la remodelación del edificio de Correos, de la Plaza de España, o la construcción de una nueva escuela de Educación Infantil y de un parque tecnológico o el derribo del Acuartelamiento de Santiago, entre otros muchos.

“Este presupuesto busca un nuevo modelo económico y social de Melilla, cuya situación ya era muy mala en 2019. Melilla estaba agonizando en 2019. Y cuando este Gobierno toma posesión la primera decisión que toma es la de elaborar un proyecto a corto, medio y largo plazo”, explicó la consejera de Hacienda, Empleo y Comercio, Dunia Almansouri, quien indicó que con estas cuentas “están marcando objetivos” y creando “cimientos firmes” para ese cambio económico y social de la ciudad. Asimismo, tachó la postura que mantuvo el PP durante el debate de los presupuestos como “anti-Melilla”.

“No han tenido tiempo para Melilla ni para los ciudadanos melillenses. No han hecho ni una sola propuesta”, criticó Almansouri, quien les reprochó a los populares que “lo único que les importa es volver a gobernar sin importarles en todo este tiempo ni la situación crítica” que vive Melilla.

“No tienen humildad”

El diputado popular, Juan José Imbroda, aseguró por su parte que estos presupuestos “no mejoran Melilla en nada” y que solo sirven para “inflar a subvenciones como nunca” a organizaciones y ONGs que atienden a jóvenes y menores inmigrantes extutelados. “Muchas subvenciones sin ton ni son, inversiones disparatadas, y no hay ningún billete barato porque con 800.000 eros no se va a ningún lado. Nosotros hicimos 70.000 billetes baratos a 50 euros a Málaga y a 100 euros a Madrid y los barcos a 24 euros para no residentes ida y vuelta”, detalló Imbroda, quien consideró que con estas cuentas “se ha perdido el tiempo” y una “gran ocasión” para que Melilla se recupere y crezca.

“No se gasten ustedes el dinero en cosas absurdas el dinero de los melillenses y baje el IBI para que todos los ciudadanos tengan la posibilidad de cobrar el dinero”, criticó visiblemente airado el diputado popular, que explicó que el desempleo está bajando en la ciudad porque hay “muchísimos menos” afiliados a la Seguridad Social.

“Ustedes no están trabajando para Melilla, sino para otra cosa. CPM trabaja para lo suyo, para intentar captar sus votos, y los del PSOE no se enteran”, añadió, afirmando que son los presupuestos “más endeudados del mundo” con un 111% más de deuda viva a final del ejercicio y una anualidad de 27 millones de euros. “Cada ciudadano melillense, hasta los niños de pecho, se ha endeudado en unos 1.400 euros”, calculó, asegurando que, debido a este endeudamiento, no se podrá hacer el presupuesto de 2023 si no se va a la intervención del Ministerio de Hacienda porque las medidas anuladoras de los límites de estabilidad “van a acabarse. “Menos sacar pecho y más humildad, porque no tienen humildad”, remachó.

“Somos solventes”

Almansouri contestó a Imbroda que el Ejecutivo local puede pagar la deuda porque “somos solventes”. “Claro ejemplo de que podemos pagar la deuda es que los bancos nos han prestado el dinero a un 0% de interés porque bajan los gastos financieros, que son los intereses. El capítulo de intereses  bancario ha bajado en un 15% que es al final lo que le importa al ciudadano melillense”, explicó la consejera, quien señaló que el Gobierno cumple con los “objetivos de estabilidad” marcados en la Ley Presupuestaria, y que tienen un 60% de margen en la deuda viva.

“Estamos en un 49% de deuda y esta administración no tiene déficit”, apostilló al final.

Despilfarro

El diputado de Vox, Javier Da Costa, justificó su rechazo a los presupuestos por ser “los más caros de la historia de Melilla” y con “más despilfarro”. “No tiene sentido que suba un 12% el presupuesto para 2022 cuando han reconocido que en el ejercicio de 2021 han reconocido que sobraron fondos”, indicó Da Costa, quien criticó el incremento en las subvenciones nominativas a entidades “desconocidas” y “extrañas que surgen como setas” y que, según aseguró, “algunas no son ni de Melilla”, así como las subvenciones a los sindicatos.

“Están sentenciando a Melilla y endeudándola. Lo que queda claro es que no les importa Melilla, porque en 2023 no estarán en el Gobierno y este marrón se lo comerán otros”, sentenció.

Tensión durante el pleno después de que Vox dijera que el tamazight no es una lengua española ni está en la Constitución

El Pleno de la Asamblea vivió un momento tenso y cargado de polémica cuando, durante la intervención del diputado de Vox, Javier Da Costa, acerca de los presupuestos de la ciudad para 2022, este respondió a la consejera de Hacienda, Dunia Almansouri, que “no hace falta defender al tamazight porque no es una lengua española ni está reconocida en la Constitución”. “Está reconocida en la Constitución marroquí. Si la quieren defender, defiéndanla allí. No hace falta destinar ningún dinero a defender el tamazight”, afirmó, desatando inmediatamente la indignación entre las filas del Gobierno, sobre todo de CPM, cuando la viceconsejera de Vivienda y Línea Verde, Yonaida Sel-lam, acusó a Da Costa de no tener “vergüenza”. “Esa lengua está recogida en el Estatuto (de Autonomía)”, contestó tajante Sel-lam, mientras el presidente de la Ciudad, Eduardo de Castro, intentó calmar la situación llamando al orden.

Imbroda califica de “absurdo” y “antidemocrático” el reparto del tiempo de intervención: “Son 40 minutos del Gobierno contra 10 minutos para el PP”

El diputado del PP en la Asamblea, Juan José Imbroda, denunció el reparto del tiempo de intervención de los grupos en el debate de los presupuestos. “Son 40 minutos contra 10 minutos. Eso es absurdo y antidemocrático. Cuando estábamos en el Gobierno solo había un grupo en el Gobierno y ahora hay tres grupos y medio”, criticó, afirmando que “no tienen tiempo” para responder ni defenderse.

El consejero de Medio Ambiente, Hassan Mohatar, respondió que cuando estaba en la oposición eran dos turnos y ellos tenían uno como grupo de la oposición. “Es la democracia”

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *