Juan Marín propone que el Estadio de La Cartuja lleve el nombre de Javier Imbroda: «Estaba muerto y él lo resucitó»

Javier Imbroda salió de la cantera del Colegio La Salle de Melilla (Foto MELILLA HOY)

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, ha lanzado públicamente la propuesta de que el Estadio de La Cartuja de Sevilla lleve el nombre del recién fallecido Javier Imbroda, consejero de Educación y Deporte en el momento de su muerte y exseleccionador nacional de baloncesto.

Juan Marín ha animado a las «instituciones» implicadas a que «piensen» en esa posibilidad de nombrar el Estadio de La Cartuja como Javier Imbroda, porque ese recinto «estaba muerto» y el consejero de Deporte «lo resucitó», según ha puesto de relieve el vicepresidente en la rueda de prensa posterior a la primera reunión del Consejo de Gobierno tras el fallecimiento de Imbroda.

Precisamente esa ausencia y la cercanía de la defunción han convertido en muy «especial» esta reunión del Consejo de Gobierno, que ha guardado un minuto de silencio en recuerdo del consejero fallecido, al que Juan Marín ha dedicado sus primeros minutos de comparecencia ante la prensa junto al consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Ejecutivo andaluz, Elías Bendodo.

Muy emocionado, Marín ha señó que para él ha muerto un «hermano» que transmitía «energía» a todos los integrantes del Consejo de Gobierno, a quienes «ayudaba a solucionar cualquier problema desde una mirada honesta, solidaria, positiva».

«Nadie como tú, amigo, tan generoso en el día a día político», ha proclamado el vicepresidente, a quien se le ha quebrado la voz mientras recordaba a Imbroda.

Accede a todas las noticias completas y a nuestro contenido exclusivo suscribiéndote a Melilla Hoy Premium.

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas

¿Un día histórico?

Gran iniciativa la del Instituto de Enseñanza Secundaria Rusadir con su Olimpiada de Historia de Melilla entre sus alumnos y su deseo de promover el