Escribe para buscar

Administraciones Públicas

Jesús Delgado Aboy ejerce la presidencia de Promesa sin la compatibilidad con su trabajo en el hospital

Compartir
Imagen de Jesús Delgado Aboy

Así lo apuntan fuentes de la oposición, que subrayan que “el Gobierno de la transparencia desconoce que en el Portal de la Transparencia no viene publicada la autorización de compatibilidad” de Jesús Delgado Aboy para estar al frente de Promesa

Jesús Delgado Aboy no ha solicitado la autorización a la administración pública en la que ejercer su labor como médico para compatibilizar su puesto de trabajo de otorrinolaringólogo del Hospital Comarcal de Melilla con la presidencia de la sociedad pública Proyecto Melilla S.A. (Promesa), según han informado fuentes de la oposición, después de consultar el Portal de Transparencia de la Ciudad Autónoma de Melilla. El diputado tránsfuga, que ejerce por las mañanas en el centro sanitario melillense, además no podría recibir autorización para compatibilizar el cargo en Promesa en las horas de trabajo “porque no existe la compatibilidad horaria” en la administración pública, han añadido las citadas fuentes, con lo que su ejercicio del cargo en la sociedad de creación de empleo, en caso de lograr el permiso, se vería limitado para las tardes o los fines de semana.

A su juicio, ejercer una responsabilidad sin la correspondiente autorización administrativa en forma de compatibilidad, es considerado en el seno de las administraciones públicas como “una falta muy grave”, tanto para el sujeto pasivo como el activo.  En este sentido, han indicado que tan responsable es el propio funcionario que no ha solicitado y obtenido la compatibilidad como quienes hayan permitido su nombramiento, comenzando por el secretario general que ha dado validez a su elección como presidente de Promesa y aquellos que han propiciado con su voto su nombramiento al frente de una sociedad que maneja un presupuesto anual que supera los 1.372.205 euros

Para las citadas fuentes, la compatibilidad es necesaria independientemente de que cobre un salario o no, por lo que afirman que Jesús Delgado no podrá aducir que de momento no tienen un emolumento asignado porque la compatibilidad es imprescindible dado, además, que para el ejercicio del cargo de diputado de la Asamblea no es necesario ser presidente de una sociedad pública.

¿Quién ha pagado el viaje a Ceuta?

Asimismo, han preguntado si el reciente viaje que ha realizado a Ceuta en calidad de presidente de Promesa para visitar a la sociedad de empleo caballa ha sido pagado con fondos públicos, cuántos días ha durado el mismo, por qué ciudades ha pasado y en cuántos hoteles ha estado hospedado para realizar el desplazamiento, cuántas comidas y desayunos se han pagado a cargo del erario público, si ha ido solo o acompañado por personas ajenas a Promesa, y si ha hecho esta visita en horario de trabajo como médico del Hospital Comarcal de Melilla.

Al respecto, han llamado la atención que “el Gobierno de la transparencia desconoce que en el Portal de la Transparencia no viene publicada la autorización de compatibilidad” de Jesús Delgado Aboy para estar al frente de Promesa. También han advertido que la delegada del Gobierno en Melilla, Sabrina Moh, como responsable de la administración general del Estado y por tanto del centro sanitario, tiene conocimiento de esta situación y, en su caso, por qué la permite.

El actual diputado tránsfuga fue elegido el 9 de agosto con los únicos votos a favor de Coalición por Melilla (CPM), ya que su socio, el PSOE, votó en contra y el PP, que es mayoritario en la Asamblea y el Consejo de Administración, se abstuvo.

Jesús Delgado Aboy ha votado de manera afín al Gobierno melillense en prácticamente todos los asuntos tratados desde que no representa a ningún partido en la Asamblea. Hay que recordar que fue expulsado de Vox en enero de 2020 y, al negarse a entregar su acta de diputado, pasó a ser designado diputado no adscrito, provocando la pérdida del grupo parlamentario Vox, que pasó de tener dos diputados a solo uno.

Desde diciembre del año pasado, Delgado Aboy forma parte del Consejo de Administración de Promesa como uno de los representantes de CPM, partido que justificó esta decisión como “agradecimiento” a su apoyo a cuestiones como los Presupuestos Generales de la Ciudad Autónoma de 2020 y su posterior modificación por la pandemia.

Delgado Aboy presentó el 21 de enero de 2020 su dimisión como máximo responsable de Vox en Melilla “por razones personales”, después de llevar unos días en el foco de la prensa nacional tras filtrarse un audio en el que afirmaba que le daba “la única sensación” de que Vox se había creado “para el lucro de cuatro o cinco personas, que son la cúpula”. Días después, Vox destituyó a Jesús Delgado Aboy, lo expulsó del partido y pidió su “inhabilitación para desempeñar cargo o función en el partido y/o en representación de éste”.

Etiquetas:

También podría gustarte

Deja un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *