Imbroda pide a los melillenses que apoyen la Semana Santa acompañando a las cofradías

El presidente regional del PP y senador, Juan José Imbroda, ha pedido a los melillenses que apoyen la Semana Santa de la ciudad acompañando en la calle a las cofradías en sus procesiones, ya sea en la salida o en el itinerario, para dar “una inyección de moral a tanta gente que está trabajando todo el año”.

En declaraciones a los periodistas, Imbroda subrayó que, gracias a esa labor de quienes componen las cofradías, es posible que Melilla tenga una Semana Santa con “magníficos pasos procesionales” a la altura de la que pueda haber en otros lugares como “Almería, Antequera o Málaga, guardando las distancias”.
Imbroda puso de relieve esa labor, que ha permitido que en Melilla se celebre la Semana Santa desde hace más de 300 años, algo “muy difícil y complejo” en una ciudad como esta, que “no tiene los recursos suficientes” como pudiera haber en otros lugares, y, sin embargo, saca a la calle pasos todos los días.
Unos pasos, subrayó, “llenos de gente joven que empuja y quiere vivir la Semana Santa”, como pudo corroborar este Domingo de Ramos, en la procesión de la Pollinica, en la que “no había ningún hueco para ponerse de portador de los tronos”, lo que calificó como “muy hermoso”.
Imbroda pide ese apoyo de los melillenses porque “hay que guardar las tradiciones” y la Semana Santa “es una tradición cultural importante”, pero también porque las cofradías, además de las procesiones, realizan “un trabajo encomiable durante todo el año” con una labor social importante, caritativa y humanitaria.

Ausencia del Gobierno
Respecto a la ausencia de miembros del Gobierno en la procesión de La Pollinica, Imbroda dijo que “no es ninguna novedad” porque “no han ido nunca”, algo que ha podido comprobar él mismo, que “todos los años” ha ido a presenciar la salida del templo de la primera procesión de la Semana Santa de Melilla.
“Si estoy pidiendo el apoyo de los melillenses a la Semana Santa, lo pido también a los responsables públicos”, señaló Imbroda al recordar que las cofradías “lo han pasado mal” por los problemas que ha habido en la Plaza de Toros al convertirla en un centro de acogida durante meses desde, prácticamente, el inicio de la pandemia.
Ello, además del deterioro ocasionado al inmueble, ha complicado la labor de las cofradías porque “han tenido problemas para poder disponer de sus enseres, de su patrimonio para poder organizarse”, no han podido ir hasta “el último minuto” y se le han puesto muchas pegas al llamamiento a los responsables públicos de que no ocurra más”.
“A esta gente hay que ayudarles porque hacen bien para toda la sociedad y el mensaje que llevan es de paz, solidaridad y caridad desde el punto de vista cristiano o no”, insistió Imbroda para reclamar que “les ayuden” y los responsables públicos “deben ir” para acompañarlos.

Mohatar dice que el Gobierno local no tiene por qué ir al no estar invitado

A preguntas de los periodistas, el vicepresidente segundo de la Ciudad Autónoma, Hassan Mohatar, justificó la ausencia de miembros del Gobierno en la Pollinica al señalar que, generalmente, no se les invita a las procesiones, salvo a la liberación del preso del Jueves Santo, y quienes van lo hacen “a título particular, independientemente de que seas presidente, consejero o lo que sea”.
Mohatar dijo que le parece bien que vayan a título personal, “pero es algo íntimo de cada persona, que puede ir o no”.
Por su parte, la viceconsejera de Incidencias y Línea Verde, Yonaida Sellam, puso en valor el trabajo “ilusionante y arduo” de las cofradías de Melilla, “especialmente tras la pandemia”, permitiendo que la Semana Santa “vuelva a inundar las calles de Melilla después de 1.085 días”. Destacó el trabajo de los servicios operativos para que los melillenses también puedan disfrutar de esta semana.

Deja un comentario

Relacionado

Noticias Relacionadas